Los camiones, fuera de la AP-7 los domingos de septiembre

La liberalización de la AP-7 y el fin de los peajes está provocando que los domingos se formen grandes atascos en esta autopista. Por ello la Generalitat restringirá durante los domingos del mes de septiembre la circulación de camiones por encima de 7.500 kg entre las 17 y las 22 horas, una decisión que los transportistas consideran discriminatoria y que obligará a que cientos de camiones se embolsen en las proximidades de Vinaroz (Castellón) donde no existen áreas de servicio para acogerlos.

Los camiones, fuera de la AP-7 los domingos de septiembre

Curiosamente, la liberación de la autopista AP-7 el pasado 1 de septiembre puede convertirse en un problema para los transportistas de mercancías.

Durante el primer fin de semana sin peajes se produjo un monumental atasco que amenaza con repetirse y que la Generalitat de Cataluña, a través de su Servicio de Tránsito, pretende solucionar prohibiendo los domingos de septiembre (Resolución INT/2750/2021 de 9 de septiembre) la circulación de camiones entre las 17 y las 22 horas.

Esta medida estará en vigor, dirección Barcelona, entre los kilómetros 281 (L´Hospitalet d´Infant) y 84,5 (Maçanet de la Selva) y afectará a todos los camiones con una MMA superior a 7.500 kg.

Por otra parte, una medida de este tipo significa que los 12.000 camiones que los fines de semana transitan por la AP-7 en dirección a la frontera francesa no podrán hacerlo, teniendo además en cuenta que los domingos Francia tiene en vigor restricciones a la circulación de camiones. De este total de camiones aproximadamente un 60% son exportaciones españolas.

Además, la restricción entre las 17 y las 22 horas va a provocar que los camiones que circulen por la AP-7 deberán permanecer “embolsados” en las inmediaciones de Vinaroz (Castellón) a la espera del fin de las restricciones, cuando es conocido que en esa zona de la AP-7 no existen áreas de servicio e instalaciones suficientes para acoger con garantías el volumen de camiones y conductores que pueden quedar paralizados.

Desde el Comité Nacional del Transporte (CNTC) y desde las asociaciones de transportistas se critica que el MITMA y a la Generalitat de Cataluña no tengan pensada una estrategia de tráfico tras el levantamiento de los peajes, cuando era evidente que una medida de este tipo iba a provocar un importante incremento del número de vehículos que utilizan la AP-7.

En su opinión las restricciones de circulación a los camiones no puede ser la solución, porque ello va en contra de la rentabilidad de las empresas de transporte y de las empresas cargadoras, dado que la paralización va a dañar la imagen de nuestras exportaciones.

Para los representantes de los transportistas una posible solución a los atascos serían los carriles reversibles dirección Barcelona, el levantamiento de todas las barreras en los peajes y una mayor presencia de los “mossos” en la AP-7. Finalmente, los transportistas se reservan su derecho a solicitar el amparo del Gobierno y de los estamentos judiciales competentes al tratarse de una medida discriminatoria.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *