Barreiros Saeta, los camiones que se enfrentaron a los Pegaso Comet

A mediados de los sesenta el transporte español estaba prácticamente monopolizado por los productos de ENASA, aunque en el mercado de camiones de pequeño tonelaje -hasta 14 toneladas- los Barreiros Saeta le disputaban la supremacía a los poderosos Pegaso Comet a base de ofrecer una mejor relación calidad-precio y plazos de entrega más cortos. 

Barreiros Saeta

En la España oficialista de 1964 una empresa privada como Barreiros se permitía el lujo de tener una planta de producción similar a la de ENASA y de desarrollar y comercializar un nuevo camión de 14 toneladas de MMA que nada más y nada menos tenía como objetivo hacer la competencia al omnipresente Pegaso Comet.  

Eduardo Barreiros decidió bautizar a este mítico camión con el nombre comercial de Saeta 75, en referencia a su carga útil de 7,5 toneladas, aunque si tenemos en cuenta que iba equipado con un motor EB6 made in Barreiros de seis cilindros, cinco litros de cubicaje y 90 CV de potencia, es posible que la denominacióSaeta” pueda sonarnos un poco pretenciosa en estos tiempos que corren, protagonizados por camiones de grandes prestaciones. 

Uno de los atractivos mecánicos del Barreiros Saeta 75 era su caja de cambios de cinco velocidades, por supuesto de funcionamiento manual. Como detalle de interés hay que resaltar que este componente incorporaba una reductora ubicada en el eje diferencial y que podía activarse a través de un mando eléctrico situado en el cuadro de mandos, lo que permitía obtener diez relaciones en avance. 

Saeta 75: Un pequeño gigante 

Lo que conseguía esta caja de cambios es que el Saeta 75 pudiera afrontar las pendientes con bastante gallardía, a lo que había que sumar un robusto chasis que permitía asumir cargas superiores a los 14.000 kg establecidos legalmente, una práctica que en aquella época era muy frecuente dado que la legislación era escasa y los controles en carretera más escasos todavía. 

Por otro lado, Eduardo Barreiros jugaba con una baza estratégica a la que ENASA tenía muy difícil llegar. Como empresa privada Barreiros podía jugar con costes inferiores y por lo tanto con unos PVP mejores que los de Pegaso, que no olvidemos era una empresa pública dependiente del INI en todos los sentidos. 

De esta forma el Saeta 75 se vendía en su época por 325.000 pesetas con planes de financiación adaptados a cada cliente y al mismo tiempo, por si fuera poco, Barreiros se jactaba de entregar sus camiones en plazos de tiempo más cortos que los de ENASA. El éxito por lo tanto estaba asegurado sobre la base de una excelente relación calidad-precio. 

Barreiros Saeta

La extensa familia Saeta 

Por otra parte, la gama Barreiros Saeta comprendía una extensa familia de camiones que comenzaba en el modelo Saeta 15 de 3,5 toneladas de MMA y 1.500 kg de carga útil.  

Se trataba de un camión ligero que se comercializaba equipado con un motor de 65 CV, que se podía conducir con carné B de turismo y que en su época competía principalmente con los Ebro firmados por Motor Ibérica y que en su caso montaban motores Perkins. 

En un escalón superior se situaban las variantes Saeta 45 y 55 que incorporaban motores de 83 CV. Estos camiones de 4,5 y 5,5 toneladas de carga útil, respectivamente, costaban en tarifa la mitad de lo que podía valer un Pegaso Comet.  

Finalmente, por encima de estos modelos el catálogo de Barreiros disponía de los modelos Saeta 65 y 75 para tonelajes de carga de 6.500 y 7.500 kg, versiones a las que hay que sumar la presencia como opción de la novedosa tracción 4×4.  

Y fue precisamente esta amplia oferta de producto la principal razón que convirtió a los Barreiros Saeta en una serie con un gran éxito comercial, apuntando con ello a Eduardo Barreiros que apostaba por ofrecer con la gama Saeta un camión para todas las necesidades y para todos los bolsillos. 

Con cabina Berliet 

Si Pegaso contaba en el Comet con tecnología compartida con la británica Leyland, la colaboración internacional de Barreiros venía de la mano de la francesa Berliet, por otro lado origen de la actual Renault Trucks. 

A nadie se le oculta que la cabina de los Barreiros Saeta tenía una clara procedencia Berliet, concretamente de su cabina Panoramic, un habitáculo que comenzó a inutilizarse en España por primera vez en los Barreiros Halcón.  

Lo más notorio de la cabina Saeta es que ofrecía espacio para tres tripulantes gracias a una banqueta doble que se extendía sobre el túnel motor, mientras que el Pegaso Comet tan sólo tenía cabina para dos tripulantes, una circunstancia que para determinadas especialidades marcaba la diferencia. 

Seguro para camiones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *