Los desvíos de camiones pesados en algunos tramos de la N-340 y de la N-240 comenzarán en septiembre

El ministerio de Fomento tiene previsto bonificar a los transportistas de camiones pesados afectados los peajes obligatorios en las autopistas AP-7 y AP-2 y para ello dispondrá de 40 millones de euros para compensar a las empresas concesionarias en el periodo 2018-2021.

Desvíos de camiones pesados en la N-340 y la N-240

Una de las consecuencias del acuerdo que han negociado los grupos parlamentarios de PSOE y Unidos Podemos para elevar el techo de gasto en los Presupuestos Generales del Estado tendrá repercusión, entre otros aspectos, en los polémicos peajes obligatorios para camiones, porque esta decisión política va a permitir que el gobierno que preside Pedro Sánchez, a través del ministerio de Fomento, disponga de más recursos económicos para bonificar dichos peajes a los transportistas afectados.

De esta forma el próximo mes de septiembre está previsto que se pongan en marcha las primeras restricciones al tráfico de camiones pesados en determinados tramos de las carreteras N-340 y N-240, donde se activarán desvíos obligatorios a las autopistas AP-7 y AP-2, respectivamente, una medida largamente solicitada por los representantes de los municipios de afectados y que ha sido consensuada con las Comunidades Autónomas correspondientes.

Inicialmente se establecerá un descuento general del 50% para todos aquellos vehículos que realicen distintos recorridos internos en el ámbito de influencia de las infraestructuras afectadas, una bonificación que se reducirá al 42,53% en los tramos de la AP-7 entre Altafulla y Vilafranca Sur y entre Peñíscola y Hospitalet de L´Infant. En la AP-2 el descuento del 42,53% afectará al tramo entre las localidades de Les Borges Blanques y Pla de Santa María.

Está previsto que próximamente el Consejo de Ministros apruebe los Reales Decretos que estipulen y reglamenten oficialmente las cuantías de los descuentos que deberán aplicarse en los peajes a los camiones afectados por los desvíos y las correspondientes compensaciones que recibirán a cambio las empresas concesionarias de las autopistas AP-2 y AP-7 durante el periodo 2018-2021.

Estas ayudas públicas alcanzarán previsiblemente una cuantía total de 40 millones de euros, de los cuales 36,26 millones irán a la cuenta de resultados de Acesa y 4,8 millones de euros a la facturación de Aumar. El objetivo de esta política de peajes obligatorios es reducir el tránsito de camiones pesados en los tramos no desdoblados y por lo tanto más conflictivos de las carreteras N-340 y N-240 y con ello contribuir a una reducción de la alta siniestralidad vial que actualmente soportan dichas infraestructuras.

Seguro para camiones

Los desvíos de camiones pesados en algunos tramos de la N-340 y de la N-240 comenzarán en septiembre

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *