Estos son los criterios para controlar la jornada laboral de los transportistas

Para los conductores asalariados será suficiente con los datos recogidos por los tacógrafos, mientras que para el resto de trabajadores las empresas tendrán que establecer controles que permitan registrar el inicio y finalización de la jornada laboral.

La Inspección de Trabajo establece los criterios para el control de la jornada laboral en empresas de transporte

Desde el pasado 12 de mayo (Real Decreto 8/2019) todas las empresas españolas están obligadas a registrar diariamente las jornadas de sus trabajadores, unos datos que deben ser conservados durante al menos cuatro años y en los que debe figurar el horario de inicio y finalización de la actividad laboral.

Esta decisión del gobierno español fue posteriormente avalada por el Tribunal Europeo de Justicia, una sentencia que viene motivada por la necesidad de controlar el número de horas extraordinarias que se realizan y su distribución en el tiempo.

En este sentido y con el fin de coordinar las actuaciones de la Inspección de Trabajo se ha establecido recientemente el Criterio Técnico 101/2019, que señala claramente que aspectos de la jornada laboral deben ser objeto de registro y que no contabilizan las interrupciones o pausas que no tengan carácter de tiempo de trabajo efectivo.

Este Criterio Técnico también establece que el sistema de control debe permitir computar de una forma fiable la jornada laboral efectiva realizada por cada trabajador, ya que en caso contrario lo sería todo aquel tiempo que transcurre entre la hora de inicio y finalización, siendo los empresarios los responsables de acreditar que ello no es así.

Por lo que se refiere al sector del transporte por carretera el Criterio Técnico de la Inspección de Trabajo declara plenamente vigente la regulación que a través del tacógrafo se estableció en 2007 -modificación del Real Decreto 1561/95- para el registro de jornada de los trabajadores móviles, es decir, de los conductores profesionales asalariados, mientras que para el resto de empleados deberá funcionar un sistema de registro de jornada mediante formato electrónico o manualmente en un documento con la firma del trabajador. Finalmente, en cuanto al régimen sancionador el Criterio Técnico señala que el registro de la jornada no constituye un fin en sí mismo, sino un instrumento para el control de la normativa de tiempos de trabajo, por lo que si existiera certeza de que no se realizan horas extraordinarias, aunque no se lleve a cabo el registro de la jornada laboral, los inspectores podrán sustituir la multa por un requerimiento para que la empresa cumpla con la obligación de garantizar el registro diario de la jornada de trabajo.

Seguro para camiones

Un comentario

  1. Para los asalariados se fijara con los tiempos del tacógrafo pero el tacógrafo no te dice cuando está repostando cuando tienes una avería o lo más fácil y lo que más se hace cuando están cargando cuando estás esperando cómo controlan eso cómo piensan controlar eso en el transporte nunca han querido hacer nada y no lo van a hacer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *