Camiones eléctricos y autónomos serán una realidad en 2050

En 2031 el coste de un camión pesado eléctrico será similar al de un camión diésel y en el horizonte de 2050 el transporte con camiones autónomos será una realidad en Europa, lo que provocará entre otras cosas que los costes del transporte por carretera se reduzcan un 40%.

Los camiones eléctricos y autónomos como este Mercedes-Benz eActros serán una realidad en el horizonte de 2050

En la próxima edición del Salón de Hannover los camiones de propulsión eléctrica van a ser los protagonistas. Los objetivos medioambientales propuestos por la Comisión Europea para 2030 obligan a la sustitución de los combustibles derivados del petróleo y la apuesta por las soluciones Cero Emisiones, con un periodo intermedio en el que las mecánicas diésel optimizadas de última generación, los biocombustibles y el gas natural vehicular se repartirán un mercado donde la energía eléctrica irá incrementando su participación, incluso en el segmento del transporte pesado.

Entre 2019 y 2020 son varias las marcas que ya tienen previsto iniciar la producción y la comercialización de camiones pesados eléctricos para labores de reparto y distribución, mientras que en el horizonte de 2025 podríamos ver en Europa los primeros prototipos de tractoras de propulsión eléctrica. El objetivo es que en 2040 los combustibles fósiles hayan desaparecido del transporte o hayan sido relegados a empleos muy determinados.

Los expertos calculan que entre 2030-2031 el coste de un camión eléctrico pesado será similar al de un camión diésel, aunque la expansión de este tipo de vehículos dependerá en gran medida de que las instalaciones de recarga también hayan alcanzado un punto culminante y suficiente para cubrir las necesidades de los transportistas.

Por otro lado, en 2050 los costes operativos de las empresas de transporte descenderán entorno a un 40%, una circunstancia que vendrá motivada en buena parte por la aplicación de los últimos escalones del programa de conducción autónoma. En ese sentido los constructores europeos presentarán durante 2019-2020 sus nuevos camiones semiautónomos de “Nivel 2” y su estrategia pasa porque las futuras generaciones pasen directamente al “Nivel 4”.

Esta decisión viene dada porque en su opinión el “Nivel 3” no ofrecerá ventajas para los transportistas, puesto que la normativa exigirá que los conductores se mantengan a bordo de los vehículos lo que impedirá ahorros en el tema salarios, y sin embargo los costes derivados de las tecnologías embarcadas encarecerán los camiones en unos miles de euros. Por el contrario en 2050 se prevé que los camiones autónomos ya podrán circular sin conductor o al menos que puedan hacerlo bajo la fórmula “platooning” con un solo chófer para un mismo grupo de vehículos.

Seguro para camiones

Camiones eléctricos y autónomos serán una realidad en 2050
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *