Cuarentena: 5 consejos para explicar el coronavirus a los niños

El confinamiento y el estado de alarma provocados por el coronavirus repercute en muchos aspectos de nuestro día a día. En lo que respecta a los niños, se les hace más difícil si cabe no salir, por lo que para los padres es fundamental hacerles ver la importancia de mantenerse en casa y que la cuarentena sea más amena.

EXPLICAR A LOS NIÑOS EL CORONAVIRUS

Cada uno lleva la cuarentena como puede. Nos organizamos, intentamos llevar una rutina y entretenernos durante el tiempo libre para hacerlo más llevadero. En el caso de los niños, el procedimiento no es tan sencillo y muchos padres se preguntan cómo entretenerles, que sigan aprendiendo y hacerles ver lo importante que es quedarse en casa.

Normalizar la situación, responder a las preguntas de forma clara y no saturarlos de información son algunas de las recomendaciones para que los más pequeños entiendan lo que está pasando. A través de palabras claras y explicaciones gráficas, los más pequeños podrán asimilar más fácilmente la situación de manera positiva. Además, una rutina de higiene diaria puede ser el gran superpoder que les motive para evitar el contagio de esta enfermedad.

Durante el confinamiento, la información sobre el coronavirus se ha convertido en «monotema» para todos, presente en una llamada telefónica, en una conversión vía Whatsapp o en la mayoría de canales de televisión. Si para los mayores ya se trata de una situación excepcional, para los niños lo es más si cabe y algo como una pandemia puede ser difícil de comprender. Para entenderlo mejor, como todo niño curioso, tendrá su etapa del «por qué» y los padres, aún confusos, intentarán explicar de la mejor forma posible una situación que puede llegar a ser desconcertante incluso para los más mayores.

Por ello, en un contexto en el que la mayoría de las familias se encuentran confinadas en casa con muchos niños desesperados por salir, la compañía de seguros Aegon ofrece algunas claves para ayudar a entender y asimilar, tanto a grandes como a pequeños, qué es el coronavirus y cómo nos afecta en la vida diaria.

1. Normalizar la situación ayudará a niños y adultos

Se trata de la primera gran clave para que los más pequeños no teman a un entorno como este. Los adultos deben ser los primeros en comprender lo que ocurre y asimilarlo para no enfrentarse a la incertidumbre con miedo. Una vez que los padres normalicen la situación, podrán hacer ver más fácilmente a sus hijos que todo está bajo control.

INFOGRAFÍA CORONAVIRUS

Belén González, directora de salud de Aegon, advierte de que los niños, a una edad determinada, «son esponjas que absorben lo que ven en casa. Si nos notan inquietos, temerosos o preocupados, ellos también se sentirán inseguros frente a la situación y serán más reacios a entenderla una vez queramos explicarla».

Lo más aconsejable es tratar el tema con normalidad y hablar con ellos antes de que surjan preguntas con respuestas que les puedan saturar. Se debe evitar, por tanto, realizar comentarios de forma constante sobre, por ejemplo, las cifras de contagio, los problemas económicos derivados y otras consecuencias de la pandemia.

Sobre esto, González reconoce que «seguramente los niños ya hayan oído hablar del tema y pueden haber malinterpretado la información», por lo que considera que está «en nuestra mano» explicar lo que está sucediendo desde un enfoque informativo y positivo que los ayude a formar su propia opinión al respecto. De esa forma, si les llega información por otros medios «ya contarán con una base de conocimiento que les hará sentirse tranquilos y seguros«.

JUEGOS PARA NIÑOS EN LA CUARENTENA

Los expertos destacan además que es fundamental que los padres se enfoquen, a la hora de transmitir la información a sus hijos, en la cantidad de recuperados del virus, junto con la labor de los profesionales de la salud y en la importancia de cuidar de nuestros mayores.

Asimismo, se recomienda evitar el consumo excesivo de noticias, pues en ocasiones tendemos a alarmarnos por lo que vemos en los medios y ese temor se lo transmitimos a los más pequeños aunque no tengamos intención de hacerlo.

2. Responde a sus dudas sin saturarlos de información

Una vez que se consigue crear una base de conocimiento previo, se despierta también el gran abanico de curiosidades propio de los niños. Las preguntas no dejarán de realizarse a partir de ese momento, ante la ansiedad por conocer en algunos casos, y otras veces por la preocupación de informaciones que llegan a sus oídos. El entorno de seguridad y confianza será vital en estos casos, para que se sientan cómodos y los padres respondan a sus preguntas de forma certera.

JUGAR CON NIÑOS EN LA CUARENTENA

Belén González recomienda sobre todo «no saturar a los niños con información innecesaria, pues muchas veces eso puede crear más inquietudes que el desconocimiento«. Lo ideal es «responder a sus preguntas sin abrumarlos con largas explicaciones, pues serán ellos los que nos transmitan sus dudas si hay algo que les causa nerviosismo o preocupación«.

Será fundamental evitar que la información que provenga del exterior haga saltar sus alarmas y ser capaz de explicarles, por ejemplo, por qué las mascarillas y guantes son una medida de seguridad ante el virus que no debe asustarles. De igual forma, tomarnos con normalidad si no sabemos una respuesta. «Habrá veces que los niños pregunten cosas para lo que no tenemos respuesta«, reconoce Belén, para lo que recomienda en esos casos «decir con sinceridad que lo desconocemos pues, al igual que los niños, también nosotros aún tenemos preguntas por resolver«.

3. Historias audiovisuales, el aliado de los padres

Los adultos deben tener claro que la mayoría de los niños aprenden gracias a estímulos visuales. Por ello, se recomienda utilizar un lenguaje adaptado a los conocimientos y a la edad del niño para que comprenda fácilmente nuestras explicaciones y no le genere más inquietud. Los dibujos, los cuentos y las historias narradas pueden ser clave para que los más pequeños comprendan la situación a la que nos enfrentamos y cómo pararla.

PROTEGE A LOS TUYOS CON UN SEGURO DE VIDA

Además, se aconseja explicar de la forma más clara posible el origen del virus, para que su aparición no resulte un hecho aislado para los más pequeños. Por, tanto los vídeos animados como los carteles de colores con mucha iconografía «son muy atractivos y fáciles de entender para ellos», según asegura Belén González.

La importancia de contar una historia con palabras sencillas y con un final positivo y esperanzador es más de lo que parece estos días. Por ejemplo, se puede hablar sobre un bicho malo que viaja por muchos países y nos hace ponernos «malitos», siendo nosotros los que tenemos el «superpoder» para evitarlo o curarnos. De esa forma,se normalizará la situación y se enfrentarán a ella con menos miedo.

4. La higiene y el «superpoder» ante el COVID-19

Con este «superpoder», a los padres les surge la oportunidad de ofrecer una explicación que incluya las medidas de prevención ante el contagio. De esta forma, los niños asociarán lo que está ocurriendo a un hecho que tiene solución y que se puede evitar con una serie de rutinas.

LA IMPORTANCIA DE LA HIGIENE PARA LOS NIÑOS

La importancia de mantener las rutinas será esencial al respecto para que asocien que se trata de unas tareas que deben cumplir. De esta forma, se les podrá explicar que las medidas de higiene son necesarias, puesto que el coronavirus se transmite principalmente por toser, estornudar o tocar objetos. Con el «superpoder» que nos transmite lavarnos las manos, sentirán que pueden protegerse contra el virus y tendrán mayor seguridad.

Así, comprenderán que son ellos mismos los que tienen el poder para protegerse y asimilarán mejor todas las rutinas recomendadas por los especialistas, como son las de lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón mientras cantan una canción; toser o estornudar en el codo; mantener la distancias de otros niños o adultos durante un tiempo y evitar tocarse la cara, para lo que podemos recordar que el bicho se contagia a través de las manos.

5. Mantener la rutina… y seguir aprendiendo

Y en lo que a rutinas se refiere, no debemos olvidar que los niños están acostumbrados a unas actividades diarias que, en la medida de lo posible, debemos mantener intactas en esta situación. Además de favorecer el aprendizaje, una rutina les hace sentir seguros en una situación tan poco común como el confinamiento.

APRENDIZAJE DE LOS NIÑOS EN CUARENTENA

Con el objetivo de evitar la incertidumbre, se deben mantener las actividades diarias que sean posibles durante la cuarentena, escolares y domésticas, respetando unos horarios establecidos y haciendo hincapié en la importancia de la higiene.

Y, por supuesto, insistir y dejar totalmente claro que si se encuentran mal, deben avisar a un adulto para que este tome las medidas necesarias que permitan que puedan curarse.

Y, en lo referente a la protección de todos, te recomendamos 5 SEGUROS PARA UN ESTADO DE ALARMA con los que toda la familia se sienta protegida.

seguro médico

Jesús Rengel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *