2020: Los camiones dirección Francia deberán parar en Burgos

En domingos y festivos entre el 3 de julio y el 13 de septiembre de 2020, los camiones que se dirijan a Francia podrían estar obligados a parar en Burgos entre las 16 y las 21 horas, para así evitar aglomeraciones en la frontera. Esta es la novedad con la que la DGT ha sorprendido a los transportistas como propuesta de restricción para el año que viene.

Restricciones 2020: Los camiones dirección Francia deberán parar en Burgos

Como todos los años por estas fechas la Dirección General de Tráfico (DGT) ha presentado el borrador de Resolución, por la que una vez publicadas en el BOE se regularán durante 2020 las restricciones a la circulación de camiones pesados en nuestro país.

Pero en esta ocasión el escenario normativo es muy diferente al de años anteriores, porque el documento elaborado por la DGT viene con “susto”, ya que sin ningún tipo de consenso y sin previo aviso incorpora como novedad una nueva restricción para los camiones de más de 7,5 toneladas que hasta el momento no existía.

Lo que se propone desde la DGT es que los domingos y festivos comprendidos entre el 3 de julio y el 13 de septiembre, aquellos camiones pesados que circulen con destino hacia el País Vasco y la frontera de Irún no puedan circular entre las 16 y las 21 horas, unas restricciones al tráfico que en caso de necesidad podrían extenderse también durante el resto del año con ocasión de determinadas operaciones salida.

De acuerdo con los planes de la DGT la entrada en vigor de esta medida significaría, que los camiones afectados por la nueva prohibición estarían obligados a detenerse a la altura de Burgos, a más de 250 kilómetros de distancia de la frontera con Francia, una propuesta que las asociaciones de transportistas califican de un absoluto disparate.

En opinión de estas organizaciones, lo que propone la DGT es trasladar de lugar los problemas provocados por el “embolsamiento” de camiones en la frontera, con el agravante de que el nuevo “punto de espera”, Burgos, se encuentra demasiado alejado de los destinos europeos de las mercancías españolas, lo que no contribuiría en nada a la seguridad vial y a la competitividad de las empresas de transporte y de la economía en general, provocando además un innecesario encarecimiento de las exportaciones procedentes de España.

Desde el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC) ya se ha trasladado a la Dirección General de Tráfico el rechazo absoluto del sector a una propuesta que, en su opinión, carece de sentido práctico y de justificación medioambiental, y que puede provocar daños irreversibles a la economía.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *