Beneficios de Tener un Perro para un Bebé

mascota y bebe

Tener una mascota durante el primer año de vida de un bebé reduce el riesgo de alergias, problemas respiratorios y de otitis en un futuro.

En muchas ocasiones hemos oído a familiares o conocidos decir que no podían tener a su mascota con ellos teniendo un recién nacido en el hogar. Hasta tal punto era esta preocupación, que llegaban a deshacerse de sus mascotas para proteger al bebé. Se ha llegado a pensar hasta que lo ideal era mantener un ambiente lo más estéril posible cuando había un bebé en casa.

Pero, estudios realizados por Wayne County Health, Environment, Allergy and Asthma Longitudinal Study (WHEALS), demuestran que el sistema inmunológico está creado para ser expuesto a bacterias a gran escala, y por ello, si se minimizan estas exposiciones, no podrá desarrollarse correctamente el sistema inmunológico.

Tener un perro o un gato en el primer año de vida de un bebé reduce el riesgo de alergias y problemas respiratorios y de otitis en un futuro.

Otro beneficio para el pequeño es el bienestar cardiovascular. Tener perro puede reducir el estrés, la presión arterial y la frecuencia cardíaca, lo que conlleva tener un corazón más sano.

Un estudio de la Facultad de medicina en la Universidad de Cincinnati demuestra que un bebé que convive con un perro y, además,  tienen alergia a los perros, son cuatro veces menos propensos a tener eczema.

Y según van creciendo, ¡los beneficios aumentan!

bebe-y-perro

Son grandes compañeros de actividades que conducen a una vida activa y saludable

Según van creciendo los niños, los perros les aportan más beneficios. Son grandes compañeros de actividades al aire libre, correr y jugar juntos, que conduce a una vida activa y saludable.

Algunos pequeños tienen problemas de lectura o de autismo, y las mascotas les ayudan a superarlo. Según un estudio de la Universidad de Montreal, las hormonas del estrés de un niño con autismo se reducen drásticamente.  Al tener una menor ansiedad, adquiere confianza, se desarrolla mejor y supera los pequeños obstáculos con mayor facilidad. Hace que los niños crezcan más tranquilos y seguros de sí mismos.

 Una mascota ayuda a los niños a aprender habilidades sociales, controlar sus impulsos e incluso a mejorar su autoestima y sentirse seguro. Favorece el desarrollo cognitivo, socioemocional y físico de los niños.

Además, son grandes aliados en la conciliación entre hermanos. Puede ayudar a que estén más unidos, jugar juntos con su mascota, cuidarle y hacerse cargo de ella a partes iguales. Son un punto de unión que les ayuda cuidar a los animales de forma responsable.

1468516475_heart El niño aprende a desarrollar el sentido de la responsabilidad y a cuidar a su mejor amigo. Deben aprender a no molestarlo mientras duerme, a bañarle, a ponerle el plato de la comida, a mimarlo y quererlo, etc. ¿El beneficio? Tener un amigo fiel e incondicional que sólo quiere quererte.

Les ayuda a aprender la comunicación no verbal, puesto que con los animales no pueden hablar.

¿Cuál es el momento ideal para tener un perro o un gato en casa?

perro-en-casa

Tener una mascota en casa con un bebé o un niño es totalmente recomendable.

¡Cualquier momento es bueno para tener un perro en casa!

En bebés y niños que empiezan a caminar les ayuda en su desarrollo cognitivo ya que disfrutan de los aspectos sensoriales de los animales y aprenden sobre ellos.

A partir de los 4 años los niños son capaces de entender que su mascota es un gran amigo que vive con él como uno más de la familia. Desarrollan el sentido de la empatía y se desarrolla el sentimiento de la responsabilidad.

¿Qué hacemos para prevenir  las enfermedades que transmiten las mascotas?

Si se siguen correctamente los calendarios de vacunación y la desparasitación interna y externa de los perros y gatos, se reduce notoriamente el riesgo de transmisión de enfermedades. Tu veterinario te aconsejará siempre los cuidados que debes tener con tu mascota.

Es importante que el niño tenga unos hábitos de higiene para minimizar estos riesgos (lavarse las manos antes de comer, después de haber jugado, lavar los objetos que haya podido tocar la mascota y que tenga que utilizar el niño, no dejar que el perro se suba encima de la cama, etc.). Estos hábitos le servirán para el resto de la vida cotidiana que no tenga que ver con la mascota.

Con todos estos datos podemos decir que tener un perro o un gato en casa, con un bebé o un niño, es totalmente recomendable. Los beneficios son muchos y ayudas a un ser vivo a tener un hogar y a ser feliz.

Y si lo adoptas, ¡El beneficio es mucho mayor!.

Beneficios de Tener un Perro para un Bebé
4.9 (98%) 10 vote[s]

Un comentario

  1. Completamente de acuerdo, los peques y las mascotas encajan a la perfección. En nuestro caso fue a partir de los 3 años cuando les juntamos. Aunque ahora viajamos algo menos al no poder llevar al perro a todos los sitios, pero bueno, la cuna de viaje la amortizamos mucho antes así que estamos encantadxs 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *