¿Cuánto y por qué subirá el gasoil en los próximos meses?

En enero de 2019 se igualará a nivel nacional el llamado “tramo autonómico” que grava los combustibles y que pasará a ser de 4,8 céntimos el litro de gasoil en todos los territorios. Además, con fines medioambientales y de descarbonización el gobierno socialista quiere igualar los impuestos de la gasolina y del diésel, lo que permitirá recaudar 2.140 millones de euros en unos cuatro años.

¿Cuánto y porqué subirá el gasoil en los próximos meses?

La pasada semana el gobierno socialista anunciaba una futura subida de los impuestos especiales que gravan el diésel con el objetivo de alcanzar el mismo nivel tributario que pesa sobre la gasolina, subida que se producirá de forma escalonada y que comenzará en enero de 2019 cuando el actual “tramo autonómico”, que oscila entre 0 y 0,048 euros/litro de gasoil, se posicione en su máximo para todas las Comunidades Autónomas.

Esta medida ya estaba recogida en los Presupuestos Generales elaborados por el anterior gobierno para 2019, heredados ahora por el gobierno de Pedro Sánchez, y afectará principalmente a aquellos territorios que como Castilla-León o Cantabria no venían aplicando el citado “tramo autonómico” y a los que lo hacían en una cuantía inferior.

Actualmente la gasolina soporta unos impuestos estatales generales de 40,07 céntimos/litro, que en el gasoil son de 30,70 céntimos/litro. Después existe un impuesto estatal especial de 2,4 céntimos/litro para ambos combustibles, que a partir del próximo mes de enero será de 7,2 céntimos/litro una vez que se englobe en este concepto los 4,8 céntimos/litro del actual “tramo autonómico”. Eso significa que los impuestos estatales sobre la gasolina sumarán entonces 47,27 céntimos/litro y sobre el gasoil 37,9 céntimos/litro.

A partir de aquí es donde el gobierno de Pedro Sánchez está estudiando una subida escalonada de casi 10 céntimos de los impuestos del gasoil, algo que se hará teniendo en cuenta los objetivos medioambientales que la Unión Europea fijó en sus momentos para el horizonte de 2030 y que supone una dura estrategia de descarbonización que en el transporte por carretera supondrá un alza del diésel y una rápida transición hacia el gas natural y la electricidad.

El último Observatorio del Mercado del Transporte, cerrado a finales de enero de 2018, recoge que para un tráiler de carga general en recorridos nacionales y con una tractora de 455 CV el coste del combustible era de un 28,8% (36.818 euros) para 120.000 kilómetros anuales, de los cuales un 85% eran en carga y un 15% en vacío. Este coste era el segundo que soporta un camión por detrás de salarios y dietas del conductor. Cuando se trata de transporte internacional el combustible supone un  28,1% para recorridos anuales de 150.000 kilómetros con el mismo porcentaje en carga y en vacío.

Frente a la subida del diésel una de las salidas que les queda a los transportistas es el llamado Gasóleo Profesional, una fórmula fiscal que exige estar registrado previamente, realizar los repostajes mediante tarjeta profesional o de crédito y facilitar anualmente a la Agencia Tributaria los kilometrajes de los vehículos.

Hasta el momento el Gasóleo Profesional sólo se encuentra vigente en transporte de mercancías para vehículos por encima de 7,5 toneladas y la devolución máxima es de 2.450 euros/vehículo, cifra que resulta de multiplicar el máximo de 4,8 céntimos del tramo autonómico por 50.000 kilómetros, una cantidad que lógicamente se reduce en función de la cuantía del tramo en cada Comunidad Autónoma.

Seguro para camiones

¿Cuánto y por qué subirá el gasoil en los próximos meses?
2 (40%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *