Consejos para la correcta alimentación de nuestro perro

La cantidad y frecuencia de la alimentación dependerá de la edad, peso, raza, tamaño y nivel de ejercicio físico que realice el animal y siempre consultando con nuestro veterinario para evitar problemas de sobrepeso.

La correcta alimentación de nuestras mascotas es uno de los aspectos que más preocupan a los veterinarios, porque más allá de aportar los nutrientes necesarios para mantener la actividad vital del animal, una dieta alimenticia debe tener siempre en cuenta que las cantidades y la frecuencia en que son suministrados los alimentos son las óptimas para las necesidades y características mascota de nuestra.

Cuánta comida debe comer diariamente nuestro perro es una pregunta que debemos hacernos todos los propietarios y la respuesta dependerá de distintos factores a tener en cuenta, como la edad, el peso, la raza, el tamaño y el nivel de ejercicio físico que realice. El objetivo es evitar que caigamos en el frecuente error de la sobrealimentación y el sobrepeso.

Si cuidar su alimentación es una tarea fundamental en todos los perros, en los cachorros todavía lo es más porque de ello va a depender su correcto crecimiento y desarrollo. Llegado el momento del destete, que puede variar entre las cuatro y ocho semanas, los veterinarios comienzan la alimentación sólida con el aporte de comida blanda que poco a poco se irá reemplazando por comida más dura a medida que el cachorro se vaya acostumbrando a ella.

Durante el periodo de lactancia el cachorro habrá dedicado todo el tiempo a dormir, alimentándose en los periodos en que esté despierto, pero desde el destete hasta los seis meses nuestro perro deberá alimentarse seis veces al día y superada esta edad podremos reducir la frecuencia a tres o cuatro veces.

Un perro adulto tan sólo debe comer dos veces al día, pero para ello deberemos consultar con nuestro veterinario para asegurarnos de que su desarrollo ya ha culminado y que el proceso de crecimiento ha llegado a su fin, algo que depende de los ritmos vitales de cada raza. Los bóxer, por ejemplo, son de los perros que tienen una infancia más larga lo que provoca que deban ser alimentados tres veces al día durante más tiempo.

El peso de nuestro perro es uno de los puntos de partida a la hora de definir la cantidad de su alimentación, pero no el único a tener en cuenta, porque antes deberemos definir con el veterinario cuál es su peso ideal y realizar a partir de ahí los controles necesarios para mantenerlo.

Es fundamental que los perros mantengan un horario de comidas para evitar desórdenes en la dieta y otros problemas y siempre deberemos retirar los restos transcurridos quince minutos, de forma que el animal se acostumbre a que no podrá alimentarse a cualquier hora.

seguro para perro

Consejos para la correcta alimentación de nuestro perro
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *