Catástrofes naturales: ¿Cómo proteger mi casa y a mi familia?

catástrofes como las inundaciones provocan grandes daños a propiedades y personas

La Federación Europea de Seguros y Reaseguros publica una serie de consejos para limitar los daños que pueden causarnos grandes catástrofes naturales como las inundaciones, los terremotos o los tifones. Asegúrate sabiamente…

La Federación Europea de Seguros y Reaseguros (Insurance Europe) ha publicado esta semana una infografía sobre los pasos que los ciudadanos podemos dar para protegernos frente a catástrofes naturales y así limitar nuestras pérdidas en caso de producirse uno de ellos. 

La infografía es parte de la campaña #InsureWisely de Insurance Europe, que tiene como objetivo aumentar la educación financiera y los niveles de conciencia en toda Europa.

Si bien los grandes fenómenos meteorológicos y naturales como las tormentas torrenciales, las inundaciones o los tsunamis y terremotos son difícilmente predecibles, sí que hay una serie de medidas que podemos tomar para reducir nuestras posibilidades de padecer pérdidas a causa de ellos. Ya que las catástrofes naturales tienen el potencial de causar graves daños a nuestro hogar y nuestras pertenencias personales.

Estos son los 5 consejos básicos a seguir si queremos proteger nuestros bienes que nos ofrece la máxima autoridad europea en seguros…

Prevención: Cómo estar preparado

Como en absolutamente todo, la prevención siempre es la mejor protección. Razón por la que es importante estar al tanto de cuáles son los principales riesgos en nuestro lugar de residencia y cómo debemos proceder en caso de que se produzca una de estas emergencias.

Si residimos en una zona particularmente vulnerable a las inundaciones, por ejemplo, deberemos analizar qué pasos podemos dar para reforzar la seguridad de nuestra vivienda y nuestro bienes en caso de inundación.

Un buen ejemplo de ello sería sería hacer una copia digital de todos nuestros documentos importantes, como las escrituras de la casa, nuestra documentación e identificaciones personales. Podemos guardar los originales en un lugar bien protegido, como una caja de seguridad. Pero si además guardamos en la nube la copia de los documentos, nos aseguraremos de que no vamos a perderlos.

Además es importante contar con una especie de «inventario» de nuestros objetos y pertenencias personales de valor. Guardando también en lugar seguro los recibos de compra de los mismos, ya que éstos serán necesarios en caso de tener que reclamar al seguro.

Elige la póliza adecuada para ti

Tener una póliza de seguro adecuada es una de las herramientas fundamentales a la hora de cubrir los posibles daños que en nuestros bienes cause una catástrofe natural.

Evidentemente, antes de contratar una póliza de seguro específica contra catástrofes naturales específica, deberías verificar lo que ya puede estar cubierto por tus actuales pólizas de seguro. Como por ejemplo los supuestos que ya están cubiertos en tu seguro de hogar o en tu seguro de coche. Así no pagarás dos veces por la misma cobertura.

En este punto hay que hacer hincapié en un aspecto: aunque la publicidad del sector lleva años atacando al consumidor con la guerra de precios, no siempre más barato es mejor. Porque luego la letra pequeña de los seguros puede traernos grandes quebraderos de cabeza. Asegúrate de que la póliza sea adecuada la adecuada a tus necesidades.

Conoce tus coberturas

Leer y comprender los términos y condiciones de nuestra póliza de seguro, incluido lo que está cubierto y las posibles exclusiones que pueda tener, es fundamental para dormir tranquilos respecto a la protección de nuestros bienes.

Si vas a llevar a cabo alguna renovación estructural o reforma de tu hogar deberás, además, informar a tu compañía de seguros para que quede bien reflejado en la póliza del seguro de hogar.

Si tienes dudas sobre las coberturas exactas de tu seguro y lo contrataste a través un corredor de seguros, éste podrá explicarte punto a punto cada una de las coberturas incluidas en tus pólizas.

Hacer una reclamación al seguro

Si sufres una pérdida de tus bienes o daños en los mismos a causa de una catástrofe natural, debes ponerte en contacto con tu aseguradora lo antes posible para que te ayude y te brinde asesoramiento acerca de cómo debes proceder.

Es importante tomar nota detallada de todos los daños y pérdidas registrados a causa del siniestro. Tomando las fotos o vídeos necesarios para facilitar el trabajo del departamento de siniestros de su compañía aseguradora.

No tengas prisa por deshacerte de los bienes dañados y guárdalos un tiempo. Ya que es posible que algunos de ellos puedan ser reparados. Tras sufrir una catástrofe natural lo fundamental es salvaguardar tu seguridad y la de los tuyos tomando las acciones necesarias para ello en tu hogar. Pero hay que evitar eliminar las pruebas y registros necesarios para que el perito de la compañía acuda al lugar de los hechos y tome buena nota de los mismos. De ahí que lo primero a realizar siempre sea la llamada a nuestra compañía aseguradora, para que te indiquen cómo proceder y que te envíen cuanto antes al perito.

Las aseguradoras pueden proporcionarte su experiencia

Las compañías de seguros no sólo están para darnos coberturas a través de una póliza. Si no que también pueden ayudarnos a la hora de prepararnos y protegernos de una catástrofe natural. En varios países la industria aseguradora ha desarrollado mapas de riesgos y peligros, así como herramientas de zonificación que pueden ayudarte a evaluar los posibles riesgos que enfrentas en tu hogar. Además, algunas aseguradoras también ofrecen servicios de reducción de riesgos, como alertas sobre eventos climáticos extremos, como lluvias torrenciales o tormentas de granizo.

El mejor comparador de seguros

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *