¿Sabías que un coche diésel contamina más que un camión?

camiones diesel contaminan poco

¿Cómo puede un turismo diésel contaminar más que uno de estos camiones?

Es una de las noticias del año para muchos. ¿Cómo es posible que un coche diésel, de apenas una tonelada o tonelada y media contamine más que un camión con mucha más potencia y varias toneladas de peso? La respuesta la ha puesto encima de la mesa el Consejo Internacional para el Transporte Limpio (ICCT) en su último informe.

Los mismos científicos que destaparon el escándalo del fraude en las emisiones de CO2 de Volkswagen han sacado ahora la luz un estudio que pone negro sobre blanco la realidad de las mediciones que se llevan a cabo a los vehículos antes de ponerlos a la venta. Unas pruebas claramente desacreditadas que muestran notables diferencias con la rigurosidad que sí se les exige a los fabricantes de vehículos industriales.

El ICCT demuestra que las pruebas de laboratorio que se están realizando en Europa ofrecen unos resultados que no coinciden en absoluto con los que se obtienen una vez se realizan las pruebas de emisión de estos vehículos en carretera. El supuesto límite real que debe cumplir un coche ‘Euro 6’ para salir al mercado europeo es de 80 miligramos de óxido de nitrógeno por kilómetro. Mientras que las pruebas en carretera de los actuales turismos diésel  que se están comercializando demuestran que en algunos casos superan los 500 miligramos por kilómetro. Más del doble de lo que generan los camiones y autobuses sujetos a la ‘Euro 6’, que emiten un máximo de 210 miligramos de NOx.

diesel viejo contaminante

El diésel ha sido la estrella durante la última década en el continente europeo

Europa, el continente que potenció al diésel

La organización internacional de científicos e ingenieros no duda tampoco en su informe a la hora de buscar responsables: la política proteccionista de la Unión Europea respecto a los fabricantes de turismos diésel ha provocado una clara sobrecarga del medio ambiente en las principales capitales europeas. De hecho, estos altos niveles de emisiones han provocado que ciudades como Madrid o París hayan tenido que tomar medidas drásticas para combatir los picos de contaminación. Y esto se debe en gran parte, según el ICCT, a un parque móvil europeo donde predominan claramente los turismos diésel. Ya que el comprador europeo medio se ha visto siempre motivado y empujado a la compra de este tipo de vehículos debido a las normativas europeas de los últimos 10-15 años. Según los datos que maneja la organización, en Europa se venden, a día de hoy, más coches diésel que en China, las dos Américas e India juntas. Unos datos preocupantes si tenemos en cuenta la contaminación que están produciendo.

estadisticas coches diesel europa

Ventas de vehículos pesados y ligeros de diesel en varios mercados en 2014. El
porcentaje de las ventas diésel totales entre paréntesis

El futuro requiere un cambio de paradigma: menos trampas y más efectividad

Más a allá de las más o menos efectivas medidas circunstanciales que están tomando las administraciones locales europeas para combatir los picos de contaminación. El futuro del mercado automovilístico necesita un cambio de paradigma que ya reclaman muchos consumidores.

Por una parte cada vez son más los compradores que optan por vehículos híbridos o 100% eléctricos. Ya sea motivados por la preocupación que genera el claro deterioro del medio ambiente en los últimos años, o bien por el temor que genera en muchos que las nuevas restricciones de circulación se extiendan y acaben por no poder circular con normalidad con sus actuales vehículos. Lo cierto es que el mercado de híbridos y eléctricos está creciendo a pasos agigantados con respecto a sus cifras de hace apenas 5 años.

coches eléctricos versus coches diesel

La fiebre del coche eléctrico empieza a despuntar

Por otra está la necesidad de dejar de engañar al consumidor. Según han demostrado desde ICCT y, tal y como han denunciado decenas de medios especializados en el mundo del motor, el escándalo Volkswagen era un secreto a voces. Pero lo más preocupante no era eso, sino que sólo es “la punta del iceberg”. Pues lo que muchos periodistas especializados denuncian –como Hugo Valverde en este artículo– es que no sólo se ha estado engañando a los clientes en las pruebas de emisiones, sino que cuando hablamos de consumo la tónica es la misma. Las anticuadas pruebas que se realizan en la Unión Europea han beneficiado claramente a los fabricantes. Siempre en detrimento del consumidor, cuyo coche no sólo es mucho más tóxico de lo que él cree, sino que puede costarle hasta 5.600 euros más de combustible de lo que marca su ficha técnica.

Con los últimos escándalos expuestos en los medios, la cada vez mayor concienciación de la necesidad de respetar el medio ambiente y el nacimiento del ‘smart consumer’ o ‘consumidor inteligente’, que se informa, compara e investiga la información que existe sobre cada modelo en las redes, tanto los fabricantes como las autoridades deben “ponerse las pilas”. En un mundo cada vez más globalizado, al europeo medio le importa mucho menos dónde se fabrica su coche y se deja llevar menos por las supuestas ventajas que le vende la publicidad. Le importa más la realidad de su vehículo (consumo, vida útil, emisiones,…), así como el hecho de que el fabricante no le tome el pelo o le dé “gato por liebre”.

¿Sabías que un coche diésel contamina más que un camión?
5 (100%) 11 votes

Un comentario

  1. Lo que hace falta es empezar a ELIMINAR los contaminantes NOx, vengan desde donde vengan. La tecnología existe, falta VOLUNTAD.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *