Controles de alcohol y drogas podrían ser obligatorios para los camioneros

La DGT estudia su incorporación a la Ley de Seguridad Vial y la CETM pide que las empresas de transporte estén autorizadas a realizar controles aleatorios que puedan detectar el consumo de alcohol y drogas y la presencia de enfermedades como la apnea del sueño.

conductor de camión llegando a uno de los controles

Después que fueran detectados varios casos en los controles rutinarios que habitualmente realiza la Guardia Civil de Tráfico, las empresas de transporte murcianas integradas en la Federación Regional de Organizaciones Empresariales del Transporte (Froet) fueron las primeras en exigir a título particular los controles obligatorios de alcohol y drogas para sus conductores, una cuestión muy polémica y que a la vista del incremento de accidentes de tráfico la DGT también está dispuesta a poner sobre la mesa.

En la última campaña de inspección y control al menos 116 chóferes profesionales fueron sancionados por conducir bajo los efectos de alcohol y/o drogas, una circunstancia que dado el incremento de casos ha causado “alarma” en las autoridades. Por su parte, para las asociaciones de transportistas este tipo de comportamientos traslada a la sociedad una imagen negativa del transporte por carretera, un sector sometido a muchos controles y que por lo tanto es de los que mejor cumple con la normativa vigente en materia de conducción y seguridad vial, lo que en las estadísticas del año pasado se refleja en una reducción del 20% en la accidentalidad de camiones con respecto a 2016.

Ahora es la CETM, mayoritaria en el Comité Nacional, la organización que pide que las empresas de transporte estén autorizadas a realizar controles aleatorios de alcohol y drogas a sus trabajadores móviles, una medida a la que se oponen frontalmente los sindicatos y los representantes de los trabajadores, que por otro lado piden que dichos análisis se realicen también a los transportistas autónomos.

Con este objetivo la CETM propone modificar la actual Ley de Seguridad Vial para incorporar que los reconocimientos de riesgos laborales periódicos sean obligatorios para conductores profesionales y que además estas pruebas sirvan para detectar el consumo de alcohol y drogas y de otras patologías, como puede ser la apnea del sueño, por las cuales los chóferes no podrían renovar sus permisos de conducir.

Las empresas de transporte critican que con la actual situación es difícil diseñar políticas de prevención efectivas que sirvan para incrementar los niveles de seguridad vial, al tiempo que en su opinión se produce una situación de “inseguridad jurídica” dado que desconocen cuáles de sus conductores pueden estar incapacitados para ejercer su trabajo, además de ser responsables de los daños que esta circunstancia pueda generar.

banner comparador seguros motor vehiculos coches camiones y motos

Controles de alcohol y drogas podrían ser obligatorios para los camioneros

Sin categoría

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *