En vigor el ADR 2019 para el transporte de mercancías peligrosas

Desde el pasado día 1 todos los transportes de mercancías peligrosas están obligados a cumplir con los requisitos establecidos en el ADR 2019. Los cambios más importantes afectan a la Carta de Porte, ya que algunos productos cambian de nombre, y a la necesidad de actualizar en los repartos la cantidad de mercancía que se transporta en cada momento.

En vigor el ADR 2019 para el transporte de mercancías peligrosas

Desde el pasado día 1 está en vigor para el transporte de mercancías peligrosas el nuevo ADR 2019, que incluye algunos cambios importantes en relación con la Carta de Porte de algunos productos que con el objetivo de equipararlos con el transporte en ferrocarril han cambiado de nombre. Hay que advertir a los transportistas que no poner en dicha Carta el nombre oficial correcto de cada tipo de mercancía se considerará infracción muy grave.

Otro cambio muy significativo es el que afecta a las cantidades transportadas. El ADR 2019 obliga a que en la documentación figure en todo momento la cantidad exacta que se transporta, lo que significa que cuando se esté realizando una ruta de reparto será necesario actualizar el volumen de mercancías que resta tras cada descarga. De no hacerse así la falta de datos se considerará infracción grave.

En relación con los conductores el ADR 2019 establece que ya no se pueden utilizar las instrucciones escritas y será obligatorio llevar en las cabinas de los camiones el modelo incluido en el ADR 2017. También deja de ser válido el certificado de conductor de mercancías peligrosas antiguo (tarjeta naranja), circunstancia que deberá tenerse en cuenta cuando se contrata a un conductor extranjero, ya que algunos países han tardado más que España en adoptar el nuevo carné y todavía puede haber conductores con el certificado antiguo.

Por otro lado, el transporte de máquinas, aparatos o dispositivos que contengan mercancías peligrosas, o residuos de estas, y que no puedan separarse de los mismos, estará regidos  por el ADR, una circunstancia que puede afectar a muchos tipos de mercancías. La solución es que pueden quedar exentos de cumplir con esta reglamentación cuando vayan convenientemente embalados, por lo que los problemas vendrán cuando vuelvan a ser transportados al finalizar su vida útil.

Finalmente, se ha remodelado por completo la regulación de los productos de Clase 8 Corrosivos y también se ha modificado sustancialmente el transporte de mercancías peligrosas en condiciones de regulación de temperatura incorporándose dos nuevas exigencias. Por un lado es necesario disponer de un sistema de refrigeración de emergencia y por otro se debe efectuar una vigilancia regular de las temperaturas de servicio, realizándose mediciones con dos captadores y registrando sus datos en intervalos de entre cuatro y seis horas.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *