Un Dacia Duster se convierte en el nuevo “Papamóvil low cost”

El Grupo Renault ha donado al Papa Francisco I el que ya es el nuevo “Papamóvil”, un vehículo que ha sido realizado sobre la base de un Dacia Duster. Perfectamente adaptado a las necesidades del Pontífice y de sus desplazamientos, este “Papamóvil” se ha convertido en el vehículo más austero y “low cost” que ha estado al servicio del pontífice.

EL PAPAMÓVIL DACIA DUSTER

Si algo está caracterizando el pontificado del Papa Francisco I es la austeridad. Desde el primer momento Jorge Mario Bergoglio ha huido de todo tipo de lujos y ostentaciones con el objetivo de formar una Iglesia de pobres para pobres.

La última muestra de este concepto de austeridad la hemos podido ver y apreciar durante la presentación del nuevo “Papamóvil”. A partir de ahora el vehículo en el que veremos moverse al Papa Francisco I ha sido realizado sobre la base de un Dacia Duster, la marca “low cost” del Grupo Renault.

Así es el nuevo “papamóvil”

El Papa Francisco I disfrutará de su nuevo vehículo gracias a una donación realizada por el Grupo Renault al Vaticano. En el acto de entrega oficial del “Papamóvil”, que tuvo lugar en la residencia papal, estuvieron presentes Su Santidad, así como Christophe Dridi, Director General del Grupo Renault en Rumanía y Presidente de Automobile Dacia, y Xavier Martinet, Director General del Grupo Renault en Italia.
El nuevo vehículo que utilizará el Pontífice en sus apariciones públicas ha sido construido sobre la base del SUV más popular de Dacia: el Duster. La carrocería ha sido obra de la empresa Romturingia en colaboración con el departamento de prototipos y el equipo de necesidades especiales de la planta que Dacia tiene en Rumanía.

COCHE DACIA DUSTER

En el interior del nuevo “Papamóvil”, confeccionado enteramente con materiales de color beige, hay espacio para cinco ocupantes y está completamente adaptado para cubrir las necesidades del Papa y los requerimientos de sus actividades.
La altura del vehículo se ha reducido tres centímetros para facilitar el acceso al habitáculo, mientras que el resto de dimensiones se han mantenido fieles al modelo original. Por tanto, el nuevo “Papamóvil” es un vehículo de 4,34 metros de largo y 1,80 metros de ancho.
Cuenta con un techo practicable y una estructura elevada de cristal que hace las veces de de pantalla protectora durante las apariciones del Santo Padre. Por su parte, la carrocería, al igual que los anteriores “Papamóvil”, mantiene el color blanco tradicional.
Además, tanto en el interior como en el exterior se han incorporado elementos de sujeción para una mayor seguridad a la hora de entrar y salir del vehículo, así como durante el transcurso de los desplazamientos.
En cuanto al motor que incorpora el nuevo “Papamóvil”, ni desde el Grupo Renault ni desde la Santa Sede se han dado detalles, pero sin embargo si que podemos afirmar que con toda probabilidad utiliza un motor de combustión, dado que en la gama Dacia Duster no existen mecánicas híbridas.

Otras donaciones de vehículos al Vaticano

La donación del nuevo “Papamóvil” por parte del Grupo Renault no es la primera durante el pontificado del Papa Francisco I. Hay que recordar que en 2017 Opel le hizo entrega de una unidad de su modelo eléctrico Ampera-e. En aquella ocasión el objetivo era convertir a la Ciudad del Vaticano en el primer país del mundo libre de emisiones de dióxido de carbono.

DACIA DUSTER, EL PAPAMÓVIL

A los pocos meses se produciría la donación más espectacular, cuando la mítica marca Lamborghini le regaló al Santo Padre un ejemplar totalmente personalizado de su modelo Huracán Coupé.
Este superdeportivo de 580 CV de potencia, que fue bendecido y rubricado por el Pontífice, está considerado como el mejor automóvil de los que han ocupado una plaza en el parking oficial del Vaticano.
Por otro lado, en 2018 la casa de subastas Sotheby’s recibiría el encargo de vender este Lamborghini Huracán Coupé. Lo recaudado en aquella ocasión sirvió para financiar proyectos sociales.
El español Martín López, gerente de la compañía de alquiler “Rent Car Deluxe”, pagó 715.000 euros por hacerse con este automóvil capaz de alcanzar los 320 km/h y ponerse de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y medio.
Pocos meses después Martín López volvería a utilizar el vehículo como el mejor reclamo para recaudar fondos para otra iniciativa con fines solidarios. En esta ocasión a través de la plataforma Omaze se financiaron proyectos como la reconstrucción de aldeas y ciudades destruidas por la guerra, la ayuda de víctimas de la trata de personas o programas de atención sanitaria y educativa de quienes viven en situaciones de pobreza extrema.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *