El nuevo ROTT introduce cambios en el Certificado de Aptitud Profesional

Fomento quiere incrementar la profesionalización del sector e introducir un mayor rigor en los cursos del CAP. Para ello se eleva el nivel de exigencia para los centros autorizados y se obliga a una mayor información del contenido de los cursos, de forma que los servicios de inspección puedan realizar mejor su trabajo.

El nuevo ROTT introduce cambios en el Certificado de Aptitud Profesional

Desde su entrada en vigor el espíritu renovador del nuevo Reglamento de la LOTT (ROTT) está introduciendo diversos cambios en muchos aspectos del transporte de mercancías por carretera y esta vez le ha tocado el turno al CAP (Certificado de Aptitud Profesional), tanto en su faceta de formación inicial como continua.

Ocho años después de la entrada en vigor de la normativa que desarrolla el CAP, hoy convertido en un requisito obligatorio para todos los conductores profesionales que quieran ejercer legalmente su actividad, el ROTT profundiza en la profesionalización del sector con una puesta al día del CAP.

Entre los cambios introducidos está que los cursos para obtener el Certificado de Aptitud Profesional deberán ajustarse a un modelo previamente homologado, una calificación que los centros autorizados mantendrán vigente en tanto no alteren o modifiquen los contenidos o características de los cursos impartidos.

En este sentido todos los centros autorizados deberán comunicar por vía telemática cada curso CAP que vayan a realizar con una antelación mínima de diez días. De forma similar 24 horas antes de su inicio estarán obligados a informar de los alumnos asistentes al mismo. Para la homologación de los cursos CAP los centros de formación deberán acreditar que disponen de locales idóneos para la práctica docente.

Por otra parte, si durante una inspección se detecta la inasistencia de algún alumno sin causa justificada el órgano competente podrá acordar la falta de validez del curso para dicho alumno. Además, cuando las ausencias alcancen un 5% o más de las horas del curso los alumnos deberán ser excluidos.

Finalmente, la tarjeta de cualificación CAP se expedirá con un período de vigencia máximo de cinco años. Una vez transcurrido dicho plazo será reemplazada por otra de idéntica duración cada vez que el conductor acredite haber superado un curso completo de CAP Formación Continua dentro del año inmediatamente anterior y siempre que tenga el permiso de conducción en vigor. Tras obtener los carnés de tipo C y D y antes de poder ponerse al volante de un vehículo de transporte la normativa del CAP obliga a que los conductores certifiquen su aptitud profesional mediante la realización de una formación inicial y que, posteriormente, cada cinco años renueven dicho CAP a través de los correspondientes cursos de formación continua.

Seguro para camiones
El nuevo ROTT introduce cambios en el Certificado de Aptitud Profesional
5 (100%) 1 vote[s]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *