Los microchips chinos hunden la producción europea de automóviles

El problema de suministro de microchips procedentes de China está provocando que la producción española y europea de automóviles esté sufriendo importantes retrocesos. Los expertos estiman que esta situación puede mantenerse hasta finales del primer semestre de 2022. En nuestro país las cifras de producción de vehículos muestran una reducción superior al 25% en los ocho primeros meses de 2021.

Los microchips chinos hunden la producción europea de automóviles

Durante los primeros ocho meses de este año la producción de automóviles se redujo en España un 25% con respecto al mismo periodo de 2019.

La razón de este descenso es la escasez de microchips (semiconductores) que existe a nivel mundial y que viene provocada por la crisis energética que está sufriendo China y que obliga a que muchas fábricas asiáticas estén deteniendo sus actividades o ralentizando su producción.

Hasta finales de agosto se habían producido en nuestro país 1,41 millones de vehículos (-25,3%), registrándose importantes retrocesos en la producción durante los meses de julio (-41%) y agosto (-39%) con respecto a los mismos meses de 2019.

Por otro lado, la producción de vehículos de gas natural, GLP, híbridos y eléctricos cero emisiones representan en nuestro país un 11-12 % de la producción total, mientras que la demanda de los mismos sigue prácticamente congelada, lo que nos complica cumplir con los objetivos medioambientales de la estrategia “Fit for 55” de la Comisión Europea y del Pacto Verde Europeo.

En los ocho primeros meses de este año se habían producido en España un total de 84.100 híbridos enchufables (5,9% de la producción), 3.700 híbridos no enchufables (0,3% de la producción), 46.000 eléctricos (3,2% de la producción), más 11.800 vehículos de gas natural y 14.300 unidades propulsadas por GLP.

El problema de los microchips

La falta de microchips incluso ha provocado que la producción de vehículos durante el pasado mes de agosto haya sido inferior en un 15,5% a la registrada en agosto de 2020, cuando el país regresaba de un periodo de cese o baja actividad industrial.

Las previsiones que manejan los fabricantes de automóviles es que los problemas con el suministro de este tipo de componentes no tengan solución hasta al menos finales del primer semestre de 2022.

Los microchips chinos hunden la producción europea de automóviles

En este sentido el verano de 2021 vs verano de 2019 ha sido un verdadero desastre para el sector de la automoción en la mayor parte de los países europeos: España (-33,4%), Alemania (-27%), Reino Unido (-27,5%), Francia (-23,3%) e Italia (-20%). Como es lógico el mayor impacto negativo se ha producido sobre la fabricación de turismos y todoterrenos.

Pérdida de exportaciones

En automoción nuestro país es eminentemente exportador y por esta razón la reducción de la producción y de la demanda europea de automóviles ha provocado una reducción del 20,7% en las exportaciones, quedándose la cifra de salidas de vehículos en 1,21 millones de unidades a finales de agosto.

Los microchips chinos hunden la producción europea de automóviles

Esta cifra supone que durante los ocho primeros meses de este año al menos un 87% de la producción española de automóviles salió fuera de nuestras fronteras.

Habrá que ver con más perspectiva cómo siguen comportándose los vehículos “made in Spain” en los principales mercados europeos, Marruecos, Sudáfrica y Sudamérica, donde los retrocesos son importantes, y si los crecimientos en Japón y Australia se consolidan.

seguro turismo

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *