Bajutsu, el arte japonés de saber combatir a caballo

Conflictos entre China y Japón llevaron en el siglo VII al emperador Tenji Tenno a promover el Bajutsu, una técnica de combate a caballo, principalmente desempeñada por samuráis, que tenía como objetivo dotar al Japón de una fuerza militar de acción rápida. Con el paso del tiempo el Bajutsu se ha convertido en un arte marcial y en uno de los símbolos de la cultura y la tradición japonesas.

Bajutsu

Hoy vamos a hablar sobre una disciplina de combate a caballo que se empleaba en el Japón feudal. El Bajutsu (cuya traducción literal será “técnica a caballo”). Se trata de un arte militar que se desarrolla a caballo, aunque no todos los caballos son aptos, y que agrupa las técnicas necesarias para que los soldados japoneses, normalmente samuráis, pudiesen combatir de forma efectiva desde sus monturas.

Esta disciplina de combate se originó en el siglo VII durante el reinado del emperador Tenji Tenno. Las tensas relaciones con China y la posibilidad de una invasión favorecieron el nacimiento del “Bajutsu”. El objetivo era dotar al país de una fuerza de acción rápida y altamente funcional.

Aunque esta disciplina nació de la mano del emperador Tenno, fue a partir del siglo XII cuando, debido sobre todo al desarrollo de tácticas militares más avanzadas, el “Bayutsu” alcanzó su máximo esplendor.

La falta de evolución durante el periodo Tenji se debió principalmente a la falta de caballos aptos para el combate en Japón. De esta manera su aprendizaje se limitó a las clases más altas de la sociedad japonesa, siendo nobles y samuráis de alto rango los únicos que podían adquirir y entrenar el “Bajutsu”. Esta circunstancia convirtió este arte marcial en una enseñanza de clases privilegiadas.

La importancia de los caballos en el Bajutsu

Para el desarrollo de este arte marcial los japoneses se centraron en dos premisas básicas: el adiestramiento conjunto de jinetes y monturas y el exquisito cuidado de los caballos. Para lograr esta unión parte del equipo de montar tuvo que ser adaptado por los artesanos japoneses, naciendo así la silla  japonesa (kura) o el estribo (abumi), dos elementos especialmente diseñados para hacer la guerra.

Por otro lado, la adaptación de las armaduras facilitó el control del caballo durante las batallas y fue tal la entrega de los primeros practicantes del “Bajutsu”, que pronto esta disciplina de origen militar se convirtió en arte, generando las bases para el desarrollo de otras disciplinas entre las que e incluyen el Yoseikan, Takeda Ryu y Ogasawara Ryu.

En el “Bayutsu” era muy importante el entrenamiento de los caballos para el combate y que así pudieran ignorar los sobresaltos y la confusión de los impactos de artillería. Una de las técnicas empleadas por los samuráis era un giro brusco del caballo en el último momento con el fin de propinar una patada con el estribo sobre el oponente (shitanaga abumi). Por otra parte, la especial forma de los estribos permitía al jinete elevarse con facilidad sobre sus piernas para disparar el arco al galope.

La paz mató a la caballería

La evolución del arte de la guerra llevó a emplear la lanza (naginata) como parte del equipamiento de la caballería, arma que desde finales del siglo XIV sustituyó al arco y las flechas..Durante el siglo XVI estas técnicas fueron siendo mejoradas con gran eficacia por el clan Takeda, marcando la diferencia en distintas batallas de la época hasta culminar en la batalla de Naghasino.

Fue a partir de este momento cuando la caballería, trabajando en colaboración con la infantería, se convirtió en un arma estratégica para ganar batallas. El declive del “Bajutsu” se inicia durante la era Tokugawa, momento en el que este arte queda relegada a ceremonias y acontecimientos sociales de gran trascendencia.

Durante esta era se dio un periodo inusualmente prolongado de paz, situación que provocó una disminución en el número de tropas de caballería. El último conflicto en el que participaron los practicantes del “Bajutsu” fue la guerra Boshin (1868-1869), un conflicto en el que parte de la sociedad japonesa, amante de las tradiciones y contraria al rápido proceso de modernización que estaba su nación, se levantó en armas contra el gobierno.

Un deporte nacional

Tras la guerra Boshin, Japón sufrió un proceso de reconciliación con su propia cultura, rescatando y valorando su pasado guerrero y en este sentido a inicios del siglo XX el país nipón se crearon una veintena de escuelas de “Bajutsu”.

Deporte nacional Bajutsu

En 1946, tras la Segunda Guerra Mundial, se fundó en Tokio la Federación Japonesa de Bajutsu con el fin de promover la enseñanza del mismo como una disciplina deportiva.

Esta iniciativa no fue muy bien acogida en Japón, ya que el “Bajutsu” se considera una disciplina integrada dentro de otras artes marciales como es el caso del Ninjitsu, quedando el “Bajutsu” para pruebas y exhibiciones.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *