Cuarentena: Consejos para mantener una buena salud mental

Una cuarentena puede poner a prueba la salud mental del más fuerte. Siguiendo estos consejos podrás sobrellevar mejor estos días de encierro y enfocar tus pensamientos en cuestiones positivas. Sed positivos y poned vuestras energías en lograr los retos que os propongáis. #yomequedoencasa

SALUD MENTAL DURANTE LA CUARENTENA

El Estado de Alarma y el periodo de confinamiento que vivimos actualmente, ha motivado que la Confederación Salud Mental España haya creado la campaña #SaludMentalVsCovid19. Esta iniciativa, que cuenta con la colaboración del Ministerio de Sanidad, busca concienciar a todos los ciudadanos sobre la importancia de cuidar la salud mental durante el periodo de cuarentena provocado por la epidemia de Covid-19.

Para las personas un aislamiento prolongado puede convertirse en un factor de riesgo para la salud mental, tanto de la población en general como de las personas con problemas previos. Para minimizar los efectos negativos de la cuarentena una buena idea es seguir los consejos sobre autocuidados que nos brindan los psicólogos y que pueden hacernos más livianos los días de encierro.

Hay que intentar tener en todo momento una actitud positiva, mantener la calma, no propagar el pánico y ejercer una labor de responsabilidad permaneciendo en casa. Además de esto no deberemos ahorrar en muestras de apoyo y cariño hacia aquellas personas que sufren aislamiento junto a nosotros.

Mantener un espacio personal

Para cuidar nuestra salud mental durante este periodo de aislamiento, Salud Mental España nos aporta una serie de recomendaciones. En caso de convivir con otras personas es importante realizar actividades en común, aunque es vital mantener nuestro espacio personal y realizar actividades nosotros solos.

MANTENER BUENA SALUD EN AISLAMIENTO

Estar veinticuatro horas con la misma -o mismas- persona/s puede ser demasiado intrusivo, por lo que tenemos que reservar momentos para nuestro ocio y entretenimiento en solitario. Para asegurarnos de que tenemos una convivencia sana e conveniente dejar tiempo e intimidad a las otras personas alternando con momentos de cercanía y cariño.

En el caso de que vivamos solos debemos intentar mantener el contacto con otras personas, bien sea mediante el uso de la tecnología o mediante llamadas, porque ver el rostro de otra persona puede suponer una mejora significativa en nuestro estado mental.

Cuidarse uno mismo y seguir rutinas

Dentro de nuestras actividades debemos dejar un momento para realizar actividades que nos agraden y para las que antes no encontrábamos tiempo. Hay que tener muy en cuenta que si abandonamos las rutinas y nos dedicamos a cambiar nuestra dinámica diaria, empezaremos a tener desórdenes de distinto tipo.

SEGUIR RUTINAS EN CUARENTENA

No cumplir los horarios y caer en la procrastinación nos puede provocar cambios en el sueño y en los hábitos alimenticios, circunstancias que contribuirán a que el tiempo de aislamiento pueda volverse problemático.

La recomendación que nos ofrece Joseba Rico, psicólogo y subdirector de la asociación madrileña AMAFE,  es que “hay que tener rutinas tanto de autocuidado, como de ocio y de las propias responsabilidades (teletrabajo, cuidado del hogar, etc)”.

Si conseguimos mantener nuestra dinámica diaria e incluimos en ella periodos de realización personal, probablemente el aislamiento se volverá más llevadero.

Mantenerse activos: fundamental para una buena salud mental

Estar todo el día encerrado en casa puede suponer un impacto en nuestra salud mental. Si nos mantenemos inactivos y sentados en el sofá la mayor parte del día, tendremos problemas a la hora de conciliar el sueño. Hacer estiramientos y tener una actividad física moderada nos permitirá combatir el sedentarismo, además si disponemos de algún artilugio para hacer ejercicio en casa nos ayudará a liberar estrés y hormonas que nos ayudarán con el sueño.

EJERCICIO EN CASA

Ya que nos vemos encerrados en casa, podemos enfocar nuestra energía en realizar actividades que nos sean agradables como leer, escribir, cantar, bailar, manualidades, escuchar música o tocar algún instrumento. Ahora es el momento de llevar a cabo ese proyecto que estabas posponiendo.

Cuidado con la sobreinformación

Informativos, redes sociales, periódicos, cadenas de mensajes, en estos momentos nuestros cerebros están saturados de información y no de informaciones positivas precisamente.

EVITAR SOBREEINFORMACIÓN

Los medios de comunicación tienden a centrarse en las malas noticias, de forma que si queremos evitar caer en el pánico debemos desconectarnos con cierta frecuencia para no alimentar innecesariamente nuestro propio miedo.

Por otro lado, risa es un antídoto contra el miedo y la ansiedad, de manera que ver películas y series divertidas, realizar actividades juntos (que sean un poco locas) y en definitiva enfocar nuestro encierro con cierto humor, hará mentalmente más sano nuestro encierro (¡Es el momento de compartir memes!).

Ayuda a los que tienen problemas

Finalmente, si un encierro ya es complicado para nosotros, imagínate para personas con problemas de salud mental. Las personas con hipocondría y Trastornos Obsesivos Compulsivos (TOC) son más vulnerables a la hora de padecer obsesión y ansiedad.

El encierro incrementa estas sensaciones, de manera que estar pendientes de ellos y enfocar nuestra atención en que estén ocupados puede servir para que se haga más llevadero el encierro.

Recuerda que para los problemas de depresión, estrés, ansiedad o trastornos del sueño se puede solicitar ayuda Psicológica a través de la terapia online.

seguro médico

TERRÁNEA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *