Asefa incluye la protonterapia contra el cáncer en sus seguros

La compañía de seguros Asefa va a incorporar a su red en 2020 el Centro de Protonterapia (CPT) del Grupo Quirónsalud. El primero en España en disponer de este novedoso tratamiento contra el cáncer.

laboratorio de tratamiento con Protonterapia

Los clientes de Asefa tendrán a su disposición el tratamiento de protonterapia contra el cáncer gracias al acuerdo de la compañía con el Grupo Quirónsalud. El centro, que se inaugura a finales de este año en Pozuelo de Alarcón (Madrid), estará operativo a partir del 1 de enero de 2020 para los clientes de salud de la Asefa Seguros.

La protonterapia o terapia con protones ha conseguido obtener grandes y efectivos beneficios en el tratamiento de algunos cánceres comunes, como el cáncer de próstata o el cáncer pulmonar, y en otros poco comunes como el cáncer de ojo. Siendo una modalidad especial de radioterapia que utiliza partículas pesadas (protones) en vez de rayos X o electrones.

La principal ventaja de la protonterapia es que tiene un menor impacto negativo sobre el tejido que rodea el tumor. Ya que depositan una cantidad de energía considerablemente menor mientras los protones se desplazan hasta el lugar del tumor. Por lo que los efectos secundarios son menores.

De esta forma, y en virtud del acuerdo citado, los clientes asegurados en Asefa Salud tendrán acceso desde 2020, a través de la cobertura de cuadro médico de la compañía, al tratamiento de protonterapia. Según el director del Departamento de Operaciones y Prestaciones de salud de Asefa, José Antonio Soriano, sus asegurados “serán los primeros en tener acceso a este servicio de protonterapia, tratamiento de última generación indicado principalmente para tratar los tumores en niños”.

protonterapia en quirónsalud

Con la incorporación del nuevo tratamiento se refuerza una vez más la apuesta en firme de Asefa por terapias y técnicas de última generación. Con especial atención a los tratamientos dedicados a luchar contra el cáncer.

Hay que señalar que, con el daño causado por los rayos X, pueden destruirse los tumores, pero también pueden dañarse las áreas de nuestro organismo que los rodean. En cambio los protones permiten actuar con más precisión que los rayos X en algunos casos. Causando menores daños al tejido sano cuando entran en el organismo y descargando el grueso de su energía destructiva en el lugar en que encuentra el tumor. No produciendo un daño adicional al tejido sano que se encuentra detrás de éste, al no haber dosis de salida. De forma que resulta menos expuesto a la radiación, y las complicaciones del tratamiento pueden ser, por tanto, menores que con la radioterapia de rayos X. Además permite a los profesionales sanitarios exponer así el tumor a mayores dosis de radiación, aumentando las probabilidades de mejoría del paciente.

seguro médico

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *