Diez dispositivos que desaparecerán en los coches del futuro

Las nuevas tecnologías están revolucionando todos los ámbitos de nuestra vida y el sector de la automoción no se iba a quedar atrás. No sabemos con certeza cómo serán los coches del futuro, pero lo que sí parece seguro es que algunos de los dispositivos que estamos acostumbrados a ver dejarán de ser habituales. A continuación les mostramos diez elementos que desaparecerán en los coches del futuro.

¿Recuerdas cuándo los coches llevaban lector de cassettes? Este elemento gozó de gran popularidad hasta que fue sustituido por una tecnología superior, algo que también sucederá con algunos otros dispositivos que hoy son tradicionales en los coches. Echa un vistazo a los diez elementos que desaparecerán en los coches del futuro:

La llave

Cada vez son menos los coches en los que la llave es elemento necesario para su apertura. Las llaves están siendo sustituidas por dispositivos electrónicos que, en algunos casos, son capaces de controlar hasta algunos sistemas del vehículo como puede ser la climatización.

A corto plazo la llave desaparecerá para pasar el control de las puertas del coche al teléfono móvil o a una simple tarjeta que, como ya sucede en el Tesla 3, guardaremos en la cartera.

Los botones

Los botones que ocupan el salpicadero están llegando a su fin. Poco a poco lo táctil está ganando terreno y cambiando el aspecto del puesto de conducción. Pero, incluso esta tecnología, puede encontrar su fin antes casi de nacer, pues los botones táctiles se están sustituyendo por comandos de voz y gestos como ya sucede en el BMW Serie 7.

Radio CD

El futuro no se presenta muy halagador para la Radio CD de los coches y a las pruebas nos remitimos. El primer sustituto, con el que ha convivido durante varios años, ha sido el lector USB que prácticamente la totalidad de los vehículos incorporan. Sin embargo, el futuro reside en la conectividad y ningún coche necesitará de reproductor de música, ya que lo llevaremos en el propio teléfono móvil.

espejo retrovisor

Espejos retrovisores

El Audi e-Tron es el primer vehículo comercializado en España en el que los retrovisores son sustituidos por un sistema de cámaras que proyectan las imágenes captadas en una pantalla situada en el interior del vehículo.

La desaparición de los espejos retrovisores supondrá una mejora de la aerodinámica, al tiempo que las cámaras mejorarán el rendimiento en términos de seguridad al permitir una mejor visión en todas las circunstancias.

Palanca de freno de mano

La palanca que activa el freno de mano es un elemento que apenas se ve en los modelos de automóviles fabricados en 2019. Tan solo algunos de gama baja siguen manteniéndola en lugar de sustituirlo por el freno de mano eléctrico.

Cambio manual de velocidades

A largo plazo y pensando en el concepto de conducción autónoma todos los cambios serán automáticos, quedando los cambios manuales para los modelos más baratos o para los modelos deportivos destinados a los amantes de la conducción.

La principal ventaja del cambio automático es la eficiencia en el consumo de combustible, la rapidez en el tránsito de marchas y la comodidad de conducción.

Faros halógenos

Pronto todas las ópticas halógenas de los coches serán sustituidas por LED. Respecto a este tema no hay grandes discusiones pues son todo ventajas, ya que mejoran la calidad de la luz, reducen la fatiga en la conducción nocturna y favorecen diseños más atractivos y novedosos.

dispositivos coche

Tubo de escape y parrilla frontal

Con el cambio en los tradicionales sistemas de propulsión de los vehículos también se van a eliminar elementos de refrigeración o emisión de gases, aunque los coches clasificados como “cero emisiones” necesitarán romper el silencio de su motor con algún elemento sonoro que alerte a los peatones.

Rueda de repuesto

La rueda de repuesto es uno de los elementos o «dispositivos» que cada vez se ve menos en los coches y que tarde o temprano acabará desapareciendo. De inicio en muchos modelos se está sustituyendo por las conocidas “galletas” o incluso, en el peor de los casos, por los kits antipinchazos. Sin embargo, el futuro pasa por la utilización de neumáticos sin aire que ahorrarán espacio y reducirán los gastos.

Antenas

Lejos quedan ya esas largas antenas en el techo de los coches. Aunque todavía se pueden ver algunas, los avances tecnológicos están haciendo que sean sustituidas por un formato más pequeño y aerodinámico, las llamadas “aletas de tiburón”. En este nuevo dispositivo, además de captar la señal de radio, se integran parte de los equipos de navegación y GPS.

seguro turismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *