Dieselgate: Se cumplen cuatro años del escándalo

El pasado 18 de septiembre se cumplieron cuatro años desde que saltase a los medios de comunicación el  DIESELGATE , uno de los mayores escándalos que han afectado al sector de la automoción y que supuso multas millonarias para varias marcas, principalmente para el Grupo Volkswagen. Con la lección bien aprendida hoy esta compañía alemana lidera el proceso de cambio hacia el coche eléctrico sostenible.

CUATRO AÑOS DEL DIESELGATE

Se cumplen cuatro años del “dieselgate”, un fraude que la Agencia Estadounidense del Medio Ambiente (EPA) sacó a la luz el 18 de septiembre de 2015 y que supuso un escándalo de gran magnitud a nivel mundial.

En aquel momento la EPA acusó formalmente al Grupo Volkswagen de manipular los niveles de emisiones de óxido de nitrógeno (NOx) emitidas por sus motores diésel. Este amaño se realizaba a través de un software desarrollado específicamente para burlar los controles de emisiones dañinas para la atmósfera.

Pocos días después de destapar el escándalo, uno de los mayores de la historia dentro del sector de la automoción, las acciones del Grupo Volkswagen se desplomaron cerca de un 20%. El fraude afectó a alrededor de once millones de vehículos en todo el mundo. Además, marcas como Mercedes-Benz y BMW también se vieron afectadas.

Más de 4.500 muertes prematuras

En 2017 una investigación realizada por el Instituto Meteorológico Noruego (IMN) llegó a la conclusión de que las consecuencias del “dieselgate” iban más allá de los daños medioambientales.

Según un informe llevado a cabo por esta institución, los motores diésel “trucados” por el Grupo Volkswagen podrían ser el origen de la muerte prematura de más de 4.500 personas al año. Además, desde el IMN aseguran que estos fallecimientos podrían haberse evitado de cumplir con los límites de emisiones establecidos o si los vehículos hubieran estado propulsados por gasolina.

Por otro lado, el propio INM y el Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados de Austria (IIASA) y la Universidad Tecnológica Chalmers de Suecia aseguran que la cifra de fallecidos podría haberse reducido de no haberse producido el “dieselgate”. También aseguran que si se hubiera tratado de motores de gasolina la cifra se hubiese reducido a menos de la mitad.

Por países, los más afectados en cuanto al número de fallecimientos prematuros a causa del escándalo del “dieselgate” son Italia, Alemania y Francia.

Volkswagen cuatro años después

Una de las cuestiones positivas que trajo el“dieselgate” es que supuso un punto de inflexión para una transición acelerada hacia el vehículo sostenible. De hecho el grupo alemán VW se ha convertido en una de las locomotoras en la transformación del sector.

REPOSTANDO GASOLINA

Actualmente, todavía continúan abiertas numerosas causas judiciales contra directivos y exdirectivos del Grupo Volkswagen en Estados Unidos y Alemania. Además, el propio grupo ha reconocido unos costes derivados del “dieselgate” que rondan los 29.000 millones de euros.

Dada la notoriedad del escándalo y las cuantiosas sanciones impuestas a VW, muchos expertos auguraban el final del grupo, pero cuatro años después dicha extinción no se ha producido y en la actualidad el Grupo Volkswagen es una de las principales compañías que lideran el camino hacia la electrificación del sector de la automoción.

En este proceso de cambio hacia una movilidad eléctrica la compañía tiene previsto invertir 30.000 millones de euros en los próximos cinco años. La intención es presentar setenta modelos eléctricos en un plazo máximo de diez años. Además, desde el Grupo Volkswagen estiman que hasta el año 2028 producirán veintidós millones de vehículos eléctricos.

Por el momento, ya podemos ver circulando por las carreteras la versión electrificada de uno de los buques insignia de la compañía, el VW eGolf, y dentro de poco llegará el Volswagen ID.3, el primer vehículo concebido como eléctrico desde el embrión. De hecho este modelo será totalmente sostenible y cero emisiones desde su diseño hasta su reciclaje, pasando por el proceso de fabricación.

Esta gran transformación no afectará únicamente a las motorizaciones y a los sistemas de propulsión, sino a la propia concepción del negocio y a la estrategia y visión de la empresa como compañía de ámbito global. La población “millennial” es, por una parte, sensible con el medioambiente y, por otra, tiene un sentido diferente del concepto de propiedad del vehículo. Cada vez más el coche será un servicio de movilidad, que se pagará sobre todo por su uso más que por su propiedad.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *