6 consejos para desconectar del trabajo en vacaciones

Aunque pueda parecer mentira pasar del trabajo al relax de las vacaciones no es tarea fácil. De hecho casi el 40% de las personas necesitan al menos quince días de descanso para olvidarse de su vida laboral, porque pasar del ritmo laboral a las vacaciones causa la llamada “depresión de la tumbona”. A continuación te contamos a qué se debe este problema y te damos una serie de consejos para aprender a desconectar en vacaciones.

DESCONECTAR DEL TRABAJO

Llegan las vacaciones y es hora de relajarse. Sin embargo, lo que a simple vista parece una tarea sencilla y que llevamos meses preparando se complica una vez llegada la hora. Y es que pasar de un ritmo laboral trepidante a estar tirados en una tumbona sin pensar en el trabajo no se consigue en un día.

Por lo menos así lo afirma un 40% de la población, que asegura que necesitan al menos dos semanas para desconectar de todas sus obligaciones laborales. El 60% restante declara necesitar como mínimo una semana.

Según un reciente estudio publicado por Bizneo HR, empresa especializada en software de recursos humanos, este problema afecta en mayor medida a las mujeres (+2%), a profesionales con título universitario (+13%) y a los jóvenes entre 25 y 35 años.

Todo apunta a que los responsables de estas dificultades para desconectar del trabajo son los altos niveles de cortisol y adrenalina, dos hormonas relacionadas con el estrés. La adrenalina nos ayuda en el día a día laboral manteniendo fuerte el sistema inmunológico, mientras que el cortisol actúa como antiinflamatorio permitiéndonos soportar largas jornadas de trabajo.

Sílvia Saumell, profesora de Psicología y Ciencias de la Educación de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), advierte, “cuando entramos en “modo vacaciones” estas hormonas bajan de nivel, con lo que nuestro sistema inmunológico se deprime y podemos enfermar más fácilmente. Lo más habitual es que este mal lo padezcan personas hiperexigentes o que se consideran imprescindibles.

Cuando estas personas se encuentran de vacaciones no saben hacer frente al tiempo libre y no saben cómo relajarse y disfrutar. De tener una agenda a tope y estar siempre pendientes del móvil y de los correos electrónicos pasan a no tener nada de ello y cuando se quedan sin su rutina de hábitos laborales y profesionales se desestabilizan.

Depresión de la tumbona

El periodo vacacional debería ser un momento en el que nos olvidemos del trabajo y aprovechemos para disfrutar del tiempo de descanso. Sin embargo, según un informe de InfoJobs-ESADE el 51% de los españoles en activo responde a correos electrónicos o llamadas telefónicas durante sus vacaciones. Este gesto no hace más que aumentar el estrés postvacacional.

La dificultad para desconectar del trabajo y la ansiedad que esto provoca recibió nombre en 2004. Los médicos de la clínica psiquiátrica austriaca de Wagner-Jauregg lo denominaron como “depresión de la tumbona”.

DESCONECTAR

Los principales síntomas son la dificultad para pensar con claridad, los problemas de atención, concentración y memoria, la sensación de no hablar con fluidez, la necesidad de comprobar las tareas, el cansancio, los problemas de sueño o la sensación de no haber descansado.

En este sentido la sicóloga Sílvia Saumel afirma que, sabemos que los periodos prolongados de elevado estrés pueden generar sentimientos de tristeza, desmotivación, pocas ganas de hacer cosas, sensación de que no se disfruta de lo que uno hace, e irritabilidad en el sentido de que nos enfadamos por cualquier cosa o a la mínima que alguien nos dice algo”.

Aprende a desconectar en 6 pasos

Además de acuñar el concepto de “depresión de la tumbona”, Wagner-Jauregg también ha aportado una serie de recomendaciones que nos ayudarán a desconectar durante las vacaciones. Son seis sencillos pasos que harán que desengancharte del trabajo nos sea más fácil:

1. Desconexión digital

Evita el uso de aquellas herramientas que emplees durante tu trabajo para no tener la necesidad constante de revisar tareas. Modifica la configuración de las apps de tu móvil para que no te entre ningún mensaje indeseable.

2. Delega

Si has dejado tareas pendientes será muy importante que aprendas a delegar. Procura avisar a los compañeros con el suficiente tiempo de antelación, pues en muchos puestos resulta prácticamente imposible dejar todo cerrado.

3. No eres imprescindible

Eres bueno en tu trabajo y lo haces mejor que nadie, pero durante las vacaciones alguien te cubrirá. Trata de no revisar el correo constantemente ni preguntar cómo va todo.

4. Disfruta del ocio

Aprovecha para pasar tiempo junto a la familia, amigos y, sobre todo, procura buscar tiempo para ti mismo.

DESCONECTAR EN VACACIONES

5. Cuídate

No descuides tu alimentación ni tampoco la actividad física, ambas cosas te ayudarán a conseguir una mayor relajación.

6. No planifiques

En vacaciones deja de planificar tus días y date un descanso a la mente. No hacer nada también es necesario.

seguro médico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *