Conductores profesionales: Una de las profesiones con mayor riesgo

Aunque no tiene reconocidas enfermedades profesionales específicas, el colectivo de conductores profesionales sufre y comparte una serie de dolencias y problemas de salud derivados de su desempeño laboral, alteraciones que aumentan a partir de los 55 años. Además, por el lado de la siniestralidad el transporte de mercancías por carretera es una actividad con mayor riesgo que la minería u otros sectores.

Conductores profesionales Una de las profesiones con mayor riesgo

Llama la atención que el transporte de mercancías por carretera no esté presente en ninguna de las 300 medidas que el PSOE le ha propuesto a Unidas Podemos para negociar una posible investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, sobre todo cuando se trata de un sector estratégico para la economía y fundamental para la sostenibilidad ambiental y la seguridad y la salud de las personas.

Desde este último punto de vista hay que destacar que el transporte por carretera presenta una tasa de siniestralidad del 4,88% frente, por ejemplo, al 1,57% de la minería o el 4,64% de sector de la energía y las telecomunicaciones, con una tasa de accidentes de trabajo en los transportistas mayores de 55 años que es tres veces superior a la del resto de sectores.

Desde hace años las organizaciones empresariales y sindicales del sector vienen reivindicando la necesidad de que los conductores profesionales de mayor edad, ya sean asalariados o autónomos, puedan acogerse a una jubilación anticipada mediante la aplicación de unos coeficientes bonificadores dado el carácter “penoso” que tiene esta profesión.

Recientemente, la asociación navarra Tradisna realizó un estudio epidemiológico sobre un total de noventa de sus socios mayores de cincuenta años, comprobándose que ocho de cada nueve participantes presentaba anomalías físicas, siete de cada diez mostraban problemas de audiometría y el 50% registraba alteraciones en las pruebas analíticas.

El estudio concluye que las patologías de mayor prevalencia entre los transportistas son los trastornos musculoesqueléticos (67,5%), afecciones de las vértebras cervicales y lumbares principalmente, y los derivados del trabajo sedentario y la manipulación de cargas. En segundo lugar, y como consecuencia de una incorrecta alimentación, también se detectó en los análisis una importante presencia de enzimas hepáticas (34,88%), glucosa (5,56%), colesterol y triglicéridos (52,10%), junto a problemas de obesidad y sobrepeso (21,1%) y tensión arterial (10%).

Otro factor importante a tener en cuenta son los problemas relacionados con el sueño y la calidad del mismo de los conductores y transportistas. En el estudio de Tradisna al menos el 77% de los socios examinados mostraron padecer el llamado insomnio de mantenimiento, es decir, despertarse continuamente durante el periodo de sueño; el 12% sufrían insomnio de conciliación, alteración que provoca dificultades a la hora de conciliar el sueño, mientras que el 11% presentaban trastornos relacionados con el ciclo del sueño.

Seguro para camiones

Un comentario

  1. Salvador Gomar Troitiño

    Estimados compañeros:
    Espero que gracias a personas como vosotros algún día suceda que nos tengan en cuenta a esta profesión.
    Solamente alentarlos para no desfallecer y que sigáis adelante,muchas gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *