BMW, marca mejor posicionada para afrontar la revolución tecnológica de los coches

Según los propios directivos del sector de la automoción, la marca alemana BMW es considerada en este momento como la más innovadora en tecnología aplicada a la conducción.

Según el estudio publicado por KPMG, esto coloca al fabricante como el mejor posicionado para afrontar los próximos cinco años.

Líderes en innovación del automóvil. Así es considerada BMW por la gran mayoría de los cerca de mil directivos del sector encuestados por una de las «Big Four» (las firmas más importantes del mundo en el sector de la consultoría y auditoría), en este caso por KPMG.

Para elaborar el estudio «Informe Global sobre Automoción 2017»,  se realizaron más de 3.000 encuestas a personas de 42 países diferentes. 2.400 conductores y cerca de un millar de presidentes, consejeros delegados y ejecutivos del sector de la automoción. Un estudio cuyos resultados pone negro sobre blanco la posición prominente de BMW en medio de la revolución tecnológica del sector. Lo que la sitúa como la empresa mejor posicionada para afrontar el próximo lustro.

gráfica de estudio sobre automoción 2017

Marcas mejor posicionadas para la evolución del sector del automóvil

Cinco años en los que se espera que el auge de los vehículos eléctricos y autónomos crezca exponencialmente, así como la realidad aumentada y el análisis de datos aplicados a la conducción. Del mismo modo que se espera también un cambio disruptivo en la forma de consumir y adquirir los productos del sector del automóvil. Un lapso de tiempo en el que pueden cambiar muchísimas cosas en el sector, según los propios expertos.

Según la propia BMW, se consolidan en este puesto de liderazgo gracias a su «firme apuesta tanto por la movilidad eléctrica como por la conducción autónoma.  Los resultados del informe de KPMG no hacen más que poner de manifiesto el resultado de la fuerte apuesta estratégica de BMW Group por la movilidad sostenible y la eficiencia, así como reforzar su visión como compañía tecnológica de servicios de movilidad”, señalan los alemanes en un comunicado.

Cabe destacar que, a día de hoy, se mantienen como la marca líder en el segmento premium de híbridos enchufables. Habiendo alcanzado los 100.000 vehículos eléctricos vendidos durante el pasado año.  Una cifra que quieren alcanzar a vender «sólo en 2017». Previsiones quizá demasiado optimistas, pero en la línea de lo posible si tenemos en cuenta la actual «fiebre» que vive el sector en cuanto al interés por este tipo de vehículos.

Pese a que en lo referente a la conducción autónoma todo el mundo identifica esta tecnología con la marca Tesla (sin duda en gran parte gracias a la enorme inversión en marketing de esta última), lo cierto es que BMW está también apostando fuerte por ella. Y en la actualidad está aplicándola en sus modelos de la Serie 7 y la Serie 5.

Coche BMW eléctrico muestra de la renovación tecnológica de la marca

BMW, la marca mejor preparada para la disrupción tecnológica en el automóvil

Caídas de ventas, coches compartidos y mercadeo de datos

Las conclusiones del informe de KPMG no son sólo extrapolables a BMW, sino que este estudio revela tendencias que podrían cambiar de arriba a abajo la industria de la automoción. Del mismo modo que parece que las nuevas tecnologías podrían cambiar la forma en que actualmente entendemos el propio «acto de conducir». Y es que se espera que el desarrollo de la conducción autónoma tenga consecuencias vitales: «Mañana los criterios diferenciadores entre marcas tendrán que ver con cómo de bien el coche nos ayuda a relajarnos, a trabajar y a concentrarnos, o a divertirnos y socializarnos», señalan desde la consultora big four.

Según los datos del mismo estudio el 85% de los encuestados cree que el futuro el propio ecosistema digital de los coches generará más ingresos que la propia venta de los vehículos. Unos datos que asustan. Y eso a pesar de que actualmente los conductores no se muestran muy partidarios de «vender» sus datos de conducción a las compañías si no es por sustanciosas contraprestaciones como usuarios.

Otras tendencias que apuntan los expertos del sector es el crecimiento del llamado «coche compartido» (en sus diferentes fórmulas), con la consiguiente caída de las ventas de coches. Y es que éstos esperan que en 2025 sólo la mitad de los conductores tengan coche propio.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *