“Animal SOS Sri Lanka”, un santuario que acoge a más de 1.300 animales

En Sri Lanka se encuentra uno de los mayores santuarios de Asia para animales abandonados, maltratados o enfermos.  Gestionado por “Animal SOS Sri Lanka” aquí les brindan una nueva oportunidad y les hacen partícipes de sus programas educativos en apoyo de la adopción y del bienestar animal.

La asociación “Animal SOS Sri Lanka” nació hace algo más de diez años, concretamente en 2007, y dos años después de abrieron las puertas del santuario -el mayor de Asia- que está ubicado en la región sureña de Ahangama, donde se recoge y protege a los animales sin hogar que en Sri Lanka se calcula que pueden sumar unos tres millones.

Hasta este santuario también llegan animales que han sufrido todo tipo de maltrato o que padecen alguna enfermedad que precisa de tratamiento sanitario por parte de los veterinarios voluntarios encargados de las curas, de las campañas de castración y de mantener actualizados los programas  de vacunación.

Por regla general los animales que son recogidos en “Animal SOS Sri Lanka” lo hacen después de padecer un pasado con muchas carencias y penalidades, lo que obliga a que estas instalaciones también dispongan de expertos en psicología animal.  Su trabajo consiste en contribuir a reducir los miedos, resocializar, reeducar y finalmente conseguir que estos animales puedan participar en los distintos programas educativos que “Animal SOS Sri Lanka” desarrolla por todo el país con el fin de apoyar y fomentar la concienciación en materia de adopción y de respeto por el bienestar animal.

Kim Cooling es la creadora de esta asociación, la directora del santuario y la coordinadora de un equipo de trabajadores y voluntarios que actualmente se ocupa de más de 1.300 perros y gatos rescatados de las calles de Sri Lanka, animales que gracias a ellos pueden tener la oportunidad de disfrutar de una nueva vida. En el santuario de Ahangama los animales viven en libertad y sus cuidadores son los encargados de que reciban todos los cuidados que puedan necesitar.

Son numerosos los perros y gatos recogidos por “Animal SOS Sri Lanka” que llegan hasta sus instalaciones con lesiones importantes que les impiden andar y moverse con normalidad y también son muchos los que consiguen recuperar su movilidad después de recibir el cariño y las terapias adecuadas. Y para los que no tienen recuperación no hay problema, porque gracias a la imaginación Kim Cooling y su equipo han diseñado dispositivos mecánicos que una vez adosados a los cuerpos de los animales les permitan poder moverse.

Calcula el seguro para tu perro

“Animal SOS Sri Lanka”, un santuario que acoge a más de 1.300 animales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *