Citroën Ami 6: El coche que Bertoni diseñó con techo en Z

Hay automóviles que pasan a la historia como símbolos de una época y uno de esos modelos es sin duda el Citroën Ami 6, un vehículo diseñado por Flaminio Bertoni en 1961 y que aún hoy sigue llamando la atención por su estética innovadora. En su época el Ami 6 fue el primero en incorporar faros rectangulares delanteros, cuando todos eran redondos, y el único por el momento en disponer de un techo en forma de Z y una luneta trasera invertida.

Citroën Ami 6 -berlina

Después de diseñar para Citroën los modelos Traction Avant, 2 CV y DS, el equipo dirigido por el mítico Flaminio Bertoni recibió el encargo del Proyecto AM, un trabajo que en 1961 acabaría desembocando en la que él mismo calificaría como su obra cumbre: el Citroën Ami 6.

Sin interferencias Bertoni decidió apostar en el Ami 6 por un inusual techo en forma de Z, con una luneta trasera invertida que se mantenía limpia en momento de lluvia y que con apertura convencional al mismo tiempo permitía un excelente volumen de carga en el maletero. Con unas dimensiones muy contenidas (3,87 metros de longitud) y un peso de 640 kg este vehículo ofrecía una buena habitabilidad interior.

Original e innovador

Desde su lanzamiento en 1961 el Ami 6 fue un coche original e innovador, que no se parecía en nada a los modelos que en aquel momento ofrecía el mercado. El eslogan publicitario del Ami 6 era “el kilómetro/confort más barato del mundo” y su nombre procedía de una mezcla fonética que jugaba con el vocablo inglés “miss” y el vocablo italiano “amici”.

Citroën Ami 6 berlina

Como dato para la historia decir que en septiembre de 1960, un año antes de que comenzara la producción de este modelo, la esposa del general Charles de Gaulle fue la primera persona en conducir un Ami 6. Además, en junio de 1963 se presentó oficialmente en Estados Unidos con cuatro faros redondos y parachoques reforzados.

En Francia el Ami 6  comenzó a venderse en 1961 a un precio de 6.550 francos, mientras que en su lanzamiento en 1964 el Ami 6 Break de cuatro plazas costaba 7.140 francos.

Motor bicilíndrico

El Citroën incorporaba un motor bicilíndrico de 602 cc que era muy similar al que utilizaba en su momento el 2 CV. Inicialmente la potencia real de esta mecánica era de 22 CV, aunque su potencia fiscal (factor importante a la hora de pagar impuestos) era de 3 CV. En 1964 en las versiones “break” estas prestaciones se incrementarían hasta los 25,5 CV a 4.750 rpm.

Citroën Ami 6 -berlina

En el Ami 6 los diseñadores trabajaron con éxito la zona frontal, donde destacaban unos novedosos faros de geometría rectangular (este modelo fue el primer vehículo en utilizarlos), un capó que se curvaba en su parte central, un techo que se definió como de “estilo pagoda” y unos laterales de líneas muy marcadas, detalles todos ellos que otorgaron al Ami 6 una personalidad inconfundible y muy marcada y un estilo hasta cierto punto barroco.

Interior DS para el Ami 6

El interior estaba inspirado en el DS, que en este apartado se había convertido en todo una referencia en Europa. El volante de tipo monobrazo, los tiradores de las puertas, los mandos e incluso los asientos evocaban a los equipamiento del DS, junto a un confort de marcha y un comportamiento en carretera muy interesantes para un vehículo del segmento de las berlinas que, entre otras herencias, contaba con la suspensión del 2 CV.

interior Citroën

Con el paso del tiempo el Ami 6 fue incorporando distintas evoluciones, como los cristales traseros deslizantes (1962), faros traseros con forma ojival (1964), acabado Club con dobles faros redondos (1967) o los cristales delanteros de doble deslizamiento (1968), aunque la evolución más destacada fue la aparición en 1964 de las versiones “break” producidas en la planta de Vigo, las únicas que se comercializaron en España bajo el nombre de Citroën 3 CV Break y más tarde Dynam, dado que la palabra Ami estaba registrada por un fabricante de galletas.

Tampoco debemos olvidarnos de que en los últimos modelos Ami 6 la intensidad luminosa de la instrumentación podía regularse con una pequeña palanca.

Llega el Ami 6 Break

La consolidación del Ami 6 llegaría con la aparición de una versión “break” con 320 kg de carga útil. Este modelo fue diseñado por Henri Dargent y por Robert Opron, sucesor de Bertoni. Lo curioso de este modelo es que las ventas del Break superaron ampliamente a las berlinas, un caso muy raro en la historia de la automoción.

El atractivo de este “break” es que permitía un uso polivalente, tanto familiar como profesional, lo que sirvió para que en 1966 se convirtiera en el modelo más vendido en Francia.

Citroën Ami 6 break

El Break montaba un motor de 25,5 CV y su longitud era ligeramente superior -3.958 metros- con un peso de 690 kg. El Citroën Ami 6 berlina dejó de fabricarse en marzo de 1969, siendo sustituido por el nuevo Ami 8, pero por el contrario la producción del Ami 6 Break todavía se mantuvo seis meses más.

El Ami 8 era un vehículo más “convencional”, con una luneta colocada en posición tradicional y que al acabar su vida comercial en 1978 daría paso al Visa. En España las berlinas Ami 6 tan sólo se comercializaron en Canarias.

Durante su vida comercial Citroën fabricó 484.000 Ami 6 berlina (entre abril de 1961 y marzo de 1969), 551.900 versiones “break” (entre octubre de 1964 y septiembre de 1969) y 3.520 variantes Enterprise, un “break” comercial de dos plazas que se comercializó en furgón cerrado y acristalado.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *