9 buenos consejos para correr en invierno

Que el frío y la lluvia no detengan tus entrenamientos. Aquí te damos una serie de consejos para que puedas salir a correr cuando las temperaturas bajen y que el invierno no sea un problema para mantenerse en forma y saludable.

Con el invierno a la vuelta de la esquina y la lluvia y el frío instalados ya en nuestro día a día son muchos los aficionados al “running” que toman una decisión equivocada: dejar de correr. Como no queremos que te quedes sentado en el sofá hasta que llegue una climatología más favorable, te damos unas recomendaciones para que no dejes de correr.

Modo cebolla: ON

Si sales a correr con frío lo mejor es utilizar varias capas de ropa fina o intermedia en lugar de utilizar una capa de abrigo gruesa. Poner y quitar capas ayuda a evitar la acumulación de sudor, principal enemigo de los corredores. Además, hay que tener en cuenta que cuando corremos la percepción de la temperatura es, aproximadamente, 10ºC superior a la temperatura real. Es probable que nos tengamos que desprender de alguna prenda durante el entrenamiento, pero al finalizar nos la tendremos que volver a poner.

Lo más recomendable es llevar una primera capa con una prenda transpirable que nos ayude a expulsar el sudor y no quedarnos fríos. Después, podremos ponernos otra capa adicional que nos aísle de las bajas temperaturas.

Todas las prendas que usemos para entrenar deben ser de materiales técnicos, con cremalleras en los brazos y cuello para que puedan ventilar a medida que nos calentamos. Además, recuerda que los colores oscuros ayudan a absorber mejor los rayos solares.

Protege al indefenso

Los dedos, las orejas y la cara son las partes del cuerpo más expuestas a las inclemencias del tiempo y por lo tanto las que más sufren durante nuestros entrenamientos. Usar guantes, una banda para cubrir las orejas y vaselina para la nariz y los labios, ayudará a mantenerlos en buenas condiciones.

El uso de gorro lo dejamos a elección de cada uno, pues mientras que nos ayuda muy bien a mantener la temperatura corporal son muchos los corredores que se agobian entrenando con él.

Mens sana in…pies sanos

Cuando entrenamos en invierno a veces nos encontramos con aceras, carreteras o caminos congelados que se convierten en auténticas pistas de patinaje sobre hielo. Para evitar accidentes lo mejor es llevar unas zapatillas con suelas aptas para esta climatología y que sean impermeables.

Los calcetines también hay que saber elegirlos. Deben ser calentitos y que ayuden a expulsar el sudor. Nunca vamos a utilizar calcetines gruesos de lana por muy calientes que mantengan nuestros pies, pues acumularán el sudor y nos crearán ampollas.

Da la nota

Pese a que recomendamos utilizar colores oscuros de ropa, por el tema de absorber mejor los rayos solares, en el invierno los días son muy cortos y nos tenemos que asegurar de que nos ven cuando corremos sin luz.

Para ello lo mejor es utilizar bandas reflectantes y fluorescentes o, incluso, una luz LED en la espalda. Además, puedes llevar un frontal para ver y que te vean mejor en tus carreras nocturnas.

¡Cámbiate!

Nada más terminar el entrenamiento tu temperatura corporal comenzará a bajar. Si quieres evitar un resfriado lo mejor que puedes hacer es cambiarte de ropa de arriba abajo lo antes posible. Y recuerda, ahora si es el momento de ponerte un gorro seco si llevas el pelo mojado.

Caliente caliente

Calentar antes de salir a correr es básico en cualquier época del año, pero se convierte en algo más importante durante el invierno, cuando el frío incrementa el riesgo de lesión. Este calentamiento previo te ayudará a aumentar tu temperatura corporal y activar la circulación sin romper a sudar.

Durante las épocas de frío prueba a realizar el calentamiento dentro de casa o en espacios cálidos. Puedes caminar por el pasillo o bajar andando las escaleras para empezar a activar el cuerpo sin congelarte.

Come, bebe, corre

La nutrición y la hidratación son otros dos de los factores clave a tener en cuenta si vamos a entrenar durante el invierno.

En cuanto a la alimentación, tendremos que tomar un aporte extra de hidratos de carbono. Esto se debe a que el cuerpo, para mantenerse caliente necesita quemar más calorías. Por tanto, para mantener el rendimiento y la temperatura estable necesitaremos ingerir más alimentos.

La hidratación, por su parte, es la gran olvidada durante el invierno. Mientras que en épocas de calor la sensación de sed es mayor, con el frío apenas la notamos, pero esto no significa que no debamos beber agua. Ten en cuenta, que el cuerpo elimina agua con el sudor y esta hay que reponerla.

Corre como el viento

El viento puede ser un aliado o un enemigo si no sabemos cómo ponerlo de nuestro lado. Comienza corriendo con el viento en contra, cuando más energía tienes, y termina con él de cola para que no corte tu entrenamiento ahora que ya has entrado en calor. Si vives en una gran ciudad, utiliza los edificios para protegerte del viento y así tu entrenamiento no se verá afectado.

Mantén la forma

El invierno no solo viene acompañado de bajas temperaturas, viento, agua o nieve que te impiden entrenar con normalidad. También es una época de grandes banquetes de Navidad, Nochevieja o Año Nuevo.

Si unimos estos dos factores podemos ver como nuestro rendimiento se estanca y no avanzamos. Para no perder la motivación te recomendamos que no busques mejoras durante esta época, confórmate con mantener tu forma. Deja los grandes retos para temperaturas más agradables.

Ahora que ya has leído nuestros consejos para correr en invierno, ¿a qué esperas para ponerte tus zapatillas y quemar kilómetros?

seguro médico

9 buenos consejos para correr en invierno
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *