Coches clásicos de película: Los 8 más míticos del cine

El coche ha sido uno de los protagonistas del cine durante toda su historia. Te destacamos los coches clásicos que han marcado la vida del séptimo arte.

Determinados personajes de la gran pantalla se caracterizaron por transportar un vehículo particular que les dotó de una personalidad única. Las aventuras y la vida de los protagonistas no serían lo mismo sin estos, a día de hoy, coches clásicos del motor que siguen teniendo un huequecito en el corazón de todos los amantes del cine, aquellos que vemos sus películas una y otra vez.

Coche clásico aparcado en una calle (foto en blanco y negro).

Auténticas joyas fílmicas no serían tales sin la colaboración de estos aparatos de cuatro ruedas que hoy están revalorizándose con gran rapidez. Thelma y Louise, Gran Torino o El Diablo Sobre Ruedas son tres películas protagonizadas por este tipo de automóviles.

Coches clásicos inolvidables de películas ¿Cuántos conoces?

Aston Martin DB5 (James Bond contra Goldfinger)

Inauguramos la lista con uno de los coches más famosos de la gran pantalla en una de las sagas más famosas de todos los tiempos. El Aston Martin DB5 se dio a conocer más que ningún otro modelo de la marca gracias a su aparición en James Bond contra Goldfinger (1964).

Esta tercera película del conocido agente secreto británico fue la primera gran superproducción –tuvo un coste similar a las dos anteriores juntas-. Contó con el protagonismo de Sean Connery, actor que tuvo el honor de conducir el Aston Martin al que nos referimos. En la cinta, el DB5 cuenta con un sistema antirastreo y es equipado con ametralladoras bajo sus faros. Sin duda, el poderío del coche enamora a todo seguidor de la saga.

A partir de esta aparición, James Bond muestra un buen gusto por los coches. De hecho, en películas más actuales como Casino Royale (2006), el agente secreto conduce un DBS equipado con tecnología puntera.

Aston Martin DB5, utilizado en James Bond contra Goldfinger.

Ford Gran Torino Sport (Gran Torino)

Y en un listado como este no podía faltar uno de los coches clásicos tan mítico como el Ford Gran Torino Sport, también llamado Torino. Clint Eastwood, en el papel de un veterano de la guerra de Corea, se encarga de mimar y de cuidar a su joya más preciada: un Ford Gran Torino del año 1972.

La mayoría de nosotros deseamos que alguien nos mime algún día con tanto cariño y suavidad como lo hizo el actor estadounidense a este clasicazo del motor. El vehículo tiene un gran peso histórico en Estados Unidos. Al comienzo de su comercialización, se trataba de una versión de lujo del Ford Fairlane, algo que cambiaría con su popularización, factor que provocó que todos los modelos se denominasen Torino.

El Gran Torino Sport 1972 tiene un carácter mucho más deportivo que sus antecesores y una apariencia mucho más arriesgada. A pesar de ello, no pierde la elegancia que los fabricantes querían mantener en el modelo. ¡Imposible no fascinarte ante este tesoro cinematográfico!

Ford Gran Torino Sport, , empleado en la película Gran Torino.

Ford Thunderbird (Thelma y Louise)

La huida de las estresantes y decepcionantes vidas de las protagonistas de esta película no hubiese sido posible sin otro de los coches clásicos como el Ford Thunderbird, un automóvil estadounidense de lujo que comenzó a fabricarse en 1955. Thelma, una esposa sumisa de un hombre machista, y Louise, una camarera con una vida bastante frustrante, deciden emprender un viaje de desconexión durante un fin de semana en la montaña conduciendo este vehículo mítico.

Lo que iban a ser unos días tranquilos y de desconexión, se convertirán en sucesivos momentos trágicos que marcarán la vida de las protagonistas. El Ford Thunderbird será testigo de todo ello. El modelo de la película es de color verde descapotable y fue fabricado en 1966. Las protagonistas de esta película contaron con un automóvil de dos puertas, con motor de 315 CV, tres velocidades y transmisión automática.

Plymouth Valiant 1971 (El Diablo Sobre Ruedas)

¿Quién no recuerda el Plymouth Valiant de la cinta El Diablo Sobre Ruedas? David Mann, interpretado por Dennis Weaver, huye en este vehículo de forma angustiosa y desesperante de un camión cisterna que, sin explicación alguna, pretende estrellarlo y acabar con su vida.

No cabe duda de que el film es un auténtico homenaje a este modelo estadounidense que comenzó a fabricarse en el año 1960. En El Diablo Sobre Ruedas, el Plymouth Valiant es de color rojo y posee cuatro puertas ¡El desenlace no te lo contamos por si no has tenido el privilegio de ver esta extraordinaria película dirigida por Steven Spielberg!

DeLorean DMC-12 (Regreso al Futuro)

Una de las trilogías más míticas del universo cinematográfico en la que Marty McFly, de edad adolescente, da un paso en el tiempo de 30 años para reunir a sus padres de nuevo y, de esa forma, asegurar su propia existencia. Este viaje inolvidable del protagonista de la cinta no sería posible sin el medio de transporte protagonista: el DeLorean DMC-12. Gracias a él, los personajes principales de la película pueden dar saltos en el tiempo para lograr el objetivo de Marty Mcfly.

Se empleó en las tres películas de esta saga inolvidable del cine. La compañía irlandesa DeLorean Motor Company (DCM) fabricó este modelo entre los años 1981 y 1982, centrándose principalmente en el mercado estadounidense. En esta época, se comercializaron unos 8.500 modelos con sus características puertas de ala de gaviota y su carrocería metálica.

Además, esta joya automovilística clásica reaparecerá próximamente. Así lo comunicó el actual propietario de DCM Texas. Todavía no se sabe cómo va a ser el nuevo modelo, pero todos los seguidores de Regreso al Futuro estamos expectantes en contemplarlo. Descubre más coches clásicos que resucitaron o resucitarán.

DeLorean DMC-12 es uno de los protagonistas de Regreso al Futuro.

Citröen 2 CV (Sor Citröen)

El cine español también tiene un hueco en este artículo. El Citröen 2CV se convirtió en uno de los protagonistas de la película Sor Citröen, dirigida por Pedro Lazaga. En ella, un grupo de monjas se modernizan adquiriendo este modelo de coche para pedir caridad cristiana por las calles madrileñas. Gracita Morales se encarga de conducir el auto durante toda la cinta en el papel de Tomasa, también conocida en la misma como Sor Citröen.

Este vehículo de la marca francesa destacó por ser de bajo coste y por considerarse un automóvil ideal para moverse por las ciudades repletas de tráfico. Entre 1948 y 1990 se comercializó, transformándose en uno de los símbolos sociales más destacados de diversas ciudades de todo el mundo.

El Citröen 2CV es conducido por monjas en Sor Citröen, una película española.

MINI Cooper (Las vacaciones de Mr Bean)

El rey del cine mudo se cuela en este listado cinematográfico gracias al MINI Cooper que a todos se nos viene a la mente cuando hablamos de Mr Bean. Este personaje británico aparece al volante del modelo en la película Las vacaciones de Mr Bean.

El Mini Cooper 1000 de la cinta no fue único. Durante la película se emplearon modelos distintos, puesto que algunos terminaron en mal estado por cuestiones del guión. La propia marca decidió guardar una réplica original en su colección, para mantener el recuerdo y homenajear tanto a la serie como al modelo.

Además te recomendamos que leas este artículo sobre el importante papel del coche de Mr. Bean en su serie. Donde podrás ver una de las mejores escenas del personaje a bordo de su Mini Cooper clásico.

Volkswagen Beetle (Ahí va ese bólido)

¿Te suena el nombre de Herbie? Esa fue la denominación que Disney eligió para nombrar a un Volkswagen Beetle que protagonizó varias cintas de la compañía. Este automóvil se hace querer en cada una de las películas en las que aparece.

Se trata de una versión ficticia del Escarabajo de la marca Volkswagen y se distingue por su color amarillo crema con tres franjas de colores rojo, blanco y azul. Si has visto los films en los que aparece, te habrás percatado de que no es un coche normal.

Herbie es uno de los coches clásicos con inteligencia propia que aparece en múltiples películas de Disney.

Tiene inteligencia propia y es capaz de conducirse solo. También demuestra habilidad a la hora de doblar y cambiar de posición sus piezas metálicas delanteras, permitiéndole mostrar un rostro con diversas expresiones. Con estas cualidades, podemos afirmar con rotundez que: ¡Herbie es el coche clásico que mejor cae a la gente!

¿Conoces algún otro modelo de coche clásico que haya salido en el séptimo arte y que sea inolvidable? ¡Coméntanoslo! Si quieres seguir contemplando el buen gusto del cine por los vehículos clásicos, consulta Las 9 motos clásicas más míticas del cine. Y si eres un cinéfilo empedernido, disfruta con Los 9 barcos más famosos y recordados del cine.

¡No desperdicies la oportunidad de ver estas joyas automovilísticas!

seguro coche antiguo

Coches clásicos de película: Los 8 más míticos del cine
4.8 (95.38%) 13 vote[s]

Un comentario

  1. Recambios Mini clásico

    Quién no querría conducir a toda pastilla en un Ford Thunderbird con su mejor amiga. Mientras que no terminemos igual que en la película… Muchas gracias por este listado, me ha encantado rememorar estas escenas con estos míticos coches.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *