El colapso en Biriatou cuesta 40.000 euros anuales por camión

Desde noviembre de 2015 la frontera de Biriatou es un colapso continuo por culpa de la gendarmería francesa. Por este punto pasan diariamente unos 11.000 camiones con destino a Europa, que pierden una media de 3,6 horas para conseguir pisar territorio francés. Un cálculo del Comité Nacional estima que las pérdidas soportadas por camión alcanzan los 40.000 euros anuales.

Biriatou imagen Transporte 042-1 (1)

El ministerio de Fomento y el Comité Nacional del Transporte (CNTC) están presionando a las autoridades francesas para que pongan solución una solución definitiva al colapso circulatorio que desde noviembre de 2015 se viene produciendo en la frontera de Biriatou, un viejo problema que el actual ministro, José Luis Ábalos, ha confirmado que se tratará en la próxima reunión bilateral España-Francia de ministros de Transportes.

Se calcula que diariamente transitan por este itinerario fronterizo más de 11.000 camiones pesados, que para poder acceder a sus distintos destinos en Europa tienen que sufrir colas kilométricas en territorio español, con el impacto medioambiental negativo que ello tiene, antes de conseguir pasar a Francia.

La denuncia española califica como “incomprensible”, “indiscriminado” e “intolerable” el comportamiento que muestra la gendarmería francesa en este punto fronterizo, sometiendo a los camiones a unos controles difícilmente compatibles con los acuerdos de libre tránsito de Schengen. Por este motivo, junto al cierre permanente de la mayor parte de las cabinas de peaje, las empresas de transporte tienen que soportar pérdidas millonarias.

Los datos aportados por la patronal Fitrans, y que han sido obtenidos del Centro de Gestión de Tráfico del País Vasco, reflejan que este tipo de paralizaciones se han venido produciendo durante al menos un 51,5% de los días del año desde noviembre de 2015. Las retenciones han provocado una pérdida diaria media de 3,6 horas, lo que se traduce en aproximadamente 2.341 horas.

En este tiempo las colas de camiones en días laborables son habitualmente de 4-5 kilómetros de longitud, aunque en determinadas fechas festivas en Francia se alcanzaron retenciones récord de 19 kilómetros (3 de abril de 2018) o de 23 kilómetros (22 de mayo de 2018). Desde el Comité Nacional del Transporte se estima que por este motivo las pérdidas económicas y de rentabilidad para el sector son cuantiosas. Según sus cálculos un camión pierde una media de 55 euros por cada hora de retención, lo que permitiría hablar de unas pérdidas totales de unos 40.000 euros anuales de media por vehículo para cada uno de los 11.000 vehículos que atraviesan a diario la frontera.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *