Dieta: Propiedades y beneficios de tomar Omega 3

El Omega 3 es un ácido graso que no podemos sintetizar en nuestro organismo, por lo que debemos ingerirlo a través de los alimentos. Tomar de la cantidad diaria recomendada nos aportará multitud de beneficios, tanto antiinflamatorios como sobre el sistema inmunitario, propiedades que ayudarán a mejorar nuestra salud y a facilitar un correcto desarrollo de nuestro cerebro y de todas las funciones vitales de nuestro organismo.

OMEGA 3

Desde hace años venimos escuchando las bondades de los alimentos que contienen Omega 3 y lo necesarios que son para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, pero ¿qué sabemos realmente de este tipo de grasa?

El Omega 3 es un ácido graso esencial que nuestro cuerpo no puede sintetizar por sí solo, viéndonos obligados a tomarlo por vía oral. Tenemos varios tipos de Omega 3: el ácido alfalinoleico (ALA), que lo encontramos en los alimentos de origen vegetal, mientras que los ácidos eicosapentanóico (EPA) y docosahexanoico (DHA) están presentes en pescados y mariscos.

Las funciones que presentan estos ácidos grasos son muy diversas. Por ejemplo, el DHA es un componente de las membranas celulares de nuestro organismo, formando parte esencial del cerebro o la retina.  Todos los Omega 3 reducen el colesterol malo y son antiinflamatorios naturales al pertenecer al grupo de las grasas poliinsaturadas, sirviendo de protección frente a enfermedades y mejorando la condición física.

Como ya hemos comentado el Omega 3 no se puede producir en el organismo, por lo que debemos recurrir a la alimentación para conseguirlo. Los nutricionistas aconsejan la ingesta de entre el 0,1 y el 1% del aporte nutricional diario, aunque este porcentaje puede variar en función de la edad, grado de desarrollo o gasto energético de cada persona.

Un bebé de menos de doce meses verá cubiertas sus necesidades con 500 mg de Omega 3 al día, mientras que un hombre adulto precisa de en torno a 1.600 mg.

Propiedades del Omega 3

Dentro de sus muchas propiedades, destacan sobre todo sus efectos antiinflamatorios y autoinmunes, sirviendo de gran ayuda para reducir los síntomas y riesgos de ciertas enfermedades. Dolencias con procesos inflamatorios asociados o patologías cardiovasculares pueden ver mejorados sus síntomas, además de las bien conocidas propiedades que presenta el Omega 3 a la hora de frenar el envejecimiento.

TOMAR OMEGA 3

El consumo de la cantidad recomendada de Omega 3 nos puede ayudar en enfermedades como la  artritis reumatoidea, entre otras, contribuyendo a reducir además el riesgo de padecer arterosclerosis, trombosis y otros problemas vasculares.

Durante el embarazo la ingesta de Omega 3 mejora el desarrollo neurológico del feto. Además, ayuda a incrementar las capacidades cognitivas del bebé, previene la depresión materna y reduce los casos de parto prematuro.

Alimentos ricos en Omega 3

El Omega 3 está presente en todo tipo de alimentos, destacando su presencia en alimentos vegetales como  los frutos secos, semillas y algunos aceites vegetales como el de canola o nuez, aunque también puede encontrarse en la grasa de ciertos pescados como el salmón. Algunos alimentos con buena cantidad de grasas Omega 3 son:

OMEGA 3 EN LA DIETA

Semillas de lino o chía: Estos superalimentos suponen una fuente increíble de ácidos Omega 3 (no pueden faltar en tu desayuno).

Frutos secos: Las nueces o el cacahuete son muy buenas fuentes de Omega 3. Para niños pequeños puedes darles rebanadas de pan con crema de cacahuete y así no tener peligro por atragantamiento.

Aceite de soja, canola o nuez.

Pescados grasos como el salmón, el bacalao, sardinas, cazón, anchoas, arenque, caballa o atún.

Aguacate.

El aceite de oliva y el de linaza, el brócoli, rúcula y espinacas aportan una menor cantidad de Omega 3 aunque son igualmente beneficiosos para la salud.

Las cantidades recomendadas de Omega 3 se pueden obtener mediante la ingesta de dos o tres raciones de pescado durante la semana, y así conseguir mantenernos más sanos. Además, tomar estos alimentos nos aportará proteínas, vitaminas, antioxidantes y minerales, por lo que será mejor este tipo de ingesta que los suplementos basados en aceites de pescado.

Nuestra salud nos lo agradecerá

Con la ingesta de las cantidades adecuadas de Omega 3 aportaremos una serie de beneficios a nuestro organismo:

-Mejora la coagulación en la sangre.

-Incrementa la capacidad de aprendizaje y retentiva del cerebro.

-Es un aliado en el control de alergias y asma por sus propiedades antiinflamatorias.

-Ayuda a reducir el estrés.

-Reduce los efectos del síndrome premenstrual y ayuda a combatir la depresión.

Mejora la función cardíaca y la presión arterial.

-Supone una ayuda a la hora de reducir triglicéridos y colesterol malo.

Propiedades antiinflamatorias para combatir enfermedades como la artritis reumatoide o enfermedades intestinales.

-Nos ayuda a perder peso y a mantener los niveles de testosterona para un buen desarrollo muscular.

-Ayuda a mantener unas adecuadas funciones cerebrales, ya que el cerebro está principalmente formado por grasas tipo Omega 3. Su ingesta es por tanto una ayuda para reducir problemas en el fututo de pérdida de memoria y es efectivo a la hora de reducir los problemas mentales (angustia y depresión).

seguro médico

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *