Los coches de caballos vuelven a Sevilla

Han sido meses duros para los cocheros de Sevilla. La falta de ingresos y el coste asociado a mantener los animales ha llevado a muchos de ellos a una difícil situación. Sin embargo este colectivo afronta con ilusión la “nueva normalidad”, ya que han podido volver a la actividad. La esperanza de este gremio es la mayor afluencia de turistas durante el verano debido a las limitaciones de playas y centros de ocio.

coches de caballos en Sevilla

La apertura de puertas en los monumentos sevillanos va a permitir que el sector turístico sevillano arranque tras el parón sufrido durante la crisis del COVID-19. Lugares tan emblemáticos como el Alcázar o la Catedral de Sevilla podrán abrir sus puertas a partir del mes de julio, pero sin duda faltaba uno de los atractivos de la ciudad, el paseo en coches de caballos, que afortunadamente ha vuelto a verse en las calles del centro de Sevilla.

El 12 de Junio se retomó la actividad ecuestre en las calles de la ciudad, volviéndose a ver los coches de caballos  en las paradas de la Puerta de Jerez, del Archivo de Indias, la Torre del Oro o la Plaza del Triunfo tras tres meses de inactividad. Y es que el coronavirus mandó a las cuadras a los caballos del centenar de carruajes que desarrollan su actividad en la ciudad desde el pasado 15 de Marzo.

El gremio de cocheros de Sevilla, formado por un total de 97 profesionales de la ciudad ha reiniciado su actividad según las palabras de su representante, Manuel Navarro. Unos 35 coches han vuelto a las calles para desarrollar su actividad, ya que se consideran un servicio público y en breve se espera que vuelvan más.

Se permite el paseo al aire libre

El gobierno central permitió desde el mes de Mayo la vuelta a la actividad de los transportes públicos. La posibilidad de ocupar todas las plazas no supone un problema ya que es un servicio que se desarrolla al aire libre, por lo que los pasajeros estarán expuestos a un menor riesgo de contagio. La diferente altura a la que se encuentra el pescante donde va el cochero y el hecho de que la mayoría de personas que utilizan el transporte convivan reduce de manera importante las posibilidades de contagio en este servicio.

La vuelta del turismo extranjero todavía no es una realidad en Sevilla, aunque eso no ha desanimado a los cocheros, que han vuelto a trabajar en las calles para coincidir con la vuelta a la normalidad y la reapertura de los monumentos. El retorno se ha comunicado a la delegación del gobierno y al Ayuntamiento de Sevilla.

coche de caballo en Sevilla

La vuelta a la actividad supondrá recuperar la rutina de los caballos, que tras tres meses de poco ejercicio necesitan ejercitar la musculatura y ponerse a punto para la llegada de los nuevos clientes. Según explica Navarro el retorno a la actividad se está haciendo duro por la falta de turistas, siendo poco rentable el volver cada día a las calles, y es que cada cochero precisa de al menos tres caballos para llevar a cabo su actividad. Cada animal trabaja dos días a la semana, turnándose con otros para hacer el trabajo.

La población local es la que está permitiendo mantener el servicio de los coches de caballos, ya que parejas y familias que acuden a la capital hispalense a visitar a familiares están haciendo uso de ellos, ya que no hay aglomeraciones de turistas que los acaparen y saben que apoyan a los cocheros sevillanos en este momento tan difícil.

Los meses de cuarentena

Durante el tiempo que ha durado la cuarentena los animales se han visto encerrados en las cuadras ubicadas en las cocheras municipales de la carretera de la Esclusa. Estas instalaciones, debidamente desinfectadas durante el confinamiento han sido el punto de peregrinación de los cocheros, que han acudido diariamente a atender las labores de limpieza, picadero y aporte de agua y comida a los caballos, además de ejercitarlos siempre que les era posible para minimizar los efectos de la inactividad física.

Por otro lado están los propietarios de los animales, que con el estado de alarma ha sufrido un revés importante en sus ingresos. Aunque el ayuntamiento les aplazó el pago de las tasas municipales (unos 270 euros al trimestre) que abonan por su actividad, han sufrido un fuerte golpe económico al tener que abonar el coste de mantenimiento de las cuadras (unos 500 euros mensuales), todo ello con unos ingresos de cero euros.

A esto hay que sumarle que se han perdido los meses de mayor actividad, los meses primaverales ,pero a pesar de todo quieren mostrarse optimistas y pensar que al estar limitado el aforo en las playas, un mayor número de turistas optará por visitar Sevilla en sus vacaciones.

Para garantizar que los paseos no supongan un riesgo de contagio para nadie, los cocheros realizan una limpieza con desinfectante del interior del carruaje tras cada paseo. Además el uso de mascarilla y la utilización de gel hidroalcohólico son obligatorios. Los precios han optado por mantenerlos, por lo que un paseo de 45 minutos por Sevilla seguirá costando 45 euros para cuatro personas.

seguro para caballos

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *