Autocaravana Barkas B1000, un icono de la Alemania Oriental

Las empresas alemanas tienen grandes modelos de autocaravanas y camper que se han convertido en iconos de los amantes de los vehículos de ocio, pero pocos conocerán uno de los modelos de la Alemania Oriental que les hicieron competencia. Hablamos del Barkas B1000, un mito a la altura del Trabant, que en versión autocaravana y camper alcanzó un éxito sin precedentes.

imagen Autocaravanas Barkas

Cuando Alemania estaba dividida en dos estados diferenciados, la República Federal Alemana al oeste y la República Democrática alemana al este, gran parte de la población tenía la creencia, que a día de hoy todavía persiste, de que los productos fabricados al otro lado del muro de Berlín estaban técnicamente por detrás de los elaborados en la RFA, pero sin embargo este pensamiento no es del todo acertado. Un buen ejemplo de ello fue el polifacético modelo Barkas B1000.

Así nació el Barkas B1000

El Barkas B1000 fue obra de VEB Barkas Werke Karl Marx Stadt, nombre que recibiría Framo, una empresa fabricante de automóviles fundada por Jorgen Skafte Rassmussen al que también le debemos la fundación de DKW en 1958.

Al término de la Segunda Guerra Mundial esta empresa -Framo- se utilizó como compensación por el conflicto y pasó a manos de la Unión Soviética, quien la nacionalizó y utilizó para producir vehículos de servicio público como el V501/2 o el V901/2.

trasera autocaravana Barkas

Pese a su gran éxito posterior el Barkas B1000 tardó más de once años en ver la luz. Su diseño comenzó a principios de los 50, pero hasta comienzos de los 60 no apareciera el primer modelo. Las necesidades de la URSS así como su economía y situación política hicieron que tuviese que afrontar una gran cantidad de problemas, principalmente el desabastecimiento de acero.

En un principio el Barkas B1000 estaba pensado para comercializarse con diferentes utilidades, furgoneta, ambulancia o minibús, aunque la que terminaría haciéndose famosa fue su conversión a autocaravana o camper.

Tras su cierre en 1991 y después de haber producido sólo 175.740 unidades del B1000, Rusia quiso continuar con la producción y por eso motivo las máquinas y herramientas se desmantelaron y empaquetaron y la documentación técnica se tradujo al ruso, pero la falta de inversores hizo que finalmente fracasara el proyecto.

imagen Autocaravanas Barkas -5

Cómo era el Barkas B1000

El Barkas B1000 era un vehículo que comenzó a fabricarse en 1961 en Alemania Oriental con un diseño bastante parecido a la Volkswagen T1. Inicialmente equipaba un motor de tres cilindros, dos tiempos y 900 cc que desarrollaba 28 CV y que iba ubicado en la parte delantera del vehículo. Se trataba de un diseño muy moderno para la época y práctico ante todo, pues dejaba la parte trasera con espacio libre.

El B1000 tenía un cuerpo autoportante, con una parte inferior plana y fácil de cargar, con suspensión independiente con barras de torsión longitudinales en la parte posterior y transversales en la parte delantera.

Tan solo un año más tarde, en 1962, el motor se sustituyó por uno de 991 cc y 42 CV de potencia, el mismo que equiparían modelos como el Wartburg 311/313 y el Wartburg 353. Este pequeño motor fue suficiente para cubrir la demanda en la RDA, pero por el contrario supuso un gran inconveniente para las exportaciones, donde se ofertaban motores mayores. Tal fue la dificultad que un exportador belga intentó equipar un motor Ford diésel de cuatro cilindros a los Barkas B1000.

Barkas westfalia

En 1989, tras la caída del muro de Berlín, se vio la brecha técnica que existía entre el lado este y el lado oeste de Alemania. Dada esta diferencia se ofreció la posibilidad de equipar un motor Volkswagen de 1,3 litros y cuatro cilindros en el B1000, lo que originó el Barkas B1000-1, la versión más rara y codiciada de este modelo.

Desde el inicio de su producción en 1961 hasta su cese el 10 de abril de 1991, que dejó sin empleo a más de 2.300 personas, el Barkas B1000 apenas experimentó cambios en su diseño y prestaciones. Fue en 1987 cuando se introdujo una de estas pocas modificaciones, la puerta lateral corredera.

Barkas Autocaravanas

Un mito de la RDA

Pese a que el Barkas B1000 no es un modelo tan conocido como el Trabant, sigue siendo un mito de la Alemania Oriental. Durante treinta años, gracias a la nula competencia, sirvió para todo, desde minibús de transporte escolar hasta furgoneta de carga, ambulancia o coche de bomberos, incluso se hizo una versión como tren turístico conocida como “El Express”.

Su historia y detalles específicos convierten al Barkas B1000 en uno de los modelos más codiciados por los amantes de las autocaravanas clásicas.

seguro autocaravana

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *