Cómo fortalecer nuestro sistema inmunitario

La alimentación juega un papel importantísimo de cara a mantener un sistema inmunitario fuerte. La provisión de los nutrientes necesarios y unos hábitos de vida saludables, contribuirán a que las defensas de nuestro organismo puedan repeler posibles agresiones externas provocadas por virus y bacterias.

fortalecer sistema inmunitario

Cada día nos preocupamos más por nuestra salud y la forma de alimentarnos. Los días de encierro nos permiten dedicar más tiempo a nuestra alimentación, pensando sobre todo en mejorar nuestras defensas y mecanismos de protección frente a virus y bacterias.

Para que nuestra dieta sea un refuerzo positivo, no se trata únicamente de comer correctamente y aumentar la cantidad de fruta, verdura, cereales o legumbres, se trata de eliminar de nuestra despensa los alimentos ultraprocesados, el exceso de azúcares añadidos y los productos ricos en grasas.

Dicho de otra manera, si queremos que nuestra alimentación marque la diferencia, no podemos iniciar el día con una dieta equilibrada y sana y a lo largo de las horas tomarnos todo tipo de alimentos  ricos en grasas, azúcares y poco sanos.

La tendencia actual es buscar alimentos de propiedades excepcionales, que mediante unas características nutricionales mágicas nos lleven de una salud del montón a ser un Aquiles moderno, pero eso no es posible. Solo con una alimentación equilibrada combinada con ejercicio podremos mejorar nuestro estado de salud, y así ser más resistentes a la entrada de enfermedades.

Establecer unos hábitos de vida saludables

Para empezar en el camino hacia la vida sana, nuestro primer paso debe ser cocinar. Si miramos nuestra despensa, muchos de los alimentos que guardamos en ella son ultraprocesados, altos en grasas o azúcares.

Para iniciar bien esta andadura sería recomendable visitar la sección de alimentos frescos del supermercado y llenar nuestro carro con vegetales, frutas, legumbres, cereales integrales y proteínas de alto valor biológico.

ejercicio para fortalecer sistema inmunitario

El objetivo de esto es asegurarnos de que cubrimos las necesidades básicas de nuestro organismo en cuanto a vitaminas, minerales, antioxidantes como los polifenoles o los betacarotenos, grasas como los Omega-3 y la fibra. Con las cantidades adecuadas de estos alimentos nuestro cuerpo sufrirá un cambio, mejorando nuestras funciones corporales y reduciendo la acumulación de grasas.

Para complementar una buena alimentación habrá que prestar atención a otros hábitos como el descanso, la hidratación, la realización de una actividad física regular y abandonar el alcohol y el tabaco. Solo mediante el mantenimiento de unas rutinas y horarios podremos reducir el estrés y mejorar el funcionamiento de nuestro cuerpo.

SI observamos que nuestra actividad física disminuye, quizás sea recomendable reducir la ingesta diaria de calorías, cambiando nuestros hábitos para hacer solo tres o cuatro comidas diarias (en lugar de las cinco recomendables), aunque esto está estrechamente relacionado con las rutinas de cada persona.

Lo que sí es recomendable es establecer unos horarios de comida fijos, no comiendo más allá de las dos de la tarde ni cenar más tarde de las ocho y media.

Nutrientes esenciales

Prestar atención a los nutrientes que ingerimos es un pilar básico para el desarrollo y mantenimiento de un sistema inmunitario fuerte. La necesidad de vitaminas hidrosolubles  (vitamina B, ácido fólico, B12 y vitamina C) así como las vitaminas liposolubles (A, D y E) debe quedar satisfecha si queremos que nuestro  sistema inmunitario se mantenga en forma, ya que ayudan con la respuesta inmunitaria del organismo frente a ataques externos y estimulan la producción de células para la defensa del cuerpo.

dieta para fortalecer sistema inmunitario

La ingesta de minerales como el hierro, el cobre, el selenio y el zinc es básica para la formación de distintos tipos de anticuerpos, que actúan en conjunto con las vitaminas para mantener una buena salud del sistema inmunitario. Los ácidos grasos Omega 3 son importantísimos además para el sistema inmunitario y ayudar en el mantenimiento de otros sistemas como el cardiovascular, visual y cerebral, por lo que la ingesta de pescado azul (fresco) y frutos secos será muy recomendable.

La fibra es uno de los elementos más importantes de cara a mantener una buena salud del sistema inmunitario. Las bacterias intestinales son las encargadas de digerir los alimentos y de facilitar la absorción de nutrientes, por lo que la ingesta de alimentos como las verduras, las frutas, los cereales integrales, las legumbres, los frutos secos y las semillas supondrán una gran ayuda de cara al mantenimiento de una flora intestinal saludable.

En los últimos años se está aumentando el consumo de los llamados probióticos, sustancias naturales que ayudan a mejorar nuestra salud intestinal por el aporte de bacterias a nuestra macrobiota.

De esta manera podemos mejorar y controlar las molestias digestivas, ayudando además a digerir los alimentos, mantener el equilibrio bacteriano y reforzando nuestro sistema inmunológico. Alimentos fermentados como el kéfir o el chucrut en conserva pueden ser magníficos candidatos para ser incorporados en nuestra despensa.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *