12 vehículos eléctricos que marcaron la historia de la automoción

Puede parecer que los coches eléctricos son algo del siglo XXI, pero la auténtica realidad es que la movilidad eléctrica se desarrolló al mismo tiempo en que nacían los motores de combustión, aunque estos últimos ganaron la carrera de la eficiencia. Te hacemos un repaso de los modelos de coches eléctricos que han marcado la historia.

Desde los inicios de la automoción la movilidad eléctrica ha estado presente. Tanto los motores eléctricos como los de combustión se desarrollaron de forma simultánea, pero estos últimos consiguieron mejores prestaciones en un plazo menor y de ahí su popularización.

A pesar de ello a lo largo de la historia han existido modelos de coches eléctricos que han supuesto un hito para la industria de la automoción. A continuación te hacemos un repaso por los 12 vehículos “cero emisiones” que hicieron historia:

1. Compañía de Vehículos Eléctricos Kriéger

En 1891 Louis Antoine Kriéger fundaba en París la Compañía de Vehículos Eléctricos Kriéger. Esta empresa comercializaba carruajes eléctricos de lujo que fueron los primeros en incorporar la frenada regenerativa.

Entre los eléctricos más famosos Krieger Brougham de 1904
Krieger Brougham de 1904

Llegaron a fabricarse más de cien unidades de algunos de sus modelos más famosos, como el Brougham, el Landaulette o el Electrolette. En 1909 la compañía cerró sus puertas.

2. Riker Electric Car

En 1989 Andrew Riker fabricó uno de los primeros coches eléctricos de la historia. Con este vehículo llegó a ganar alguna de las primeras carreras, como la prueba de la Exposición Universal de París de 1900. En aquella ocasión también recibió la Medalla de Oro a la Excelencia, el premio tecnológico más importante de la época.

Eléctricos Riker-Electric 1898

Pero además de coches, Riker también se atrevió a electrificar camiones y autobuses y llegó a crear uno de los primeros vehículos propulsados por gas.

3. La Jamais Contente

Con forma de torpedo La Jamais Contente fue un vehículo eléctrico fabricado con una aleación superligera. Su objetivo era tratar de batir el récord de velocidad establecido hasta la fecha.

La Jamais Contente
La Jamais Contente

El elevado puesto de conducción y el chasis inferior expuesto perjudicaban mucho a su aerodinámica, aunque con el piloto belga Jenatzy al volante fue el primer coche en superar los 100 km/h.

4. La Cuadra

En el año 1897 Emilio de la Cuadra Albiol fundaba en Barcelona la Compañía General Española de Coches Automóviles Emilio de la Cuadra. Dos años después presentaría su primer coche eléctrico con una autonomía que apenas alcanzaba los cinco kilómetros.

Placa La Cuadra

Ya en 1900 llegaría su segundo intento de fabricar un vehículo eléctrico. Esta vez sería un ómnibus de 5,5 metros de largo, 2,2 metros de ancho y 3 metros de alto y un peso de casi siete toneladas, al que se le habían incorporado dos motores eléctricos de 15 kW de potencia que le proporcionaban cerca de 43 CV, potencia suficiente para mover el autobús a 20 km/h y subir pendientes de hasta el 12%.

5. Lohner Porsche

Ferdinand Porsche fabricó su primer coche eléctrico en 1898 por encargo Jacob Lohner. El carrocero E.W. Hart quedó asombrado con el automóvil y realizó el primer pedido para utilizarlo como vehículo personal.

lohner porsche 1900 vista lateral
Lohner Porsche 1900

El primer Lohner Porsche estaba propulsado por un motor eléctrico de 3 CV, que posteriormente se aumentó hasta los 5 CV, y podía superar los 25 km/h. Su autonomía era de 80 kilómetros, una cifra muy elevada en aquella época.

Su diseño externo era una gran novedad y los propietarios podían personalizar al detalle su apariencia y, además, podían cambiar la carrocería en invierno y verano para adaptarla a las condiciones ambientales.

6. Woods Motor Vehicle Company 

Woods Motor Vehicle Company fue fundada por Clinton Edgar Woods, quien escribiría el primer libro sobre vehículos eléctricos. La empresa estadounidense se dedicaba a la fabricación de automóviles eléctricos en Chicago. Su actividad se prolongó entre los años 1899 y 1916.

Woods Stanhope

En 1904 crearon el modelo Woods Stanhope, un coche eléctrico con espacio para dos ocupantes que se vendió por 1.800 dólares. Los motores estaban situados en la parte trasera y generaban 2,5 CV de potencia. Ese mismo año también se comercializó el Woods Victoria, un carruaje eléctrico con el mismo motor que el Stanhope pero con transmisión de cuatro velocidades. Su velocidad máxima era de casi 30 km/h.

Ya en 1915, Woods Motor Vehicle Company desarrolló la Dual Power, el primer sistema de propulsión híbrido que combinaba motores de combustión con energía eléctrica.

7. Detroit Eléctrics

En 1907 abría sus puertas en Detroit, la meca del automovilismo de Estados Unidos, la empresa Detroit Electrics. Su época de mayor apogeo se produjo durante la Primera Guerra Mundial, cuando el aumento del precio de la gasolina y el temor a posibles restricciones hizo que la población apostase por vehículos eléctricos.

Detroit Electric de 1914
Detroit Electric de 1914

Detroit Electrics produjo cerca de 13.000 coches entre 1907 y 1939. La autonomía de sus vehículos rondaba los 130 kilómetros y podían alcanzar velocidades de hasta 32 km/h.

8. Société des Véhicules Electriques

La Société des Véhicules Electriques fue una compañía que se dedicó a la fabricación de camiones, buses y carros de carga eléctricos desde 1925. Bajo las marcas comerciales de Sovel o Vetra llegaron a producir miles de vehículos de este tipo.

Trolebús Vetra, de los eléctricos más importantes
Trolebús Vetra

En 1927 había contabilizados cerca de 6.000 camiones y furgonetas eléctricas de esta compañía en las carreteras de Nueva York.

9. CGE-Tudor eléctrico

A comienzos de la década de 1940 la Compagnie Générale d’Electricité, movida por las posibles restricciones a la producción de vehículos ocasionadas por la guerra, encargó a Jean-Albert Grégoire la creación de un pequeño coche con motor eléctrico.

El resultado fue el CGE-Tudor, obra de la Compañía de acumuladores Tudor y Paul Rapin, encargado de seleccionar el motor de corriente continua que permitiera la recuperación de la energía con la desaceleración. Grégoire batió el rector de distancia recorrida con una sola carga al cubrir la distancia que separa París de Tours a una velocidad media de 42 km/h.

10. L’Oeuf

Este huevo de aluminio y plexiglas fue obra de Paul Arzens. El L’Oeuf no solo tenía un diseño futurista, sus prestaciones también eran algo inimaginables para la época pues alcanzaba los 70 km/h y una autonomía de 100 km.

l´oeuf 1942 entre los vehículos eléctricos más importantes

Por desgracia este prototipo nunca llegó a comercializarse, aunque si supuso un hito en las historia de la movilidad eléctrica.

11. Pegaso Z 601

La crisis del petróleo generada por la Segunda Guerra Mundial supuso que se destinaran grandes inversiones a la investigación y el desarrollo de tecnologías eléctricas e híbridas. En España un ejemplo lo tenemos en el Pegaso Z 601, un camión eléctrico que nació en 1952 a consecuencia de las dificultades de abastecimiento.

Pegaso eléctrico Z601

La velocidad máxima del Pegaso Z 601 era de 28 Km/h y su autonomía de 75 kilómetros.

Los acumuladores eran obra de la compañía francesa Societé de Vehiculés Eléctriques Industriels, expertos en este tipo de tracción. Además, debido a las baterías este Pegaso reducía su capacidad de carga útil hasta las seis toneladas.

12. Furgoneta Nissan Tama

La Segunda Guerra Mundial también supuso un duro golpe para la economía japonesa. Los problemas de abastecimiento y la deuda económica hicieron que el gobierno nipón favoreciera la fabricación de coches eléctricos.

Furgoneta Tama 1947 eléctrica

Consecuencia de estas políticas fue la furgoneta Tama, con una potencia de 3,3kW y una autonomía de 65 kilómetros. Dadas sus prestaciones fue utilizada como taxi.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *