Anuncian que impugnarán la pérdida de honorabilidad incluida en el ROTT

El acuerdo del CNTC se basa en que se crea inseguridad jurídica para las empresas y en que no existen garantías suficientes en el procedimiento judicial. Para las empresas de transporte la pérdida de honorabilidad puede suponer el cese de su actividad durante un año o de forma indefinida si se produce en el año que corresponda visar las autorizaciones.

El Comité Nacional anuncia que impugnará la pérdida de honorabilidad recogida en el ROTT

Después de haber empleado meses de negociación entorno al ROTT y de que existiera un aparente consenso alrededor de las novedades más controvertidas, el nuevo Reglamento de la LOTT, que entró recientemente en vigor, se ha convertido en objeto de polémica entre los representantes de los transportistas y el ministerio de Fomento.

En este sentido el Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) ha decidido impugnar por vía judicial contencioso-administrativa toda la regulación relativa a la pérdida de la honorabilidad, uno de los cuatro requisitos que el ROTT establece como obligatorios para poder ejercer la actividad legalmente.

Entre los nuevos supuestos sancionables que recoge el ROTT y que conllevan la pérdida de la honorabilidad, está que las empresas hayan sido sancionadas por la comisión de alguna de las 21 infracciones muy graves contempladas en el nuevo Reglamento de la LOTT.

Una de las críticas que hace el CNTC es que algunas de estas infracciones no son imputables a las empresas. Por otro lado, el ROTT también castiga la “repetición” de otro tipo de infracciones con calificación de graves o menos graves, siempre que el valor del Índice de Reiteración Infractora sea superior a tres.

La pérdida de la honorabilidad supone la suspensión de las autorizaciones de transporte durante un año, lo que en la práctica se traduce en la paralización de la actividad con la consiguiente pérdida de clientes, despido de trabajadores y quebranto económico. Además, dicha suspensión se agrava al convertirse en indefinida en el caso de que la pérdida de la honorabilidad se produzca en el año en el que corresponde realizar el visado de las autorizaciones.

En su argumentación el CNTC considera que la pérdida de la honorabilidad crea inseguridad jurídica a las empresas de transporte y a su vez transgrede la letra y el espíritu del texto del Reglamento 1071/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo de 21 de octubre de 2009 por los que se establecen las normas para el ejercicio de la profesión de transportista, al producirse la vulneración de derechos fundamentales entre los cuales está el  derecho a un procedimiento con todas las garantías

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *