Enséñame tu forma de caminar y te diré cómo está tu salud

Diversos estudios médicos y científicos prueban que la forma de caminar de las personas puede darnos pistas acerca de cómo está de salud. Tanto es así que la velocidad a la hora de dar nuestros pasos es un indicador de mortalidad tan fiable como lo pueden ser el índice de masa corporal o la tensión arterial.

nuestra forma de caminar puede revelar aspectos sobre nuestra salud presente y futura

La forma de caminar que tenemos las personas puede ofrecer datos suficientes a los médicos sobre cuál es el estado de nuestro corazón y de nuestro cerebro y que enfermedades nos podrán afectar en el futuro.

Caminar a paso ligero es una muestra de que la persona goza de buena salud. De hecho la velocidad a la que caminamos es un indicador del riesgo de mortalidad tan fiable como el índice de masa corporal o la tensión arterial.

Además, tal y como asegura un estudio realizado por la prestigiosa revista médica “Jama”, calculando el ritmo de andar se puede estimar la edad biológica de una persona. Esta edad no tiene nada que ver con la que aparece en nuestro documento de identidad, pues la edad biológica puede ser superior o inferior a la de nuestro DNI en función de los hábitos de vida. Según los responsables de la investigación aquellas personas que caminan de forma más rápida tienen una edad biológica menor.

La forma de caminar podría predecir la demencia

Erica Camargo y un grupo de investigadores del Centro Médico de Boston (EEUU) llevan años defendiendo la teoría de que la forma de caminar afecta al correcto funcionamiento del cerebro. Tras once años de investigación analizando la relación existente entre la velocidad al caminar y la función cognitiva, un proyecto en el que han participado más de 2.400 pacientes, han llegado a la conclusión de que aquellas personas que caminan a un paso más lento tienen un menor volumen cerebral, una memoria más débil y menor destreza a la hora de comunicarse y tomar decisiones. Además, en los inicios del estudio llegaron a afirmar que las personas con una velocidad menor tenían 1,5 veces más de probabilidades de padecer demencia al llegar a la tercera edad.

caminar es importante para la salud pero la forma de hacerlo también dice mucho

Esta postura también la defiende Manuel Montero-Odasso, geriatra de la Universidad de Buenos Aires (Argentina), que lleva años buscando los síntomas precoces para detectar la demencia y parece que la forma de caminar es uno de ellos. Montero-Odasso asegura que midiendo la arritmia de los pasos se pueden detectar problemas de demencia antes de ser un problema grave e irreversible.

En la Escuela de Medicina Albert Einstein de Nueva York también son partidarios de esta teoría. Los investigadores identificaron, en un reciente estudio, una condición llamada Síndrome de Riesgo Cognitivo Motriz (MCR), que asocia una menor memoria con una velocidad lenta al caminar.

En este estudio se examinó a 26 802 adultos mayores de 60 años y se llegó a la conclusión de que el 10% de ellos cumplía los criterios para MCR. Los participantes diagnosticados tenían dos veces más de probabilidades de desarrollar demencia en los diez próximos años en comparación con aquellos que habían dado negativo.

La forma de caminar dice mucho de tu personalidad

estudios científicos muestran la relación entre nuestra forma de caminar y nuestra salud

La manera en la que damos nuestros pasos no solo puede dar pistas de nuestro estado de salud, sino también de nuestra personalidad. Según una investigación realizada por la Universidad de Portsmouth (Reino Unido), las personas que caminan rotando de forma exagerada la pelvis y adelantando el hombro opuesto tienden a ser más agresivas que el resto. Por su parte, caminar con pasos cortos y lentos puede ser un síntoma de que la persona sufre una depresión o va a sufrirla a corto plazo.

Otra de las investigaciones al respecto, esta vez realizada en la Universidad de Kent, demuestra que las personas nerviosas tienden a girar a la izquierda más veces que las tranquilas. Este comportamiento se asocia a la actividad del hemisferio derecho del cerebro.

Además, en el caso de las mujeres y según un estudio publicado en la revista “Journal of Sexual Medicine” y realizado por investigadores belgas, unos pasos enérgicos, amplios y rápidos son síntoma de una vida sexual activa y placentera. En el estudio llegaron a adivinar qué mujeres habían tenido un orgasmo recientemente con una tasa de acierto del 81,25%.

seguro médico
Enséñame tu forma de caminar y te diré cómo está tu salud
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *