Chorkie, el híbrido de yorkshire terrier y chihuahua

En la década de los noventa los criadores comenzaron a cruzar ejemplares de chihuahua y de yorkshire terrier con el objetivo de obtener ejemplares híbridos con menos problemas de salud que sus progenitores. El resultado de este cruce fue el Chorkie, una hibridación que por el momento no ha sido aceptada como raza.

chorkie

Los problemas de salud que muestran algunas de las razas caninas más demandadas, provoca que los criadores realicen hibridaciones entre ejemplares de razas dispares con el objetivo de conseguir ejemplares que mantengan los rasgos positivos de sus progenitores y que al mismo tiempo sean capaces de corregir sus defectos.

Este el caso del Chorkie, un cruce de yorkshire y chihuahua que comenzó a surgir en la década de los noventa y que aunque ha sido aceptado por el American Hybrid Canine Club, todavía no ha conseguido el reconocimiento como raza independiente con estándares propios.

Los Chorkies son perros de pequeño tamaño, con una altura que oscila entre los 15 y los 23 centímetros y un peso de aproximadamente cuatro kilogramos, aunque su mayor atractivo es que se trata de animales que pueden alcanzar los quince años, superando con facilidad los diez años de edad.

El cuerpo del perro Chorkie es de forma rectangular, mientras que su cabeza es redondeada y muy similar a la de un chihuahua, aunque la distribución de su pelaje sobre la cara hace que a simple vista se parezca más a un yorkshire.

Presenta unas grandes orejas en forma triangular, cubiertas de pelo y más o menos erguidas. Sus ojos son grandes, habitualmente de color oscuro, mientras que su nariz es pequeña y oscura.

chorkie

El pelaje del Chorkie cambia dependiendo de cuál de las dos razas progenitoras sea la predominante desde un punto de vista genético. En el caso de que el predominio sea yorkshire terrier el pelo es más rizado, mientras que si predomina la genética del chihuahua es más liso. Las capas más frecuentes son marrón, negro, dorado y gris.

Estos perros son sumamente delicados en su etapa de cachorro, momento en el cual su salud es más frágil, pero ya entonces muestran un carácter despierto, activo y muy sociable, pasando de adulto a convertirse en animales muy independientes y que pueden llegar a presentar problemas de exceso de actividad. Los baños han de ser restringidos puesto que el Chorkie es un perro de piel sensible y un exceso en el baño puede afectar al buen estado de su dermis. Por otro lado, son animales sensibles al frío, por lo que no es aconsejable raparlos salvo en condiciones de calor extremo.

seguro veterinario para perro

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *