Carreras de caballos sin fusta en Reino Unido

La fusta es un elemento más en el equipamiento de un jockey de carreras. Sin embargo, su uso indiscriminado ha llevado a que cada temporada salgan titulares y noticias sobre animales lesionados por la dureza de los golpes y jinetes sancionados por una utilización abusiva de la fusta. Este año el Reino Unido será el primer país en prohibir su utilización salvo en casos totalmente necesarios.

CARRERAS SIN FUSTA

La fusta es una vara flexible utilizada en las competiciones hípicas para estimular al caballo. Muchas voces defienden su uso como una forma de mantener al caballo centrado en el ejercicio que está realizando, pero cada vez son más voces las que critican que las fustas se utilicen de forma excesiva, principalmente en las carreras, donde la competitividad es feroz.

El Código de Carreras de Galope del Jockey Club Español, concretamente en su artículo 156, recoge cuáles son las normas del uso de la fusta. Según esta normativa está autorizado el empleo de fustas reglamentarias, que no deben tener piezas o bordes que puedan dañar al caballo, ya que se entiende que su función es la de provocar una respuesta en el animal sin necesidad de causarle lesiones. Con este objetivo se insta a los Comisarios de Carrera a que sancionen el uso abusivo de la fusta.

Nunca más de seis veces

Según este reglamento se considerará abusivo utilizar la fusta más de seis veces durante  la carrera o más de dos veces en el mismo tranco.

También está prohibido hacerlo de forma continuada sin esperar respuesta del animal o por encima del hombro del jinete, golpear en zonas diferentes a los cuartos traseros o la espalda o hacerlo cuando no hay posibilidades de clasificarse entre los cinco primeros, cuando el caballo es claramente ganador o una vez superada la línea de meta.

CARRERAS DE CABALLOS SIN FUSTA

Las sanciones van desde los 100 euros por incumplimientos leves hasta la expulsión temporal de las competiciones en casos reiterados. Son los Comisarios de Carreras los encargados de valorar la gravedad del incumplimiento y la cuantía de la sanción, aumentando si el jockey ya ha sido multado en otras ocasiones. Además se permite la consulta a los servicios veterinarios para determinar los daños causados al animal para determinar el castigo.

Un asunto internacional

En relación con el uso de la fusta a nivel mundial las diferencias son notables, aunque de forma general en todos los casos se regulan dos situaciones: el uso inadecuado y el uso abusivo.

Francia y España son los países más restrictivos, mientras que en Estados Unidos existen diferentes limitaciones en cada condado (siete golpes en Nueva York hasta golpes ilimitados en el Derby de Kentucky). Para tratar de solventar estas diferencias el Horse Welfare Board, organismo creado en Reino Unido con el fin de mejorar la vida de los caballos, ha publicado una serie de medidas, muchas de ellas encaminadas al adecuado uso de la fusta.

JINETES SIN FUSTA EN REINO UNIDO

Sin embargo, la no uniformidad en los reglamentos entre países, las continuas infracciones y las sanciones inadecuadas, han creado mucho malestar entre los aficionados, siendo frecuentes los debates acerca de este tema.

Desde algunos sectores se defiende que las fustas acolchadas no dañan a los caballos, aunque otros no opinan lo mismo. Y una prueba irrefutable son las visibles lesiones que presentaba el caballo ganador de la Copa de Melbourne de 2019 y que coinciden con los golpes de la fusta dados por su jinete.

Reino Unido, país pionero

Desde hace varios años en Reino Unido los jóvenes jinetes en formación realizan carreras con el estilo “hands and heels” (manos y talones) gracias a la serie Racing Excellence. Consisten en carreras en llano y con saltos donde la fusta tan sólo se puede utiizar por razones de seguridad, quedando prohibido su uso para estimular o corregir a los caballos.

Este año la Championship Horse Racing pretende extender el “hands and heels” también a los jinetes profesionales de la Racing League, que tendrá lugar durante seis jueves consecutivos entre los meses de julio y agosto.  Habrá seis carreras y cada equipo tendrá un corredor en cada carrera.

En esta serie los doce equipos competirán por un premio que supera los dos millones de euros, quedando limitado el uso de la fusta durante toda la competición, lo que pretende mejorar la imagen pública de este deporte.

Esta preocupación por el bienestar de los caballos se debe a que gran parte de los aficionados no ven con buenos ojos el uso continuado de la fusta con el único objetivo de que el animal corra más, incluso cuando la carrera ya está resuelta o sin dejar tiempo para que el caballo responda por sí mismo.

Esta competición es, además, un primer paso para animar a los países a unificar los criterios en todas las carreras, ya que, aunque la Junta Californiana de Carreras de Caballos (CHRB) anunció hace tiempo que limitaría el uso de esta herramienta, esta medida no se ha llegado a aplicar pese a haber sido aprobada.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *