Detenidos los miembros de una red de venta de cachorros enfermos

Los cinco miembros de la red dedicada a la venta de cachorros de perro enfermos de parvovirus han sido detenidos en Toledo. La Guardia Civil recibió hasta 30 denuncias sobre la existencia de estos grupos y completó la operación ‘Mascotashop’ realizando registros en tiendas de animales de Seseña y Casarrubios del Monte.

La Guardia Civil ha detenido en Toledo a cinco personas e investiga a otras tres por formar parte de una red dedicada a la venta de cachorros de perro enfermos. Muchos de estos animales fallecían a los pocos días de ser vendidos, tras padecer enfermedades como el parvovirus, que afecta a los canes más jóvenes una vez que pierden la inmunidad maternal a las seis semanas de nacer.

A los detenidos se les imputa delitos de maltrato animal, falsedad documental, estafa y pertenencia a organización criminal. Los registros se llevaron a cabo en tres tiendas de animales y en una clínica veterinaria en las localidades de Seseña y Casarrubios del Monte.

La operación ‘Mascotashop’ se puso en marcha una vez que la Guardia Civil recibió un total de 35 denuncias en relación con estos hechos y sobre la existencia de varios de estos grupos y plataformas en redes sociales, contabilizando un total aproximado de 500 afectados.

A finales de 2019 llegaron las primeras denuncias, mediante las que se ponía de manifiesto la existencia de varios comercios especializados en la venta de cachorros de perro, muchos de ellos enfermos de parvovirus.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil de Illescas, con la colaboración de inspectores de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, inició una investigación que finalmente sirvió para comprobar que la organización sospechosa se dedicaba a la compra y venta de cachorros, habiendo adquirido un gran número de los mismos en terceros países. Puesto que la normativa europea establece que los perros no pueden viajar hasta que no cumplan los tres meses, los recién nacidos llegaban con la edad falsificada, siendo su edad real inferior que la que indicaba el pasaporte.

Cuando llegaban a las tiendas, sus defensas eran sumamente bajas al no haber consumido leche materna, tan necesaria para ellos en sus primeras semanas de vida para obtener anticuerpos y protección frente a este tipo de virus. Finalmente la mayoría terminaba padeciendo la enfermedad del parvovirus, con una consecuencia mortal en prácticamente todos los casos.

La diarrea sanguinolenta y manoliente es uno de los principales síntomas del parvovirus, produciendo el fallecimiento del joven animal por tanto desgaste físico. El objetivo del tratamiento no es otro que el de fortalecer el sistema inmunitario, pero la escasez de defensas siendo de tan corta edad hace prácticamente imposible combatir la enfermedad.

Los agentes detectaron que las tiendas ofrecían como garantía en su venta la asistencia veterinaria en algunas de sus clínicas. El tratamiento incorrecto e insuficiente causó un aumento de ingresos de los cachorros en los centros e imposibilitó cortar los continuos brotes de parvovirus para impedir el fallecimiento de muchos de estos animales.

seguro veterinario para perro

Jesús Rengel Ortiz

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *