Cómo arrancar el coche de forma segura tras Filomena

6 claves para arrancar el coche en frío después del temporal de nieve Filomena, para que motor y vehículo no sufran. ¿Cuándo usar las cadenas?

arrancar el coche en frío tras el temporal de nieve de Filomena

Sin duda la forma de arrancar este 2021 no está siendo como muchos lo esperábamos. A quienes auguraron que la despedida al 2020 supusiese el fin de los problemas ha venido un invitado indeseado a darles una bofetada de realidad: Filomena, el temporal que ha dejado enormes nevadas y que ha bloqueado a miles de ciudadanos.

Nieve, hielo, caída de árboles, daños en tejados y vehículos, y un desplome de las temperaturas en las jornadas posteriores, haciendo que la nieve caída se convierta en muchos casos en una gruesa capa de hielo que mantiene a innumerables vehículos bloqueados. Por eso estos días son muchos los que no han podido arrancar sus vehículos para ir a trabajar, hacer la compra o realizar otro tipo de gestiones. Nunca fue más rentable que en estos días poseer un 4×4 con ruedas de invierno. Afortunados sus poseedores (ya no digamos los que lo guardan en garaje).

Entretanto son muchos los que estamos necesitando arrancar el vehículo tras estos accidentados días, conforme se van abriendo carreteras y desbloqueando las zonas de tránsito para que, poco a poco, recuperemos la normalidad (esa palabra tan aburrida, ahora tan repetida y, en el fondo, tan añorada).

Pero claro, no hace falta ser un experto en nada para entender que temperaturas tan extremas pueden afectar mucho al funcionamiento del motor. Ya que debe alcanzar una determinada temperatura para funcionar de forma correcta, y lo que nos ha traído Filomena (este frío propio de otras tierras) le obliga a operar de forma mucho más intensa para alcanzarla. De esta forma, antes de arrancar la marcha con nuestro vehículo, debemos calentar el motor.

Con estas vicisitudes en mente, desde el grupo asegurador Zurich, han lanzado 6 consejos básicos para que el coche esté en estado óptimo y no sufra cuando necesitamos arrancar con temperaturas extremadamente frías. Y recuerda que, si no estás seguro de que tu vehículo ya estuviese necesitado de una puesta a punto previamente a Filomena, puedes poner al punto el coche tú mismo en menos de una hora.

Debemos respetar el proceso de calentamiento del motor, aún más si el coche «duerme» a la intemperie. No forzar el vehículo castigando el sistema de arranque es crucial. Con estos 6 pasos que nos recomienda Zurich el proceso será mucho menos perjudicial y hará que arrancar tras las nevadas sea más seguro:

6 Consejos para arrancar el coche con frío extremo

  • Paciencia al arrancar: Más aún si hablamos de vehículos diésel. Recomendable dar el contacto 2 ó 3 veces, durante unos segundos, previamente a arrancar, para alcanzar la temperatura adecuada. Antes nos aseguraremos de que el icono en forma de muelle del cuadro de mandos desaparece.
  • Deja que el coche se caliente: Tras el arranque del motor, déjalo encendido unos minutos, para que el aceite vaya circulando y cogiendo suficiente temperatura. Si no, el desgaste mecánico por falta de lubricación puede causar una avería.
  • Revisión del combustible:  De nuevo especial atención a vehículos diésel, pues es un combustible que puede llegar a congelarse a temperaturas muy extremas. Si es necesario añade anticongelante al vehículo.
  • Refrigeración: Para ello se hace uso de líquido refrigerante con propiedades anticongelantes. También podemos añadir líquido anticongelante al líquido del limpiaparabrisas, aunque en condiciones de mucho frío en el exterior, es mejor no uhacerlo.
  • Protección de la batería: Bien haciendo uso de productos específicos o bien calentándola con paños calientes (¡pero no húmedos!) para ayudarla a lograr una temperatura más adecuada para su funcionamiento.
  • Usa el aceite correcto: De nuevo el lubricante de nuestro vehículo es clave. Un aceite de calidad, ya sea un aceite multigrado que modifica la viscosidad según la temperatura exterior, o bien un aceite no demasiado denso, para conseguir lubricar el motor y mejorar la capacidad de arranque.

Cuándo hay que usar las cadenas del coche

Por otra parte, y sobre todo en el caso de muchos madrileños, Filomena ha sido causante de que por primera vez se enfrenten a la necesidad de hacer uso de las cadenas para nieve de sus vehículos. De ahí que surjan tantas dudas acerca de ellas. Por eso desde la compañía de seguros ARAG (expertos en asistencia en carretera), han lanzado los siguientes apuntes respecto a las cadenas:

1. ¿Cuándo es obligatorio usar cadenas?

Las cadenas son obligatorias siempre que se señalice debidamente o lo requieran las autoridades encargadas de la vigilancia de la carretera. Pese a todo, lo aconsejable es anticiparse y ponerlas en el momento que creamos que puede llegar a ser necesario por las condiciones meteorológicas y el estado de la carretera. Es decir, que prime nuestro sentido común.

La señal que obliga a su uso es la R-412 (cadenas para nieve). Esta señal prohíbe continuar la marcha sin cadenas de nieve u otros dispositivos autorizados. Por eso siempre deberíamos llevarlas en el maletero.

R412 Obligación del uso de cadenas para la nieve - YouTube

2. Multas por no usar cadenas

Más allá de poner en riesgo nuestra seguridad y la del resto de usuarios de una carretera, no usar cadenas cuando es obligatorio puede conllevar una sanción: 200 euros.

3. Cómo poner las cadenas

Deben ponerse, como mínimo, en las ruedas motrices (de tracción). Aunque también se permiten neumáticos especiales de nieve en lugar de cadenas, que van marcados con la inscripción M+S, MS o M&S, y deben tener una capacidad de velocidad igual o superior a la velocidad máxima prevista para el vehículo y, en todo caso, no inferior a 160 km/h si la velocidad máxima del vehículo es superior a ésta.

4. Tipos de cadenas:

Existen varios tipos (metálicas, textiles…) y de diferentes precios. Pero lo importante es tener la que necesitemos y se adapte a nuestro vehículo y al uso más o menos frecuente que les vayamos a dar.

5. Otros consejos:

Debemos adaptar la velocidad en función de las cadenas o dispositivos similares que utilicemos (normalmente 40 o 50 km/h) o hacer uso de los mencionados neumáticos especiales para nieve (que admiten mayor velocidad).

seguro turismo

Jorge Monroy Criado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *