La importancia del veterinario en la práctica del Mushing

Deportes con perros como el Mushing se han popularizado de manera notoria en lugares como la Comunidad Valenciana, por lo que el ICOVV ha aprovechado para recordar el vital papel veterinario para la práctica de estas actividades.

Integrado en la Real Federación Española de Deportes de Invieno (RFEDI), el Mushing destaca como deporte en el que los perros, dependiendo de la modalidad, tiran de un equipo dirigido por un guía llamado musher. El Bikejoring, de la que ya os hablamos en nuestro blog, o el Canicross, una de las más populares en lugares como la Comunidad Valenciana, son algunas de las modalidades o variantes que forman parte del Mushing. El guía corre con la ayuda de un solo perro que se tiene la función de traccionar mediante una cuerda amortiguadora que une su cinturón a un arnés especial que lleva consigo el animal.

Con su popularidad, este tipo de carreras han aumentado de manera considerable, sobre todo para fines benéficos. Circunstancia que ha aprovechado el Colegio Oficial de Veterinarios de Valencia para recordar los problemas más frecuentes que pueden sufrir los perros en este tipo de pruebas, lo que pone de manifiesto la importancia de contar con un veterinario en su organización, con el objetivo de garantizar el bienestar del animal y conseguir que compitan en las mejores condiciones y sin problemas físicos.

Curiosamente, uno de los problemas que destacan los veterinarios valencianos a la hora de practicar Mushing son las altas temperaturas que debe soportar el animal, dependiendo de la distancia que se recorra y las condiciones de la carrera.

Desde el ICOVV recuerdan por tanto que “los perros no tienen las mismas cualidades de termorregulación que las personas, por lo que, cuando corren, no pueden eliminar el exceso de temperatura interna por transpiración. Esto quiere decir que pueden sufrir golpes de calor cuando las temperaturas superen los 12-14 ºC, e incluso antes, dependiendo de la raza del perro, de su condición física, de su procedencia o de su entrenamiento”.

Del mismo modo, también se insiste en que cualquier pavimento o asfalto puede llegar a ser muy lesivo para los canes, ya sea por el impacto en sus articulaciones o también por el roce que produce las almohadillas. Es conveniente por tanto evitarlo en estas carreras para así preservar su bienestar a corto y largo plazo.

En última estancia, desde el Colegio valenciano abogan por un mayor control de todas aquellas actividades o pruebas en las que no se den las condiciones adecuadas para que se lleven a cabo o se tira del perro para que se mantenga en carrera, y exige sanciones: “Hay ocasiones en las que corredores sin experiencia van tirando del animal, obligándole así a seguir la carrera incluso cuando el animal no está en facultades físicas o emocionales para seguir corriendo”.

Con el objetivo de informar acerca de la importancia de la figura del veterinario para este tipo de eventos deportivos con perros, el ICOVV ya organizó recientemente una jornada formativa dirigida a veterinarios de la provincia. Una jornada en la que además intervinieron asesoras veterinarias de la Federación Española de Deportes de Invierno (RFEDI), expertas en este tipo de pruebas.

seguro para perro

Jesús Rengel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *