El Comité Nacional del Transporte se fractura con la Alianza por la Carretera

CAMIONES DE TRANSPORTE POR CARRETERAEl gobierno español decidió no sumarse a la iniciativa de nueve países europeos contra el “dumping social” y en defensa de los derechos de los trabajadores del sector y esta decisión ha dividido al CNTC.

El Comité Nacional del Transporte por Carretera (CNTC) lleva camino de romper su unidad. Actualmente el CNTC tiene abiertas dos grietas que están poniendo en evidencia las importantes diferencias de “sensibilidades” y “perspectivas” que existen entre las distintas organizaciones que lo conforman.

Si en el asunto de las 44 toneladas es evidente el enfrentamiento entre las asociaciones de cargadores y las organizaciones que representan a los transportistas, aunque con serios matices en este último bando, el tema de la es una auténtica bomba de tiempo que podría hacer estallar por los aires al colectivo de transportistas, donde conviven en aparente armonía los grandes operadores logísticos con un gran número de conductores asalariados y las asociaciones que básicamente representan a pymes y autónomos.

El pasado 31 de enero los gobiernos de nueve países europeos promovieron una Alianza de carácter internacional en defensa de una competencia leal entre todos los operadores que actúan en el transporte europeo de mercancías por carretera, con especial atención a la garantía de los derechos sociales y laborales de los trabajadores del sector y a la lucha contra el “dumping social”. En este marco el gobierno español decidió no adherirse a esta iniciativa.

El pasado día 22 las organizaciones que conforman el CNTC debatieron las distintas posiciones que tiene cada asociación con respecto al documento suscrito por los nueve países que conforman inicialmente la Alianza Europea por la Carretera y las primeras ocho iniciativas propuestas, y fue precisamente en el curso de ese debate donde la mayoría de las asociaciones se declararon de acuerdo con la posición mantenida por el Gobierno español, salvo una minoría que mostró su desacuerdo y sus críticas a la postura oficial.

La conclusión es que una parte del transporte español de mercancías por carretera parece no apoyar decididamente la lucha contra el “dumping social” y la defensa de los derechos laborales y sociales de los chóferes en el ámbito de la Unión Europea, un asunto que con las 44 toneladas y las voces que defienden una “negociación” con los cargadores podría romper definitivamente el Comité Nacional del Transporte.

 

 

El Comité Nacional del Transporte se fractura con la Alianza por la Carretera

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *