Bentley: 10 modelos míticos que resumen su historia

Tras su paso por la histórica Rolls Royce e integrada en la actualidad en el grupo VW, la marca británica Bentley Motors acumula más de un siglo en plenas facultades industriales y comerciales. Repasamos la historia y los avatares empresariales de una marca que ya es mítica en la historia de la automoción y lo hacemos a través de diez de sus modelos más icónicos. Larga vida a Bentley.

El 8 de enero de 1919, tras finalizar la Primera Guerra Mundial, Walter Owen Bentley fundaba en Gran Bretaña la empresa Bentley Motors Limited. Antes de iniciar la producción de automóviles, Bentley ya era conocido por fabricar motores de aviación. El más famoso de ellos fue el Bentley BR1 que propulsaba los Sopwith Camel.

Tras la contienda Bentley decidió reutilizar la maquinaria de la que disponía y comenzar la fabricación de unos vehículos de lujo caracterizados por su gran fiabilidad, un rasgo que le permitió ganar cuatro veces consecutivas las 24 Horas de LeMans.

En 1929, tan solo diez años después de su nacimiento, la Gran Depresión hizo que Bentley quebrase siendo adquirida en ese momento por la también británica Rolls Royce. Desde finales de la década de los veinte hasta 1998 Bentley no cambiaría de manos, pero hace veintiún años fue adquirida por Volkswagen.

Durante esta etapa Bentley ha vivido sus mejores años a nivel económico. Si en 2003 consiguió vender 1.017 unidades, en el año 2004 multiplicó sus ventas hasta alcanzar las 7.686 unidades matriculadas, una cifra superior a la conseguida en conjunto por sus dos competidores directos, Rolls Royce y Maybach.

Este incremento lo consiguió gracias a cubrir el segmento de mercado existente entre los vehículos de lujo de serie y los de alto lujo. En 2007 Bentley marcó su mejor registro con 10.884 unidades vendidas, lo que supuso casi un 19% más de ventas que el año anterior.

Los modelos más icónicos

En el Salón Internacional del Automóvil de Londres de 1919 Bentley Motors presentaba su primer automóvil, el Bentley 3 Litros. Realmente solo se presentó el chasis, pues el diseño del motor todavía tardaría varios meses en aparecer y no sería hasta septiembre de 1921 cuando se entregasen las primeras unidades.

Hasta 1929, momento en el que se sustituyó por el 4,5 litros, se fabricaron tres variantes del Bentley 3 Litros que se conocieron por los colores de la placa del radiador. Estos fueron el Blue Label, el Red Label o Speed Model y el Green Label o Super Sports. En total se vendieron 1.622 unidades del Bentley 3 Litros entre las que se encuentran tres ejemplares de un modelo experimental.

El Bentley 3 Litros era un vehículo con grandes prestaciones. Equipaba un propulsor de tres litros, como su propio nombre indica, con cuatro cilindros y cuatro válvulas en cada caso, una gran innovación mecánica en aquella época. Además, montaba una caja de cambios de cuatro velocidades y tenía una potencia de 70 CV que le permitía alcanzar, al modelo de serie, los 129 km/h. Añadir que los modelos Speed Model y Super Sports podían llegar a los 145 km/h y 161 km/h, respectivamente.

Además de marcar un hito en la historia del automóvil, el Bentley 3 Litros también consiguió grandes logros deportivos, ganando en 1924 y 1927 las 24 Horas de LeMans.

bentley speed six

Bentley Speed Six

En la segunda mitad de la década de los veinte Bentley Motors comenzó a producir el Bentley 6,5 Litros, un coche de lujo pensado para la competición que equipaba un motor de seis cilindros en línea que generaban una potencia de 147 CV y que no gozó de la fiabilidad de sus antecesores.

Estos continuos problemas hicieron que en 1928 Bentley comenzó a producir una variante más eficaz a la que añadieron un segundo carburador y que fue conocido como el Bentley Speed Six. Este modelo conseguiría ganar durante tres años seguidos las 24 Horas de LeMans (1928, 1929 y 1930), hazaña que le convirtió en uno de los coches más famosos del mundo.

bentley 8 litros

Bentley 8 Litros

Antes de la Gran Depresión y de que Bentley cayera en la bancarrota y fuera adquirida por Rolls Royce, en 1930 sacaron a la venta un nuevo modelo con motor de ocho litros del que tan sólo se vendieron cien unidades. El Bentley 8 litros fue conocido como el «el coche silencioso de las 100 mph”.

Bentley 3,5 Litros

En 1931 Rolls Royce adquiría Bentley y ambas marcas comenzaron a compartir mecánicas. Fruto de esta unión es el Bentley 3,5 Litros, un coche del que realmente solo se comercializaba el chasis para ser carrozado por un tercero. En total se vendieron 1.177 unidades de las que la mitad fueron carrozadas por Park Ward.

bentley embiricos

Bentley Embiricos

El Bentley Embiricos es quizás uno de los modelos más importantes para la marca. Su producción comenzó en 1938 por encargo de André Embiricos, un adinerado piloto de carreras griego que vivía en París.

Embiricos, que daría nombre al coche, pidió a Bentley un coche basado en el 4,5 litros con una carrocería elegante y aerodinámica fabricada en Duralium, una aleación ligera de aluminio. Para hacer frente a este encargo Bentley junto las mejores mecánicas y los mejores diseños dando como resultado un coche con grandes innovaciones técnicas para la época que superaba los 180 km/h.

bentley R type

Bentley R-Type

El R-Type de Bentley fue el segundo modelo, tras el Mark VI, que la marca británica fabricó tras la Segunda Guerra Mundial en la casi recién estrenada fábrica de Crewe. Fue conocido también como el “Continental R-Type” debido a que los amantes de la velocidad británicos cruzaban el Canal de la Mancha para poder poner a prueba su velocidad en las carreteras del continente, ya que en las islas no existían autopistas.

El Bentley R-Type es uno de los modelos más icónicos de la marca. Se trata de un coupé de altas prestaciones que volvía a elevar a Bentley a lo más alto de la competición como ya hicieran sus antepasados. Este modelo logró alcanzar los 161 km/h con cuatro ocupantes a bordo, algo nunca visto hasta la fecha.

Bentley T1

En 1965, después de la presentación del S3 en 1962, último modelo de esa gama, salió a la luz la Serie T. Estos nuevos modelos tenían un aspecto muy similar al Silver Shadow de Rolls-Royce, perdiendo las señas de identidad de Bentley. Aquí comenzó la etapa más negra en lo relativo a la marca y sus diseños.

bentley mulsanne

Bentley Mulsanne

A finales de los sesenta Rolls Royce entró en una etapa de dificultades económicas. Para salvar la situación la marca fue primero nacionalizada y después, en 1980, salvada por Vickers, una empresa aeronáutica. 

Gracias a estos nuevos propietarios, Bentley volvería a conseguir esa imagen de marca e identidad propia que le caracterizó hasta los años cincuenta y presentó el Bentley Mulsanne, un modelo que se fabricaría hasta 1992 y que se retomaría en el 2010.

Bentley Continental R

En 1991 Bentley presentó en el Salón de Ginebra el Continental R, el primer modelo con una carrocería diferente a las de Rolls Royce desde el Continental R-Type de 1952.

El Continental R tenía un motor turbo y su diseño se caracterizaba por tener solo dos puertas, algo icónico de los gran turismos de los noventa. En un posterior rediseño se acortó la distancia entre los ejes y se aumentó la potencia.

Bentley Azure

El último gran clásico fabricado por Bentley fue el Azure. Este modelo comenzó su producción en 1995 y fue diseñado por Pininfarina. El Bentley Azure es realmente una versión descapotable del Continental R con dos puertas y espacio para cuatro pasajeros. En su primera versión, producida hasta 2003, el Azure equipaba un motor gasolina V8 de 6,75 litros que le daba una potencia de 400 CV.  Su rediseño se produciría en 2006 y su fabricación sigue llevándose a cabo en la actualidad.

seguro coche antiguo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *