Alerta ITS, aumentan los casos de infecciones de transmisión sexual

Los expertos médicos alertan en nuestro país sobre un incremento de los casos de infecciones de transmisión sexual (ITS) que se viene produciendo desde el año 2000, principalmente en el segmento de población situado entre los 15 y los 19 años.

Según datos del último informe sobre Vigilancia Epidemiológica de Infecciones de Transmisión Sexual elaborado por la Dirección General de Salud Pública del ministerio de Sanidad, desde el año 2000 los casos de infecciones de transmisión sexual (ITS) están aumentando, invirtiendo con ello la tendencia descendente que se venía observando desde 1995.

Los datos revelan que el segmento poblacional de mayor riego es el comprendido entre los 15 y los 19 años, donde en varias de estas infecciones los casos superan a los detectados en mayores de 35 años. Además, existen casos registrados de contagios en menores de 15 años.

Las ITS en datos

Pese a la mayor facilidad de acceso y cantidad de información al respecto los casos de contagio de ITS se han multiplicado drásticamente desde el año 2000. Si entramos en detalle podemos observar como los casos de sífilis se han multiplicado por seis en apenas quince años, pasando de 700 casos anuales a 4.000.

En una situación parecida se encuentran los casos de gonorrea, que durante el mismo periodo de tiempo se han multiplicado por cinco. Ambas ITS muestran actualmente sus cotas de incidencia más altas desde 1995.

El virus de inmunodeficiencia adquirido (VIH), el virus del papiloma humano (VPH), la clamidia o el herpes genital, también muestran una tendencia al alza. Preocupa especialmente que el 50% de los afectados sean menores de 25 años.

Doble problema para la salud

Según los expertos médicos las infecciones de transmisión sexual no tratadas tienen repercusiones muy importantes en la salud general de las personas afectadas, pudiendo incluso comprometer la vida de los pacientes. En el caso de las mujeres estas patologías afectan gravemente a su salud reproductiva, materna y neonata, siendo la principal causa de infertilidad, además de multiplicar por diez el riesgo de adquisición y transmisión del VIH.

Pero las ITS no son solo un problema individual, sino que suponen también un serio problema para la salud pública.

En muchas ocasiones estas infecciones no dan la cara en los portadores de la misma, permaneciendo asintomáticas durante periodos prolongados de tiempo, permitiendo con ello que puedan ser transmitidas a las parejas.

Para paliar esta tendencia creciente es imprescindible la detección precoz para poder iniciar el tratamiento lo antes posible y para estudiar posibles contagios que eviten nuevas infecciones.

Sin embargo, existe una barrera que hace de la detección temprana un hecho realmente complicado. La vergüenza a la hora de contar este tipo de enfermedades complica el diagnóstico precoz, por eso es recomendable que este tipo de casos sean tratados por expertos en ITS, tanto por su experiencia en la materia como por su conocimiento a la hora de crear un clima de confianza con el paciente.

Factores de riesgo

Hay que saber que algunas ITS pueden contagiarse por el mero contacto de piel con piel, piel con mucosa o mucosa con mucosa, y que por ello no en todos los casos el preservativo impide la infección. Por tanto, cualquier persona que tenga relaciones sexuales, utilice o no preservativo, está expuesta al contagio de una ITS.

Existen, además, otros factores que hacen que los contagios sean más habituales. Entre estos factores de riesgo están el ser menor de 25 años (el 50% de los casos de contagio de una ITS detectados se producen en este segmento de la población), mantener relaciones sexuales con diferentes personas o con una persona contagiada con una ITS, tener antecedentes de contagio de ITS, tener una nueva pareja o no usar preservativo en todas las relaciones sexuales.

También están en riesgo en relación con las ITS aquellas personas que se dedican a la prostitución o que son usuarios, las personas que consumen alcohol y drogas o las víctimas de agresiones sexuales.

Cabe recordar que aunque no se esté dentro de ninguno de estos grupos de riesgo, ante cualquier síntoma que pueda determinar que se trata de una ITS, es conveniente acudir a un médico especialista para descartar el contagio.

seguro médico

Alerta ITS, aumentan los casos de infecciones de transmisión sexual
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *