La Diputación Foral de quiere “peaje” en la autovía A-636

A la espera de que el Tribunal Supremo dicte sentencia con relación a los peajes establecidos en la N-1 y la A-15 a su paso por Guipúzcoa, las autoridades forales ya manejan el proyecto de poner en marcha la misma medida en la Autovía de Bergara (A-636), aunque en esta ocasión la “euroviñeta”, que previsiblemente entraría en vigor a finales de 2021, afectará a camiones, autobuses y turismos.

La Diputación Foral de quiere “peaje” en la autovía A-636

Sin prestar mucha atención a los reveses jurídicos sufridos la Diputación Foral de Guipúzcoa continúa adelante con su política de peajes en carreteras públicas. A pesar de que la “euroviñeta” para camiones en los tramos de la N-1 y de la A-15 que transcurren por su territorio se encuentran a la espera de sentencia por parte del Tribunal Supremo (TS), los responsables forales ya están pensando en la posibilidad de “extender” los citados peajes también a turismos si la sentencia del TS les fuera finalmente desfavorable.

La aplicación de una medida de este tipo facilitaría sortear el carácter discriminatorio que tienen estos peajes puestos en marcha tan sólo para camiones, un argumento de presunta ilegalidad que ya puso sobre la mesa el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, y al mismo tiempo permitiría incrementar de forma importante la recaudación económica.

Por otro lado, en los planes de la Diputación Foral de Guipúzcoa también figura el establecer un nuevo peaje en la autovía A-636 (Autovía de Bergara), una propuesta que previsiblemente podría entrar en vigor a finales de 2021 y que en esta ocasión afectaría, ahí radica la novedad de su aplicación, a turismos, autobuses y camiones. De esta “euroviñeta” encubierta tan sólo quedarían excluidas las motos.

A falta de la correspondiente y preceptiva aprobación del proyecto por parte de las Juntas Provinciales, los planes iniciales de la Diputación Foral pasarían por establecer tres pórticos de control en la A-636, instalaciones que en un principio estarían ubicadas en las áreas de Beasaín, Ezkio y Descarga.

El primero de estos pórticos controlaría un tramo de 2,8 kilómetros entre Beasaín y Ormaiztegui y tendría un coste para camiones de 0,79 euros. En el segundo caso el tramo a controlar tendría una longitud aproximada de 5,4 kilómetros, entre Ormaiztegui y Zumárraga, con un coste de 1,50 euros para vehículos pesados. Por último, el tercer pórtico se encargaría de gestionar el tramo de 2,5 kilómetros existente entre Legazpi-Uretxu-Bergara y Legazpi-Uretxu-Antzuola con un coste para camiones de 0,98 euros. El Comité Nacional del Transporte, que mantiene denunciados los peajes obligatorios sobre la N-1 y la A-15, ya se ha mostrado contrario ha extender los mismos a más autovías y en sus negociaciones con el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) el propio ministerio se ha comprometido a que no se aplicará ninguna “euroviñeta” en España sin un diálogo previo con el CNTC, aunque en el caso de los peajes los territorios autónomos tienen potestad para su establecimiento.

Seguro para camiones

TERRÁNEA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *