Desde 2040 sólo se matricularán vehículos “cero emisiones”

Tras ser aprobada en Consejo de Ministros la Ley de Cambio Climático inicia su andadura parlamentaria. El texto contempla, entre otros aspectos, que en 2040 los turismos y vehículos comerciales de nueva matriculación serán “cero emisiones”, lo que supone que las versiones gasolina y diésel dejarán de venderse, al tiempo que las ciudades con más de 50.000 habitantes deberán disponer de Zonas de Bajas Emisiones.

Ley de Cambio Climático: A partir de 2040 turismos y vehículos comerciales de nueva matriculación serán “cero emisiones”

Durante el transcurso de su último Consejo de Ministros el Gobierno presidido por Pedro Sánchez ha aprobado la Ley de Cambio Climático, un proyecto normativo de gran alcance promovido por el Ministerio de Transición Ecológica, dirigido por la ministra Teresa Ribera, y que se ha visto retrasado por el estado de alarma provocado por la pandemia de Covid-19. A partir de ahora esta Ley iniciará el reglamentario proceso de tramitación parlamentaria previo a su aprobación y entrada en vigor.

En el texto de este proyecto se establece 2050 como el año tope para que nuestro país alcance la neutralidad en lo relativo a las emisiones de carbono, un objetivo que a nivel general nos obligará a apostar decididamente por las energías renovables y a impulsar, entre otros aspectos fundamentales, la movilidad y el transporte por carretera con vehículos cero emisiones.

Objetivos medioambientales

Según ha afirmado Teresa Ribera, en 2050 toda la electricidad que se produzca en España tendrá su origen en energías renovables, un factor muy a tener en cuenta desde el punto de vista de la movilidad eléctrica, aunque previamente, en el horizonte de 2030, nuestro país deberá cumplir con un objetivo de reducir en un 20% nuestras emisiones con respecto a 1990, lo que nos obligará a dejar de emitir a la atmósfera una de cada tres toneladas de carbono actuales.

La Ley de Cambio Climático recoge que en 2050 el parque español de turismos y de vehículos comerciales ligeros deberá estar exento de emisiones directas de CO2., para lo cual el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima contempla la necesidad de promover hasta 2030 una mayor penetración en todos los segmentos de los vehículos con bajas o nulas emisiones contaminantes, lo que entre otras cosas significa una disminución creciente de los vehículos gasolina y diésel propulsados por combustibles derivados del petróleo.

Adiós a la gasolina y al diésel

Los objetivos medioambientales que persigue el Gobierno prevén que en 2040 todos los turismos y vehículos comerciales ligeros de nueva matriculación serán cero emisiones, de forma que tan sólo se mantendrán aquellos gasolina y diésel matriculados con antelación a dicha fecha.

Al mismo tiempo el proyecto de Ley también incluye que antes de 2023 todas las ciudades con una población superior a los 50.000 habitantes deberán diseñar, desarrollar y disponer de Zonas de Bajas Emisiones, lo que en la práctica “blinda” de cara al futuro las existentes en este momento.

En la actualidad el transporte por carretera supone en general el 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero y para cumplir con los objetivos fijados en el Acuerdo de París sobre cambio climático es necesario que en el horizonte de 2030, de acuerdo con los planes fijados por la Unión Europea, la economía de nuestro país reduzca su impacto medioambiental en al menos un 20%, lo que en el global de la UE obligará a una movilización de recursos económicos de 180.000 millones de euros.

Ley de Cambio Climático: A partir de 2040 turismos y vehículos comerciales de nueva matriculación serán “cero emisiones”

Duplicar la red de recarga

Por otro lado, la Ley de Cambio Climático que se discutirá en el Parlamento incorpora en su texto la necesidad de duplicar la actual red de puntos de recarga para vehículos eléctricos, una exigencia que deberá cumplirse en el plazo de veintiún meses, a partir de que esta Ley sea aprobada, y que obligará principalmente al 10% de las estaciones de servicio españolas, consideradas por su tamaño como puntos estratégicos en nuestra futura política medioambiental “cero emisiones”.

Además, a partir de 2025 todas las oficinas y centros comerciales con aparcamientos con una capacidad superior a las veinte plazas deberán disponer de los suficientes puntos de recarga.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *