Conducir con resaca es tan peligroso como hacerlo borracho

Ford ha demostrado gracias al estudio realizado con un traje de su propia creación que conducir con resaca es tan peligroso como hacerlo bajo los propios efectos del alcohol.

Son días de excesos. La Navidad, con sus reuniones familiares, las cenas de empresa, la Nochevieja,… son días en los que el consumo de alcohol se da casi por sentado. Y todos los que nos consideramos personas responsables optamos por métodos de transporte alternativo para desplazarnos. Ya que, como todos sabemos, el consumo del alcohol es incompatible con la conducción. Tanto si te importan tu seguridad y la de los demás, como si lo tuyo no es pagar sanciones de tráfico estratosféricas y perder los puntos a lo tonto. Pues hablamos de multas de entre 500 y 1.000 euros y de entre 4 y 6 puntos de carnet por conducir bajo los efectos del alcohol.

traje resaca conducir peligroso borracho

¿Sabes que conducir con resaca es tan peligroso como hacerlo borracho?

Los perjuicios de conducir bajo dicha influencia están más que demostrados. De hecho, a no ser que no hayas bebido en tu vida, seguramente habrás comprobado por ti mismo alguna vez cómo el alcohol ralentiza tus reflejos y tu capacidad motora cuando bebes en exceso. Pero seguramente nunca te habías planteado hasta qué punto el alcohol podría perjudicar a tu capacidad de conducción una vez pasados sus efectos inmediatos. Es decir, al día siguiente, cuando te enfrentas a la siempre temida resaca mañanera.

Pues bien, los amigos de Ford han querido poner, negro sobre blanco, la capacidad de la ingesta de alcohol para acabar con nuestra habilidad al volante. Es aquí donde el «traje de conducción con resaca» encargado por la multinacional americana de automóviles al prestigioso Instituto alemán Meyer-Hentschel, ha entrado en funcionamiento como método de medición. Con más de 17 kilogramos de peso total, y formado por un chaleco, pesas de muñeca y tobillo, gorro, auriculares y unas gafas. Unos componentes que permiten al traje simular los síntomas reales de la resaca: mareos, dificultad de concentración, sensibilidad a la luz, pálpitos en la cabeza…..

Se trata de síntomas que, a priori, pueden resultar simplemente molestos, pero que realmente lo que hacen es distraer de la conducción, minimizando el tiempo de reacción de cualquier persona que se pone al volante. Del mismo modo que ocurre con la falta de sueño, otro de los factores determinantes en los accidentes de tráfico.

El traje diseñado para Ford no hace más que confirmar lo que ya otros estudios científicos anteriores habían puesto de manifiesto. En 2013 un equipo de investigadores, dirigido por el psicofarmacólogo de la Universidad de Utrecht, Joris Verster, descubrió que incluso tras haber llegado a cero los niveles de alcohol en sangre a la mañana siguiente, los conductores mostraban el mismo grado de deterioro en su capacidad de conducción que los conductores intoxicados.

La compañía automovilística publicaba este pasado mes un vídeo en el que puedes escuchar a los creadores del traje explicar cómo éste simula los mismos efectos que produce la resaca en nuestro organismo, poniendo más que a prueba nuestra capacidad para conducir con seguridad:

seguro turismo

Jorge Monroy Criado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *