Arrowhead Teardrop, como una gota de agua

En 1935 la compañía Arrowhead Spring Water Company se puso en contacto con Wellington Everett Miller para que les diseñase un vehículo que se utilizase con fines publicitarios. El único requisito que le pusieron a Miller fue que estuviese inspirado en el agua. El resultado fue el Arrowhead Teardrop, un coche creado desde cero con la forma de una gota de agua.

Arrowhead Teardrop

A mediados de los años treinta del pasado siglo la Gran Depresión azotaba a los Estados Unidos. Las empresas se enfrentaban a continuas pérdidas económicas, sin embargo, algunas decidieron apostar por la publicidad para paliar los daños.

Al mismo tiempo, en el sector de la automoción surgía un nuevo movimiento conocido como Streamline. Este movimiento buscaba optimizar al máximo la aerodinámica de los automóviles basándose en las formas de los proyectiles o las lágrimas.

La unión de ambos factores se produjo en 1935 cuando Arrowhead Spring Water Company, una empresa de agua mineral embotellada de California, se puso en contacto con Wellington Everett Miller, diseñador de Advance Auto Body Works ubicada en la ciudad de Los Angeles.

El inicio de una relación

Como hemos visto la relación entre Arrowhead Spring Water Comany y Wellington Everett Miller comenzó en 1935. En aquel momento, la empresa de agua embotellada veía caer sus ventas a un elevado ritmo como consecuencia de la Gran Depresión. Para frenar la caída decidieron hacer una fuerte inversión publicitaria con una idea alejada de lo normal, y es que la publicidad consistiría en un anuncio rodante que publicitase su agua de manantial.

Arrowhead Teardrop modelo

Para dar forma a su idea la compañía californiana se pondría en contacto con Advance Auto Body Works. Dentro de esta empresa sería Miller el encargado del proyecto puesto que ya tenía experiencia en este tipo de trabajo. De hecho, Miller había diseñado camiones publicitarios para la petrolera Gilmore y había sido el creador de alguno de los automóviles personalizados utilizador por grandes estrellas de Hollywood como Clarck Gable o Rodolfo Valentino.

El nacimiento de algo único

Nada más recibir el encargo Miller ya supo qué iba a hacer. En lugar de realizar la adaptación de un vehículo existente decidió crear un coche desde cero con un diseño único e innovador.

El vehículo que rondaba la mente de Miller tendría tres ruedas y llevaría una carrocería con la forma de una gota de agua. De esta manera se produciría una asociación visual instantánea entre el coche y el producto comercializado por Arrow Spring Water Company, al mismo tiempo que contribuía a crear un modelo basado en el movimiento Streamline.

Para la creación del prototipo publicitario Miller utilizó un bastidor de Ford al que realizó algunas adaptaciones. Una de ellas fue la construcción de un esqueleto de madera que posteriormente se cubriría con el aluminio que daría forma a la carrocería.

Desde el exterior se podía ver que el Arrowhead Teardrop, nombre que recibió el vehículo y que se basaba en la denominación de la empresa de agua embotellada y su forma, tenía forma de gota de agua. Su parte delantera era más ancha y redonda mientras que hacia la parte trasera se iba estrechando. Por tanto, en el eje delantero se instalaron dos ruedas y en el trasero solo una. Como detalle, el nombre Arrowhead Spring Water Company estaba pintado sobre una aleta recorría toda la parte superior del vehículo.

Siguiendo su modelo de gota de agua, a los faros delanteros también se les dio esta forma, aunque su rendimiento lumínico fue bastante deficiente. Por el contrario, las aletas que cubrían las ruedas delanteras fueron el único elemento que impedía que el vehículo tuviese la forma perfecta de una gota aún teniendo estas también dicha forma.

Si conseguías entrar, pues este gesto no era fácil dado que la puerta era estrecha y se ubicaba justo encima del paso de rueda, en el interior podías observar un espacio para tres ocupantes. Todos ellos disponían de una butaca con reposabrazos tubulares cromados. El conductor iba delante, sentado en el centro sobre el eje delantero. Los ocupantes iban sentados detrás en paralelo y disponían de una pequeña mesa.

El diseño del habitáculo estaba pensado más por la forma que por la funcionalidad. De hecho, la posición completamente horizontal del panel de instrumentos hacía que fuese imposible controlar toda la información del vehículo durante la conducción. Además, la forma curva del parabrisas permitía una perfecta visión hacia delante pero la visibilidad trasera era completamente nula.

Esto se debía a que en la parte posterior se ubicaba en motor. Bajo una tapa con forma de cono se podía ver un propulsor Ford V8 invertido. Para entender mejor esta inversión hay que saber que el fabricante estadounidense colocaba en motor delante con tracción trasera mientras que el Arrowhead Teardrop llevaba el motor detrás con tracción delantera. Esta configuración fue tan peculiar como la dirección gobernada con la única rueda trasera.

Por otro lado, el prototipo de Miller era muy maniobrable dado el pequeño radio de giro. Sin embargo, la estabilidad no era tan buena y las curvas se tenían que tomar con mucho cuidado.

Un triste final

Los responsables publicitarios de Arrowhead Spring Water Company quedaron impresionados cuando Wellington Everett Miller les presentó su vehículo. Su forma y su color azul eran un reflejo perfecto del producto que pretendían publicitar. Además, tenía un aspecto tan llamativo que atraía las miradas de todo el público.

Tal fue la satisfacción que su precio, 8.000 dólares, fue considerada como una de las mejores inversiones. A modo comparativa, un Ford V8 de la época costaba 500 dólares y ya se consideraba un vehículo caro. Además, hay que considerar que el Arrowhead Teardrop se utilizó en innumerables actos publicitarios por toda California por la que la inversión se recuperó.

Por desgracia, dos años después de su creación, en 1937, el único ejemplar del Arrowhead Teardrop que existía sufrió un accidente. Las daños ocasionados fueron irreparables y así terminó la aventura de un vehículo ejemplo del movimiento Streamline.

seguro coche antiguo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *