En vigor el nuevo sistema europeo (RDE) de medición de emisiones

Desde el 1 de septiembre los fabricantes de turismos y vehículos comerciales están obligados a medir las emisiones contaminantes a través del sistema europeo RDE, cuya novedad es que realiza las mediciones en carretera y en circunstancias reales del tráfico.

NUEVO SISTEMA DE MEDICIÓN DE EMISIONES

Desde el pasado día 1 de septiembre el sistema europeo de medición de emisiones (RDE) ha entrado en vigor para todos los vehículos comerciales equipados con motores de combustión. En líneas generales se trata de la primera prueba a nivel mundial que, realizada directamente en carretera y en condiciones reales de tráfico, se utiliza para medir las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) y los niveles de partículas.

Este nuevo estándar, que afecta a todo tipo y categorías de vehículos, complementa a la normativa WLTP a la hora de determinar el consumo y las emisiones de CO2. La norma RDE para la medición de partículas entró en vigor el 1 de septiembre de 2018 para turismos y vehículos comerciales de pequeño formato y desde el pasado día 1 también afecta a las furgonetas de mayor capacidad de carga. Está previsto que en 2021 estos límites de emisiones sean aún más restrictivos.

Durante los últimos quince años las nuevas tecnologías y las sucesivas normativas Euro consensuadas por la Comisión Europea con los fabricantes de vehículos, han ayudado a disminuir los límites de NOx y de partículas de los motores diésel, lo que ha permitido que en la actualidad se pueda eliminar a través del filtrado el 99,9% de las partículas sólidas y que en conjunto los vehículos de nueva generación emitan hasta un 84% menos de óxidos de nitrógeno.

Desde la patronal Anfac, que agrupa en nuestro país a los fabricantes españoles de automóviles y vehículos industriales, se calcula que la inversión para reducir el impacto ambiental del sector de la automoción ha sido de 50.000 millones de euros en los últimos cinco años. Frente a este dato, y por el contrario, el progresivo envejecimiento del parque español de automóviles, con una media de 12,4 años de edad, es un factor fundamental que obstaculiza la necesaria reducción de emisiones.

En este sentido desde Faconauto los concesionarios y distribuidores de vehículos apoyan medidas de apoyo a la renovación del parque español de vehículos, con el fin de retirar de la circulación las unidades más antiguas y contaminantes y sustituirlas por unidades más sostenibles con motores eléctricos, híbridos o de combustión más modernos y por lo tanto menos contaminantes.

Seguro para camiones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *